Una Fábrica inagotable

El Pontevedra visita a un Castilla lleno de talento, aunque solo Peter y Arribas han debutado con el primer equipo ▶ 15 jugadores de los últimos tres partidos en Valdebebas están asentados en Primera
Jaime Seoane, ahora en el Getafe, agarra a Berrocal en el partido de la 18-19. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Jaime Seoane, ahora en el Getafe, agarra a Berrocal en el partido de la 18-19. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Pontevedra CF vuelve a encontrarse con uno de sus rivales acérrimos más tradicionales en la antigua Segunda B: el Real Madrid Castilla. El conjunto granate juega este domingo (12.00 horas) la casa del filial merengue, un Alfredo Di Stéfano en el que tan solo ha ganado una vez: en su penúltima visita, en el año 2019. Fue el último partido de liga, con el conjunto madridista ya clasificado para un play-off de ascenso del que el PCF se había quedado a las puertas una semana antes, tras caer en casa contra el Atlético de Madrid B.

Aquel curso, el Castilla de Solari y Manolo Díaz contaba con cuatro futbolistas que actualmente están muy consolidados en Primera División: Fran García (Rayo Vallecano), Jaime Seoane (Getafe), Dani Gómez (Espanyol) y Vinicius. El extremo brasileño formaba parte de aquel plantel, aunque solo jugó cinco partidos. Ninguno de ellos fue contra el Pontevedra. También estaba en aquella escuadra con Javi De Frutos, circunstancialmente en Segunda con el Levante, pero jugador con caché en la máxima categoría.

Esa plantilla es solo una más de todas las que en los últimos años han contado con jugadores que ahora están instalados en la máxima élite. Al curso siguiente (19-20), en el último enfrentamiento entre el cuadro lerezano y el madridista, al citado Fran García se le unieron Javi Hernández (Girona), Mario Gila (Lazio),  Víctor Chust (Cádiz), Antonio Blanco (Cádiz), Juanmi Latasa (Getafe), Reinier (Girona) y Rodrygo Goes, que participó en tres encuentros con el filial. Tras superar 2-1 al PCF en Valdebebas, el equipo dirigido ya por aquel entonces por Raúl González cayó derrotado 4-0 en Pasarón bajo el diluvio universal. Fue el último partido que se jugó en el estadio pontevedrés antes del confinamiento por la extensión del coronavirus.

El Pontevedra se ha medido en los últimos años a Fran García, Jaime Seoane, Mario Gila, Antonio Blanco, Reguilón u Óscar Rodríguez

Aquel curso 19-20 fue el tercero consecutivo en el que Castilla y Pontevedra se veían las caras tras más de un lustro sin coincidir. La serie se abrió en la campaña 17-18. El cuadro granate perdió 2-0 en la capital de España y le devolvió la moneda al Real con un 3-0 en las Rías Baixas. En aquel choque, además de Seoane y Dani Gómez, el filial contaba con Sergio Reguilón (Atlético de Madrid), Javi Sánchez (Valladolid) u Óscar Rodríguez (Celta).

Así, de las tres últimas plantillas del Real Madrid Castilla a las que el Pontevedra Club de Fútbol se ha medido, hay 15 jugadores asentados en la máxima élite. Dos de ellos (Vinicius y Rodrygo) fueron fichados y son internacionales con Brasil. Mientras, Antonio Blanco –de manera circunstancial por precaución por el covid–, Sergio Reguilón y Óscar Rodríguez saben lo que es jugar con la camiseta de la selección española absoluta.

Pese a ello, estos datos no son nada comparado con los del curso 2010-2011, la última temporada en la que el PCF visitó a Valdebebas antes del descenso a Tercera. En aquel equipo se juntaban hasta nueve jugadores que actualmente están en Primera. Incluso varios de ellos irán al Mundial. Son Dani Carvajal, Nacho Fernández, Álex Fernández (Cádiz), Luis Hernández (Cádiz), Pablo Sarabia (PSG), Joselu Mato (Espanyol), Álvaro Morata (Atlético de Madrid), Óscar Plano (Valladolid). A ellos se les unían un joven Jesé Rodríguez, y Denis Chéryshev (Venezia, de la Serie B) o un veterano Fran Rico, que jugó la ida (1-0), pero no estuvo disponible para regresar a Pasarón (0-2).

Por el mismo camino

La Fábrica, como es conocida popularmente la cantera del Real Madrid, es temporada tras temporada una de las grandes factorías del fútbol español, como no podía ser de otra forma. Y este curso, Raúl González vuelve a tener a disposición a un conjunto amplio de futbolistas talentosos. El Castilla es el equipo del Grupo 1 con una media de edad más baja, con 19,6 años.

A esa cifra ayuda la presencia de muchos jugadores todavía en edad juvenil, como Rafa Obrador, Edgar Pujol, Vinicius Tobías, Mario Martín, Álvaro Leiva, Álvaro Rodríguez o Iker Bravo. Todos ellos han tenido una reseñable participación en estas primeras diez jornadas, aunque algunos como Tobías, Obrador, Leiva o Bravo fueron fichados en las últimas temporadas o meses como promesas importantes formadas en otros equipos. También Noel López, canterano del Deportivo y que este curso afronta su primer año como sénior. El pasado miércoles, Obrador, Tobías y Bravo fueron titulares en la UEFA Youth League con el equipo merengue sub-19 bajo la dirección de Álvaro Arbeloa.

Más allá de este grupo, el núcleo duro de este Castilla lo componen veteranos como Rafa Marín, Carlos Dotor, Sergio Arribas o Peter Federico. Prácticamente un representante por zona del campo. De ellos, solo Arribas y Peter saben lo que es jugar oficialmente con el primer equipo del Real Madrid. El primero, un mediapunta que este curso es el máximo goleador del equipo (cuatro dianas) al estar jugando más arriba, ha disputado diez encuentros a las órdenes de Ancelotti –incluido unos octavos de Champions–, aunque todos ellos en la temporada 20-21. Este curso ha ido citado al partido contra el RB Leipzig, al igual que el meta Luis López, Dotor y Álvaro Rodríguez. También estuvo en una lista de Champions el otro meta, Lucas Cañizares –hijo de Santi–.

Por su parte, Peter entró en la dinámica del primer equipo el pasado curso. Disputó tres encuentros, ninguno de ellos como titular. El hispano-dominicano ha pasado de jugar como extremo derecho a pie cambiado a carrilero zurdo, algo que le está penalizando por no poder sacar a relucir su disparo. Pese a ello, es uno más de los grandes nombres de una Fábrica inagotable que el Pontevedra quiere cortocircuitar el domingo.

Comentarios