El feudo que marca el ritmo

Los duelos clave por el título de campeón se disputan en Pasarón: este domingo el Zamora visita al Pontevedra y el Ourense CF lo hará en el tramo final. Los granates, letales en su campo
Los jugadores del Pontevedra celebran uno de los goles anotados ante el Cayón con los aficionados en Pasarón. DAVID FREIRE
photo_camera Los jugadores del Pontevedra celebran uno de los goles anotados ante el Cayón con los aficionados en Pasarón. DAVID FREIRE

El destino puede ser caprichoso. Pero en su afán por cumplir con el camino que desea, también puede dejar que la suerte acompañe al viajero. En este caso, al Pontevedra Club de Fútbol. El conjunto granate encara esta semana su segunda jornada consecutiva como local en Pasarón. Y lo cierto es que el conjunto que dirige Yago Iglesias está resultando letal en su campo. La realidad es que para llegar a estas alturas de la temporada como líder también tuvo que hacer frente a dos duelos seguidos a domicilio, en la primera vuelta.

Pero con los deberes hechos -y aprobados, en su mayoría, con sobresaliente- ahora le toca a los granates disfrutar del calor de su afición. Sin embargo, la trascendencia del partido del próximo domingo en Pasarón está más centrada en el quién que en el dónde. Y es que el Pontevedra recibe a uno de sus rivales más directos por la primera plaza, el Zamora de David Movilla.

El cuadro castellano y leonés es una de las principales amenazas por el título de campeón desde que se inició la competición liguera. A estas alturas del juego, casi puede afirmarse sin miedo al equívoco que la liga es cuestión de tres: Pontevedra CF, Ourense CF y Zamora. Y es que este último, que cierra el "top 3" en la clasificación, aventaja en once puntos a su inmediato perseguidor, el Rayo Cantabria.

Así, se antoja harto complicado que los equipos que luchan en las últimas plazas del play-off se metan de lleno en la disputa por el ascenso directo. Aunque sin duda no es imposible. Pero la realidad es que el partido que asumirá el Pontevedra este domingo en su campo reúne todas las condiciones para ser decisivo: es el segundo consecutivo a orillas del Lérez -donde el equipo está resultando letal- y abre la posibilidad de alejar al Zamora hasta seis puntos por debajo. Una distancia considerable en la jornada 24 de competición.

Así, los caprichos del destino han resultado incluso positivos en la trayectoria de los granates. No solo jugarán de nuevo en Pasarón, sino que lo harán ante uno de sus rivales más directos. Y su otro "adversario" en la contienda, el Ourense CF, también tendrá que pasar por las orillas del Lérez en su camino hacia Primera Federación. En la antepenúltima jornada de competición, los de Rubén Domínguez visitarán al Pontevedra. Aunque para entonces todavía faltan ocho partidos por disputarse.

Y es que Pasarón se ha consagrado como el feudo que marca el ritmo. Si bien los granates deben cumplir dentro y fuera de sus murallas, los partidos clave de la temporada se disputarán al aliento de los pontevedreses.

Sin tregua

El gran respeto que guardan los distintos contrincantes en sus visitas al Pontevedra no reside en otra cosa que en la extraordinaria dinámica de los granates como locales. En lo que va de temporada solo han perdido un partido, en la primera jornada ante la Gimnástica Torrelavega (1-2).

En la actualidad viven, además, un dulce momento en Pasarón. Y es que el Pontevedra enlaza cerca de cuatro meses sin dejarse ni un solo punto en su feudo: ha ganado los últimos seis partidos disputados ante rivales tan diferentes como Coruxo, Real Valladolid Promesas o SD Compostela. Pleno de puntos para un conjunto granate que en su campo despliega sus armas más potentes en ataque.

El cuadro lerezano ha marcado en su casa el 66% de sus goles esta temporada (un total de 51, que le sitúan como el máximo anotador de la categoría). Como apuntaba el propio Yago Iglesias tras el duelo con el Coruxo, es la quinta jornada consecutiva en Pasarón en la que el Pontevedra suma más de dos dianas a favor.

Todo ello lleva a los lerezanos a cifras casi estratosféricas y muy difíciles de alcanzar por sus rivales. Así, en las últimas seis jornadas como local -puntuando en todas ellas-, el equipo ha marcado nada menos que 19 goles y solo ha recibido en contra cuatro.

Todo ello le ha llevado a ser uno de los equipos más solventes en su campo, solo superado por el Ourense CF, que ha disputado un duelo más en Oira que el Pontevedra en Pasarón. Los puntos sumados por los granates a orillas del Lérez se han visto de todas las formas y colores. Porque pese a las goleadas que reflejan los marcadores, no todas ellas han sido cómodas.

De los últimos seis partidos en casa, el Pontevedra solo mantuvo su ventaja intacta en tres: ante la Arandina (2-0), la SD Compostela (3-0) y el Real Valladolid Promesas (3-1). En dichos duelos nunca perdió su poder en el marcador, pese a haber encajado frente al filial vallisoletano. Sin embargo, ante el RC Deportivo Fabril (4-1) y el propio Coruxo (3-1) a los granates les tocó remar a contracorriente.

Ambos derbis los iniciaron con el resultado en contra, adelantándose sus rivales. Pero otra de las facetas que ha demostrado el Pontevedra este año es su alta capacidad de reacción, que le ha llevado a obrar esas dos remontadas en los últimos duelos en casa; además de superar el empate del Cayón (1-1) hasta acabar firmando un contundente 4-1.

El rival: el Zamora, un visitante en racha

Si ocupa la tercera plaza en la clasificación, no es por casualidad. Ni mucho menos. El Zamora se ha mantenido en la zona alta -como Pontevedra y Ourense CF- siendo uno de los equipos más fiables toda la temporada. Los de David Movilla han demostrado una gran estabilidad en el Ruta de la Plata, pero también a domicilio.

De hecho, el equipo que visita este domingo Pasarón podría decirse que es un visitante en racha. Y es que los zamoranos enlazan cinco partidos consecutivos sin perder lejos de su feudo, lo cual les ha valido para ser el segundo mejor visitante del Grupo 1 -solo por detrás del propio Pontevedra, que tiene un partido más disputado a domicilio-.

El Zamora ha conseguido sumar 19 puntos en sus once partidos lejos del Ruta de la Plata, con una gran dinámica de solo dos derrotas, cuatro empates y cinco victorias.

Pero detrás de estas estadísticas se esconde un dato aún más revelador: los de David Movilla han logrado puntuar en los campos más exigentes del grupo. Así, se llevaron un punto de Guijuelo (0-0), al igual que habían hecho ante el Racing Villalbés (0-0); y también se impusieron en su visita a Oira ante el Ourense (0- 3), al Vero Boquete (0-1) o ante el Covadonga (0-2).

Comentarios