lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

Feliz y azul Navidad tras un año emocionante

JAVIER BARRIOS no conoce la relajación. A pesar de que ya estamos en fechas navideñas, con sus consiguientes vacaciones, el entrenador del Teucro no da respiro alguno a los suyos y no baja ni un ápice la exigencia de los entrenamientos. El jueves pasado, los jugadores de la entidad pontevedresa Carlos García y David Chapela llegaron media hora tarde a su cita con este periódico para hacer las fotos que ilustran este reportaje para felicitar las fiestas a todos los lectores de Diario de Pontevedra. ¿El motivo del retraso? Que el técnico no les dio respiro en el entrenamiento, que se alargó algo más de lo previsto para preparar a conciencia el último partido del año, que acabaría en victoria frente al Torrelavega, así que valió la pena la espera. A pesar del frío polar de la noche pontevedresa, ambos jugadores no faltaron al encuentro y quisieron felicitar las fiestas a todos los lectores de Diario de Pontevedra.

Ha sido un año de emociones fuertes para el Teucro. Se quedó a un paso de lograr el ascenso a Asobal y en la Copa del Rey llegó a octavos de final, donde cayó en el Municipal por solo un gol ante uno de los mejores equipos de España: el Granollers. Los pontevedreses llevaron a los catalanes al límite tras vencer en dieciseisavos a otro de los gallitos de la Asobal: el Valladolid. Estos dos partidos, que han tenido en vilo a la ciudad durante las últimas semanas, han demostrado que el Teucro puede hacer grandes cosas y que la Asobal no se le quedaría grande. A pesar de todo, Carlos García prefiere mantener la prudencia y tener los pies en el suelo: «Ese nivel es un poco engañoso, porque el plus de motivación que supusieron esos partidos quizás influyó bastante en nuestro rendimiento». Sin embargo, reconoce «que el nivel de la Asobal no es tan alto como otros años y un equipo como el nuestro, muy joven, con gente con mucha proyección, sí que podríamos estar en Asobal si conseguimos algún refuerzo importante y podríamos competir contra prácticamente todos los equipos de la categoría».

A recuperar fuerzas

Tras un comienzo fulgurante, el Teucro se ha desinflado en las últimas semanas. Por eso las vacaciones de Navidad llegan en el mejor momento, para descansar y volver con las pilas cargadas en enero. Los deberes están hechos, sobre todo tras la agónica victoria del pasado domingo en casa frente al Torrelavega, que supuso el mejor regalo posible para estas Navidades. Con los puestos de abajo lo suficientemente lejos para no sufrir, Carlos García mira hacia arriba: «El objetivo de la permanencia está prácticamente conseguido. Queremos fijar cotas más altas y por lo menos entrar en el play-off, intentar hacer un buen papel y a ser posible conseguir el ascenso». En la misma línea se muestra David Chapela: «Cuando jugamos motivados y como equipo le podemos disputar un partido a cualquiera».

Tras cuatro temporadas en División de Honor, la ciudad quiere volver tener a su equipo emblemático luchando con los mejores en la máxima categoría del balonmano español.

David Chapela y Carlos García se vistieron de Papa Noel en la Plaza de A Ferrería y pidieron el deseo que comparte toda la plantilla: disputar la fase de ascenso y, este año sí, culminar la machada y volver a Asobal.

No cabe duda de que Javier Barrios, David Chapela, Carlos García y el resto de los integrantes del Teucro han protagonizado momentos inolvidables esta temporada, y nadie mejor que ellos para desear unas prósperas y felices fiestas a todos los pontevedreses.

El Brindis

Por el deporte pontevedrés

Carlos García y David Chapela son dos de los grandes protagonistas del año en el deporte pontevedrés. Y quieren volver a serlo el próximo año. Pero no solo desean que el Teucro logre todos sus objetivos, sino que brindan porque la Navidad llegue cargada de buenas noticias para el deporte pontevedrés: que el Peixe Galego y el Xuventude Cambados completen un buen año en la Leb Plata, que el Pontevedra consiga la estabilidad tras unos últimos tiempos convulsos; que el fútbol base de la provincia mantenga su buena salud, que la gimnasia pontevedresa continúe en la élite autonómica y Nacional, que el Poio Pescamar y el Leis completen una gran temporada, etcétera.

Carlos García

«Pontevedra y el Teucro son mi segunda casa»

Esta temporada está siendo muy importante en la carrera de Carlos García. El extremo izquierdo del Teucro se ha consolidado como el gran pilar ofensivo del equipo que dirige Javier Barrios.

Natural de Carballo, lleva ya siete campañas en las filas del Teucro. Enamorado de la ciudad y del equipo, no se plantea su futuro lejos de la entidad pontevedresa. «Esta es mi segunda casa, ya llevo aquí siete años. Esperemos que pueda seguir muchos más y pueda jugar con el Teucro de nuevo en Asobal».

El excelso nivel que Carlos García está mostrando en esta temporada es uno de los clavos a los que se agarra el equipo para poder disputar la fase de ascenso. En la victoria del pasado sábado frente al Torrelavega, el extremo izquierdo anotó nada más y nada menos que doce goles, llevando en volandas a los suyos a una victoria importantísima que les permite mantenerse cerca de las primeras plazas.

Superación. Pero no ha sido un año fácil para el jugador de Carballo. «Ha sido un año difícil, porque venía de una lesión bastante grave. Me costó entrar en la dinámica del equipo, pero al final creo que lo conseguí y conseguimos algo muy bonito, fuimos a la fase de ascenso, que fue un regalo para todos nosotros tras un año difícil. La verdad es que la valoración, desde el punto de vista deportivo, es positiva. Colectivamente ha sido un año muy bonito».

Ahora, Carlos García se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. Sus goles y su carisma serán clave para entrar en la fase de ascenso a Asobal.

David Chapela

«Disputar la fase de ascenso sería un sueño»

David Chapela poco más puede pedir al 2013. Subcampeón mundial júnior con la selección española y pieza clave en el Teucro, el año que está llegando a su fin ha supuesto el despegue del central pontevedrés. «Creo que he ido de menos a más. Poco a poco fui cogiendo jugando más minutos, sobre todo en ataque, disputando en la fase de ascenso minutos importantes. Colectivamente me quedo con el regalo de la fase de ascenso. Esta temporada nos costó empezar pero hemos conseguido arañar puntos fuera y cedemos muy pocos en casa. Continuamos con esa motivación y más o menos ya nos vamos acomodando un poco».

Natural de Pontevedra, el central del Teucro vive un sueño: «Poder disputar esos partidos importantes con el equipo de tu ciudad, disputar la fase de ascenso y luchar por llegar a Asobal, es un auténtico sueño». Chapela también sueña con llegar a la Asobal, y señala que el equipo puede mostrar un nivel muy alto: «Cuando jugamos motivados y como equipo le podemos disputar un partido a cualquiera».

Sin duda que la dirección y el descaro de Chapela son clave en el juego del Teucro.

Feliz y azul Navidad tras un año emocionante
Comentarios
ç