jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

"Me emociona que mi medalla fuese deseada por todo el mundo"

Teresa Portela. JAVIER CERVERA MERCADILLO
Teresa Portela. JAVIER CERVERA MERCADILLO
Teresa Portela piragüista española consiguió por fin la medalla que pone la guinda del pastel a una trayectoria impecable que la ha mantenido durante más de dos décadas en la élite universal. Más de una treintena de preseas en Mundiales y Europeos y seis participaciones en Juegos Olímpicos la sitúan entre las elegidas del deporte internacional y la hacen acreedora del Premio Pontevedreses 2021

Siempre con una humilde sonrisa y un tono amable, Teresa Portela toma su vehículo desde O Grove en dirección a Pontevedra, como casi cada mañana, para proseguir con los entrenamientos hacia los séptimos Juegos Olímpicos de su carrera. Ninguna mujer en España tiene tantos.

Portela los saborea en medio de unos meses locos, llenos de reconocimientos, homenajes, entrevistas y el colofón de un premio con el más profundo y entrañable sentir de su ciudad de adopción, Pontevedra.

¿Le hace ilusión?

Que piensen en mí es un halago. Claro que me hace ilusión. Y más siendo en Pontevedra. Cuando te dan premios a nivel nacional te gusta, pero que en tu entorno te reconozcan te hace mucha ilusión.

¿Cómo están siendo los meses posteriores a haber obtenido la medalla: mucho estrés?

Lo estoy llevando bien. Una medalla olímpica trae consigo el reconocimiento, actos y eventos que surgen, pero forma parte de esto. Es positivo, porque el trabajo se ve reconocido. Estos meses han sido movidos, ha sido un no parar.

¿Pudo descansar algo desde los Juegos Olímpicos?

Cada vez que acabo una competición, tengo ganas de ir con los míos y descansar. Es la forma que tengo de rebajar la tensión que genera la competición y de reponer fuerzas mentales. Hubo ciertos eventos que no me permitían tener ese descanso, pero al final sí conseguimos escaparnos una semana. Eso me dio lo que necesitaba, me permitió bajar las pulsaciones y despejar la mente, no estar pendiente de nada. Necesitaba estar sin reloj.

¿No es injusto que una medalla cambie tanto la percepción sobre una deportista con una trayectoria tan dilatada como la suya?

Unos Juegos Olímpicos es el mayor acontecimiento mundial, tienen mucha repercusión. Una medalla olímpica es un gran altavoz, un gran escaparate. Mucha gente podría conocerme y mucha otra lo ha hecho a través de esa medalla. Es un espacio que te da a conocer a mucha gente. Hay diferencia entre ser cuarta o quinta como había sido en los Juegos anteriores a ser segunda ahora. Pero la realidad es que la diferencia entre esos puestos es de milésimas. A nivel de repercusión cambia mucho. De ahí mi insistencia en darme una oportunidad tras otra para lograrlo.

Usted nunca dejó de creer en sus posibilidades...

Sí. No se trataba de fiarse del DNI. Importa, pero también importan los tiempos que estaba realizando. Yo sé todo lo que había trabajado. Sabía que tenía opciones, al igual que las tuve en Londres. En 2019 había sido medalla en el Campeonato del Mundo. Hubo una pandemia de por medio que hizo que se perdiese la noción de cómo estábamos todas. Pero cuando has trabajado tanto y te encuentras bien, hay que acudir a la prueba con mente positiva y ganadora.

¿Cuántas veces vio la prueba de Tokio repetida?

Muchas. Hay quien te la manda, quien la publica. Tropiezo con la carrera y la acabo viendo.

¿Se emociona viéndose?

Sí. Me hace revivir ese momento y esa emoción. Fue muy grande, una liberación. Es un examen saldado con buena nota. Lo conseguimos. No fui yo sola. Está mi entrenador, que es vital, mi marido, los que me facilitan instalaciones. No la siento solo mía. Estoy muy agradecida a todo el entorno que puso su granito de arena.

Pocas veces se ha visto a una deportista de cuyo éxito se haya alegrado tanto gente. ¿Le llegó eso?

Me llegó. De una manera... Ayer mismo me detuvo una señora con lágrimas en los ojos, diciéndome que se sentía orgullosa, que se veía reflejada por el hecho de ser madre y trabajadora. Le dije ‘me vas a hacer llorar’. Mucha gente me transmitió eso y me emociona que mi medalla fuera deseada por todo el mundo. Mil gracias por los deseos.

¿Tiene la impresión de ser una referencia para tantos deportistas, por su trayectoria y su tenacidad hasta lograr la medalla?

Lo noto con los niños del club de Aldán. Ven que alguien cercano de su pueblo ha conseguido ir a los sextos Juegos para conseguir la medalla. Que pueda resultarles inspirador es un halago. Me gusta mostrar que el resultado es lo que buscamos, pero lo normal es que no lo logremos. Y para hacerlo, es fundamental el trabajo y la insistencia. Para ganar, antes hay que perder muchas veces.

"Convertirme en la primera mujer española con seis Juegos Olímpicos sí que es una medalla"

¿Que pesa más: ser la española con más Juegos o la Plata olímpica?

Se hablaba de que me faltaba la medalla olímpica. Pero esa medalla no la cambio por toda mi trayectoria. Aunque no me den medalla por los 21 años en la élite, yo lo siento como un grandísimo logro.

¿Cuántos deportistas consiguen el éxito en sus primeros Juegos y no vuelven a ellos?

Yo he podido ir a seis y haber subido al podio en los sextos. No cambio esta medalla por todos estos años. Convertirme en la primera mujer española con seis Juegos sí que es una medalla.

Y ahora, ¿a por los séptimos?

Sí. No puedo asegurar que vaya a estar. Pero me gusta plantearme mis objetivos a corto plazo con uno a medio plazo. Y ése es París. ¿Será la abanderada en París? Sería algo increíble. No depende de mí. Me encantaría. Es algo a lo que muy poca gente optó y debe de ser una vivencia increíble.

¿Hasta cuándo la gasolina?

Si antes ya tenía, ahora tengo un extra de gasolina. Me guío por mis ganas de sacrificarme. Obviamente tiene que haber resultados. Nadie insiste 20 años si no los obtiene. Es lo que hace que le encuentre sentido a las horas invertidas.

¿Su hija es consciente de quién es mamá?

Sí. La siento orgullosa. Y me hace feliz que se sienta así.

"Me emociona que mi medalla fuese deseada por todo el mundo"
Comentarios
ç