jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

Los entrenadores, en desacuerdo con la nueva Segunda B

Luisito, en la imagen durante un partido en Pasarón, es uno de los técnicos que se han mostrado críticos con la medida. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Luisito, en la imagen durante un partido en Pasarón, es uno de los técnicos que se han mostrado críticos con la medida. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La remodelación de la categoría de bronce del fútbol español no convence a gran parte de los principales entrenadores gallegos

El nuevo sistema de competición que se plantea instaurar en la Segunda División B de cara a la próxima temporada está levantando ampollas, especialmente en el entorno del Pontevedra CF, que tendrá competencia dura al pelear por la categoría entre un total de 100 equipos divididos en subgrupos que se dividirán por clasificación y no por situación geográfica como hasta ahora.

La reforma anuncia no ha agradado demasiado en el mundo de los entrenadores. "Lo de 100 equipos en Segunda B es empobrecer más la categoría. Es una decisión que intentan adoptar para contentar al mayor numero de equipos posibles pero no es justo", señala el que fuera entrenador del Celta B Jacobo Montes.

Tampoco Luisito, con quien precisamente el club granate dio el salto a esta categoría, se muestra a favor del nuevo modelo a implantar el próximo curso. "Lo tienen encaminado, pero va a haber muchas denuncias si se ven perjudicados. Yo no sé hasta dónde va a llegar todo".

Además el entrenador del Deportivo B añade que "no se hasta qué punto va a ser beneficiosa. Siempre han dicho que tenía que haber un cambio en Segunda B y ahora están aprovechando para hacer ese cambio, pero a mí no me parece correcto".

Ahora queda mantenerse a la espera de en qué forma se resolverá la temporada. "Tenemos que aceptar las reglas pero había unas reglas estipuladas al principio de temporada que no se han cumplido y duele un poco", afirma Montes.

Fredi Álvarez trata de encontrar el lado positivo de la situación. "Estamos en una situación delicada para cualquier deporte. Es un caso excepcional difícil de gestionar. Yo creo que desde dentro intentan buscar la mejor solución para que cuantos menos equipos perjudicados mejor", apunta. Confía en que esta nueva dinámica sea positivo para los clubes: "Es una opción difícil pero algo tienen que hacer. Tiene que cambiar algo en la Segunda B y Tercera, son categorías devaluadas, equipos con potencial tremendo que les es difícil ascender. Esto puede hacer que grandes equipos tengan posibilidades".

Por el contrario, el ex entrenador del Pontevedra Milucho se muestra favorable al nuevo sistema que se pretende implantar de cara a la próxima temporada.

"Me parece que la Segunda B estaba demasiado masificada y equipos no tenían el nivel para estar en ella. Este nuevo sistema me parece buena idea", apunta. "Yo creo que las decisiones tomadas con prisas siempre dejan daños colaterales y heridos en el camino, pero la Segunda B necesitaba una vuelta completa que tenga equipos serios y competitivos", sentencia el ex entrenador.

Las peñas opinan. "Es un disparate hacer eso"
Las peñas del Pontevedra C.F. no dan crédito a la nueva idea de la RFEF que afecta a su club y por consiguiente, a ellos como aficionados. "Es un disparate absoluto y si encima no se hace de manera geográfica mas todavía", apunta Alberto Carrera, antiguo dirigente de la asociación Furya Granate y actualmente socio de Os Siareiros Granates. "Seguramente habrá mas equipos difíciles, la liga sera mas complicada", apunta Alberto.

Por su parte, Kiko Alonso, vicepresidente de la peña Unión Granate asegura que "yo estas locuras no las veo tan lógicas y menos como están las cosas". Respecto a la parte que les corresponde, Alonso afirma que "para los aficionados y peñas, lo del tema de desplazamientos va a ser muy complicado".

Por otro lado, el propio presidente de la misma peña, José Torres , asegura que "si ahora con 80 equipos mira la que montan, si les meten mas equipos va a ser peor".

A pesar de ello, el dirigente de la peña granate asegura que "yo soy partidario de reestructurar la Segunda B".

Gustavo Falque: "Yo no quiero esto"

También ha caído como un jarro de agua fría para el representante de equipos gallegos en las asambleas de Segunda B. Gustavo Falque asegura que "es un desequilibrio enorme. No puedes jugarte un descenso que es traumático en una competición de diez equipos".

El que es el actual dirigente del Coruxo añade que "yo no quiero esto. No se quién lo ha ideado, pero para mi no son sensatos, les falta sensatez y conocimientos de lo que somos los clubes y la afición y por que se mueve el fútbol".

Falque no encuentra el punto positivo a esta nueva idea de medida para los equipos y se mantiene contrario a que se lleve a cabo. "Lo primero es ver cómo se cierra esta temporada, que yo aún no tengo claro que se cierre así. Las consecuencias de haber cerrado esta competición así las tendremos en la próxima. Aumentan los equipos en una categoría que ha costado mucho que sea respetable y con estas medidas lo que se hace es devaluar la categoría en un 20% o mas", sentencia.

Gustavo deja claro que no se ha tenido en cuenta la crisis sanitaria que está atravesando el país, que está generando a su vez un desastre económico que afectará a los deportes, y por consiguiente, al fútbol.

"Tenemos unas condiciones de la sociedad, que estamos metidos en un problema grave de salud y va a afectar a que los aficionados, simpatizantes, no puedan convivir ni estar con el equipo, hay unos protocolos sanitarios que hay que seguir cumpliendo, y por otro lado la dificultad de las empresas, publicidad, patrocinadores, que esta en horas bajas, en plena supervivencia", apunta Falque.

El representante de los clubes gallegos asegura que, de manera global, esta nueva medida va a "afectar al nivel de la categoría y por tanto, al interés de la competición".

Gustavo Falque, a pesar de mostrar su contrariedad hacia lo que se pretende ir en la Segunda División B, asegura que la única opción que queda en caso de llevarse a cabo finalmente, es asumir las consecuencias y acatar lo que la Federación estipula correcto para los clubes de la categoría el próximo año.

Los entrenadores, en desacuerdo con la nueva Segunda B
Comentarios