lunes. 21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo

El Villalonga coge ritmo e impulso ante el Castro

Fran Fandiño, del Ribadumia, intenta robar un balón durante un partido
Fran Fandiño, del Ribadumia, intenta robar un balón durante un partido
El Ribadumia cayó ante el Cerdeda por 2-3 ► El Sanxenxo, el Portonovo y el O Grove pierden y se sitúan en zona de peligro

NO HAY QUIEN PUEDA con el Villalonga. Los de Antonio Fernández le han tomado la medida a la Tercera División y ya sumaron su tercera victoria consecutiva. El conjunto celeste se impuso por 1-2 ante el Castro. Es decir, un triunfo a domicilio ante un rival directo por la permanencia. 

Con ese resultado, el Villalonga está más cerca de los puestos de play-off que del descenso, adelantando a equipos como el Cerceda, el Negreira o el Alondras en la tabla clasificatoria. En la próxima jornada, los de Antonio Fernández se medirán al As Pontes, que está en puestos de descenso. 

Por su parte, el Arosa consiguió un empate agridulce en la cancha del Dubra (1-1). Sí, agridulce porque lo consiguió con un gol de su rival en propia puerta y porque este era un recién ascendido. Sin embargo, siempre es bueno puntuar a domicilio. Además, el resultado le ha valido para seguir en la cuarta posición, empatado a puntos con el Deportivo B. 

La buena noticia podría darla Changui en los próximos días, ya que podría recibir el alta hospitalaria para seguir recuperándose en casa

No les fue tan bien al Alondras y al Choco. El primero cayó ante el líder de la categoría (0-1), el Rápido de Bouzas de Patxi Salinas, que está haciendo una temporada envidiable. Mientras tanto, los de Marcos Montes cedieron ante el Céltiga (1-0), que fue mejor y se proclamó equipo revelación de la categoría: es sexto a solo dos puntos del play-off. 

El Ribadumia tampoco tuvo suerte. Peleó y luchó pero tuvo todo en su contra. Los de David Sierra ganaban 2-1 en los últimos instantes del partido, pero algunas decisiones arbitrales perjudicaron al equipo. El empate llegó en un córner que debía haber sido falta a favor del Ribadumia. El colegiado añadió cinco minutos y el tercer tanto se anotó en el 97. Es decir, dos minutos más del tiempo que había establecido. 

La derrota dolió, pero dolió más la forma en que se sucedió. Esta semana será complicada para el Ribadumia, que deberá recuperarse de todos los palos recibidos. La buena noticia podría darla Changui en los próximos días, ya que podría recibir el alta hospitalaria para seguir recuperándose en casa. Pese a ello, no se sabe si volverá a los campos de fútbol.


De capa caída 

En Regional Preferente las cosas no fueron bien. El Portonovo, el Xuventú Sanxenxo y el Unión SD O Grove se han metido en un problema al perder esta semana. Los dos primeros se quedan a un punto del descenso, mientras que el conjunto que dirige Nel Blanco está metido de lleno en la zona de peligro.

El Portonovo cayó derrotado ante el Porriño Industrial de Rubén Sotelo (2-3). Los de Borja Burgos no son capaces de remontar y el partido ante el conjunto porriñés se les puso muy cuesta arriba. Eso sí, Sotelo además del a victoria, se llevó un buen susto con uno de sus jugadores, Bruno. En un saque de esquina, el portero Fernando, en su salida, se llevó por delante a su compañero, dándole un golpe en la sien, lo que le hizo caer fulminado. El árbitro detuvo el juego y se pidió una ambulancia por la gravedad de la situación. 

El Estradense logró un meritorio empate ante el Arenteiro, líder de la tabla

Por su parte, el Xuventú Sanxenxo no fue capaz de sacar nada positivo de su visita a Moaña. Fue el reencuentro de muchos jugadores (varios futbolistas de O Morrazo militaron en el conjunto amarillo), pero también el regreso de Óscar García a su tierra. Sin embargo, los de Pereira estuvieron más acertados en sus ocasiones y se llevaron los tres puntos por goleada (3-0). El Sanxenxo es el equipo con peor racha de Regional Preferente y necesita puntuar sí o sí en la próxima semana ante el Alertanavia. 

Por su parte, el USD O Grove hizo un buen partido. Empezó ganando 1-0, pero bajó su nivel cuando el Valladares logró el empate. A partir de ahí, los de Nel ya no serían capaces de anotar y recibirían otro tanto en contra. De esta forma, el conjunto meco es penúltimo, pero una victoria ante el Gondomar la próxima semana podría sacarle de la zona de peligro. 

Por último, el Estradense logró un meritorio empate ante el Arenteiro, líder de la tabla.

El Villalonga coge ritmo e impulso ante el Castro
Comentarios