domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

Carol Agulla: "No me esperaba esta salida"

La jugadora del Burela Dany protege el balón ante Carol Agulla en la final de la Copa de la Reina de la pasada temporada. RFEF
La jugadora del Burela Dany protege el balón ante Carol Agulla en la final de la Copa de la Reina de la pasada temporada. RFEF
La jugadora deja con pena el Poio Pescamar "sin jugar ni un minuto" en el final del curso, después de "un año complicado" ► "El fútbol sala acabó aborreciéndome", reconoce

Con solo 20 años, Carol Agulla ya es uno de los nombres míticos del Poio Pescamar. La canterana se convirtió la pasada temporada en la segunda jugadora con más campañas defendiendo el escudo del Poio en la máxima categoría, solo por detrás de Silvia Aguete. El curso que viene, Carol no seguirá de rojilla, una decisión que tomó para darle prioridad a sus estudios. Aunque el académico no fue el único motivo por el que ya no seguirá en A Seca.

La cierre ha decidido renunciar de momento a su carrera profesional en el fútbol sala para irse de Erasmus a Rumanía el próximo curso. Agulla tomó la decisión cuando ya se había "recuperado de la rodilla", comenta en relación a la lesión que sufrió la pasada temporada y de la que tuvo varias recaídas. "Entonces tuve una reunión con el presidente, Juanjo García, estuvimos hablando y le comuniqué que no iba a seguir", explica.

Una salida consensuada con la directiva, en un momento de la temporada en el que la ya exjugadora rojilla "no sabía si el club quería renovarme o no", algo que todavía desconoce. En aquel momento, el presidente "entendió perfectamente" la decisión de la joven jugadora y le aseguró que "tenía las puertas abiertas" en el Poio. Sin embargo, "después de tanto tiempo en el club" Agulla se esperaba "otra salida, no la que se me dio".

A la joven poiense se le juntó todo "en un año complicado". "Por una cosa o por otra el fútbol sala acabó aborreciéndome", comenta. "Para mí antes no era una pérdida de tiempo, y ahora veía que no disfrutaba lo suficiente como para perderme cosas de mi vida", matiza la joven, lo que la llevó a dar el paso que "la verdad, nunca hubiese dado para irme fuera a estudiar u otra cosa".

La lesión en su rodilla izquierda la acompañó durante su último año en el Poio, y aunque asegura que "la primera vez que recaí lo llevé bastante bien", Carol Agulla también reconoce que "la segunda recaída se me complicó bastante y ahí fue un momento muy duro".

Pese a todo, la poiense sintió que volvía "muy bien físicamente" de su recuperación. "Me encontraba muy bien con el balón, y entrenaba muy bien, mis compañeras me lo decían", comenta. "Pero no contaba con minutos", añade.

Una falta de participación que no le llevó a tomar la decisión de irse pero sí que le "ayudó a dar el paso". El detonante fue psicológico, después de un año muy malo. "No sé decirte. En dos o tres meses, a lo mejor lo echo de menos y necesito tener un balón todo el día. Pero ahora mismo no me pongas un balón delante", expresa.

Y es que el hartazgo le hizo llegar a pensar: "Si jugaba bien, y sino pues nada". Pese a la desazón, la cierre reconoce que le entristece dejar "el fútbol sala y el club que se supone que es el club de mi vida sin jugar ni un minuto".

Carol Agulla: "No me esperaba esta salida"
Comentarios
ç