jueves. 24.06.2021 |
El tiempo
jueves. 24.06.2021
El tiempo

Un 'espía' para la trinchera

Jorge Fernández, en el último partido en Pasarón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Jorge Fernández, en el último partido en Pasarón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Jorge Fernández jugó durante cuatro temporadas en Les Caleyes, campo que el Pontevedra visita este fin de semana ► "El partido de Coruxo es un espejo de lo que nos encontraremos. Y no se puede repetir lo mismo", avisa el asturiano

Cuatro temporadas en las que fue eminentemente feliz, con algunos sinsabores importantes. Eso es lo que volverá a la mente de Jorge Fernández el próximo domingo, cuando vuelva a oler un césped de Les Caleyes en el que él y su equipo se jugarán parte de su crédito y futuro. Porque el Pontevedra viajará a Villaviciosa a medirse con el Lealtad en una "final" por la permanencia para los granates, que deben ganar si no quieren jugarse su presencia en la cuarta categoría del fútbol nacional en la última fecha, ante el Oviedo Vetusta.

"Será un partido en el que tenemos que estar muy vivos en las segundas jugadas. Las disputas son fundamentales en ese campo, porque el Lealtad es un equipo de mucha garra y coraje. Si tú consigues igualar eso, tienes mucho ganado. Porque todos convendremos que, por calidad, somos superiores", explica Jorge Fernández, que hace una similitud entre Les Caleyes y O Vao. "El campo es muy similar. El partido de Coruxo debe ser un espejo de lo que nos encontraremos. Y no se puede repetir lo mismo. Allí creo que nos superaron por intensidad", recuerda el mediapunta asturiano.

Jorge Fernández, jugando con el Lealtad. FUTBOLASTURIANOA pesar de su aviso en cuanto a la importancia de la actitud a la hora de disputar los duelos, Jorge Fernández tiene claro que el equipo no se debe concentrar únicamente en eso. Y que focalizar demasiado, sería incluso un error. "Debemos estar metidos, pero una vez se ganen esas pelotas, no hay que caer en el error de dar balonazos. A partir de que tengas la posesión, hay que tratar de jugar", avisa Fernández, el mejor 'espía' posible para caminar sobre la trinchera que se encontrará el PCF en Villaviciosa.

De este modo, el de Corvera aguarda un choque "muy cerrado, como el partido de ida". "Pero sé que vamos a tener nuestras ocasiones y habrá que marcarlas", añade. En este sentido, el zurdo considera que el Lealtad es un equipo totalmente "opuesto" al Pontevedra de este curso: "Hablo con excompañeros y conocidos, aunque esta semana menos para no descubrir las cartas (ríe). Y por lo que comento y les he visto, son un equipo muy bien organizado defensivamente. Les cuesta hacer gol porque en los acercamientos que tienen, se diluyen un poco cuando llegan al área. Algo que a nosotros nos pasa al revés: quizá hemos concedido demasiados goles fáciles, pero producimos muchas ocasiones aunque nos ha costado marcarlas".

MALES. Precisamente a la hora de hablar de los males del equipo, Jorge Fernández tiene claro que es momento de no darle muchas más vueltas al tema. "Creo que hemos hablado demasiado de las expectativas. Ahora hablar de eso ya no ayuda. Creo que hay que dejarlo de lado y centrarnos única y exclusivamente en ganar al Lealtad, de la manera que sea. Aunque esa manera pasa por fomentar nuestras fortalezas y tratar de esconder nuestras debilidades", apunta.

Sin embargo, más allá de la mala clasificación al término de la primera fase subyace ahora una segunda ronda de la competición en la que el equipo está sufriendo por lograr resultados y convenciendo poco en el juego. También lo reconoce así Fernández, que saca su lado más analítico para reflexionar acerca de la trayectoria del equipo: "Creo que a lo largo de esta temporada hemos tenido momentos importantes. Ha habido momentos de buen juego en los que no conseguimos resultados. Eso nos hizo daño. Y como la situación apretaba muchísimo, generó más ansiedad. Si estás en ese estado, recurres a lo fácil, que es jugar directo y ver si a partir de ahí puedes crear algo. Pero eso ha sido fruto de la precipitación".

En este sentido, el "11" granate señala que con el cambio de entrenador el equipo recuperó "el buen juego, pero sin resultados" y ahora, en esta segunda fase, el equipo está viviendo una fase diferente: "Quizá ahora es más al revés. Contra el Sporting B veníamos de ganar al Covadonga, pero tampoco es que fuese un buen partido. Es decir, no estamos consiguiendo tener buenas sensaciones y así, cuando se te ponen por delante muy pronto, es un revés que te condiciona demasiado. La ansiedad vuelve a entrar. Creo que el principal problema es que no hemos conseguido encadenar una racha de buenas sensaciones y a la vez buenos resultados. No hemos conseguido un estado de ánimo de fortaleza".

Pese a ello, el asturiano destaca que prefieren jugar en casa que fuera, ya que aunque es evidente que "la afición está dolida", ante el Sporting escuchó "algunos pitos que no fueron nada exagerado". "He vivido situaciones peores. No es tan grave como para que nos afecte jugar en casa", recalca Jorge Fernández, listo para "sumar"—pese a que todavía no está a tope tras su esguince de rodilla— en una trinchera que conoce como nadie.

Un 'espía' para la trinchera
Comentarios
ç