martes. 14.07.2020 |
El tiempo
martes. 14.07.2020
El tiempo

El Pontevedra estudia las líneas maestras para el próximo curso

Roberto Feáns, el cuerpo técnico y la plantilla, en una reunión durante la presente temporada tras el cese de Luismi. DAVID FREIRE
Roberto Feáns, el cuerpo técnico y la plantilla, en una reunión durante la presente temporada tras el cese de Luismi. DAVID FREIRE
El club finaliza la ronda de reuniones con la plantilla para finiquitar la temporada 2019-2020, salpicada por el ERTE

La maquinaria vuelve a funcionar en el Pontevedra Club de Fútbol. Después de varias semanas de parón a la espera de la resolución definitiva de las competiciones por la crisis de la Covid-19, el PCF ha vuelto a funcionar.

En los últimos días, Lupe Murillo y Roberto Feáns han mantenido diversas reuniones para analizar la trayectoria de la última campaña, marcada por el cese de dos entrenadores, algo que nunca había sucedido en un mismo curso durante la etapa de Lupe Murillo como presidenta del club granate. En esos encuentros, el propio Feáns planteó ciertas dudas a la hora de continuar al frente de la dirección deportiva. Finalmente, en una clara apuesta por la estabilidad, el santiagués será el encargado de poner en marcha un nuevo proyecto. Será el sexto curso consecutivo de Feáns bajo el mando de la secretaría técnica. Todos los que Lupe lleva al mando del club.

Los jugadores aún no han recibido propuesta de renovación ni despedida, ya que primero se cerrará el técnico

Una vez la continuidad del director deportivo fue un hecho, el PCF se puso manos a la obra para finiquitar la última temporada. Como suele habitual, el club se ha reunido con todos los jugadores de la plantilla para poner en común la opinión acerca del último curso y establecer posibles posturas. Como novedad, este año, el finiquito de la temporada ha estado salpicado por el expediente de regulación temporal de empleo que el club pontevedrés ejecutó a principios del mes de abril.

Finalmente, en el ámbito económico, no ha habido problema para llegar a acuerdos entre los jugadores y el club según confirman varias fuentes, a pesar de la existencia de condicionantes especiales, como la finalización de la temporada sin haberse completado el calendario (y sus derivados problemas de primas por objetivos, partidos y demás).

Ahora, una vez ha mantenido reuniones con todos los integrantes de la plantilla y el cuerpo técnico, el club estudia las líneas maestras que guiarán el proyecto deportivo del próximo curso, clave por la enorme reestructuración prevista en una Segunda B de 100 equipos de los que solo cuatro ascenderán a Segunda División y otros 36 se quedarán en la nueva Segunda B Pro, que pasará a ser la tercera categoría nacional.

Teniendo en cuenta las enormes incertidumbres en cuanto a modelo de competición, desplazamientos o ingresos, el Pontevedra está apelando a la tranquilidad. Con mucho tiempo por delante, el club no quiere precipitarse. Y por ello aún no ha anunciado el entrenador del próximo curso ni ha hecho público a los jugadores su interés o no para que sigan vinculados a la entidad a partir de junio. Tan solo Jaouad Erraji, cedido, se ha despedido a través de un texto en sus redes sociales. Así, la plantilla espera nuevas llamadas en los próximos días para conocer la disposición de la entidad, que es consciente de que un 40% del actual plantel tiene contrato de cara a la temporada que viene.

Así, aunque se prevé que Jesús Ramos continúe como entrenador por su bagaje en la media docena de partidos dirigidos, no habrá movimientos definitivos hasta cerrar el nombre del técnico que ocupe el banquillo granate.

El Pontevedra estudia las líneas maestras para el próximo curso
Comentarios