2-2 Frenazo en seco en el derbi

El Pontevedra regresa con un punto de un duelo ante la SD Compostela en el que se pudo llevar el triunfo con un monólogo de posesión y ocasiones en el segundo tiempo ▶ Los lerezanos tuvieron que empatar dos veces el partido
Charly y Churre celebran el gol en el Vero Boquete-San Lázaro, que supuso el 1-1. ADG MEDIA
photo_camera Charly y Churre celebran el gol en el Vero Boquete-San Lázaro, que supuso el 1-1. ADG MEDIA

El Pontevedra no pasó del empate en el Vero Boquete de San Lázaro en un partido que, como buen derbi, tuvo de todo. Necesitó empatar dos veces el encuentro la escuadra granate, que mereció ganar tras el arreón de la segunda parte, aunque únicamente pudo lograr un punto en la cita previa a recibir al Ourense CF, con el que está empatado a puntos, en lo alto de la clasificación, aunque por ahora la ventaja es del cuadro de Yago Iglesias, que no ha perdido ningún duelo con equipo gallegos esta temporada.

Se esperaba un choque de alto voltaje en Santiago y así fue. Un Compostela en cuadro, con hasta siete bajas, se medía con un Pontevedra con la necesidad de ganar -o puntuar- para recuperar el liderato y afrontar el duelo fratricida de la semana que viene en Pasarón con ventaja en la clasificación.

Era un partido especial para Yago Iglesias, técnico del cuadro pontevedrés, que volvía a la que fue su casa durante cuatro años. También era importante el partido para los locales, que, tras los pinchazos de Coruxo y Real Avilés, tenían una oportunidad de oro de meterse en la pelea por el playoff. Y no defraudó el encuentro desde el arranque.

Con el esquema de cinco defensas que tan bien le está funcionando a Antón Permuy -no ha encajado en los dos partidos que lo ha utilizado-, la SD salió sin temor pese al escenario y fue capaz de golpear primero. En un robo alto, el Compos abrió rápido a la banda izquierda donde se encontraba libre Jaime Santos. El carrilero zurdo levantó la cabeza y le puso un centro raso a Hugo Matos, que entraba desde segunda línea y, con un control y disparo rápido, definió con mucha calidad. Esa fue la gran arma del equipo blanquiazul en los primeros minutos.

En otra transición rápida, Jaime Santos volvió a encontrar solo a Manu Ramírez en el segundo palo, pero el centro fue muy llovido y el jugador lepero no consiguió dirigir su remate.

Con el paso de los minutos, el Pontevedra se fue encontrando en el campo e inclinando el juego hacia la meta local.

Sus primeras amenazas llegaron a balón parado. Conscientes de que Brais debutaba y que no es un portero de gran estatura, Dalisson hizo mucho daño con los saques de esquina cerrados. Así llegó en el minuto doce el tanto del empate. Charly se anticipó al guardameta local y cabeceó en el área pequeña.

El tanto le dio mucha calma a los pupilos de Yago Iglesias. En otro córner, Charly recibió un pase de cabeza de Borja Domínguez y, a la media vuelta, no encontró portería.

Poco a poco el partido se fue inclinando y la superioridad del Pontevedra comenzó a relucir. En una gran jugada entre Dalisson y Yelko en la frontal del área, Ángel finalizó, pero estrelló su derechazo contra el lateral de la red.

En los últimos minutos de la primera parte, el cuadro granate jugó con inteligencia y le rebajó el ritmo al juego mediante largas posesiones que terminaron por desesperar a un Compostela que ya no podía hacer transiciones.

Pese al empate y a que no hubo muchas ocasiones para decantar el marcador, la sensación fue que los pupilos de Yago Iglesias terminaban mejor el primer acto. Pero el fútbol es caprichoso. Y en la última acción de la primera parte, Soto peinó en el primer palo un saque de esquina cerrado botado por Manu Ramírez. El exjugador del Pontevedra lo celebró llevándose las manos al oído.

El equipo lerezano necesitaba que pasasen cosas tras el descanso y salió con la intención de jugar un partido de ida y vuelta, con mucho ritmo. Chiqui le cedió a Dalisson en el minuto 47 un buen balón, pero el jugador cántabro se durmió tras el control y llegó Roque para rechazar su disparo.

Aunque fue el Compostela quien tuvo la ocasión más clara. De Vicente perdonó un mano a mano frente a Edu, que se tiró bien a su derecha para detener. En la siguiente jugada, Dalisson lanzó una falta directa por encima de la barrera que Brais no pudo evitar que se convirtiera en el 2-2.

No era suficiente para Yago Iglesias el empate e introdujo a Rufo por Garay, lateral derecho, retrasando así a Ángel a la posición de defensa.

Y la segunda parte de la segunda mitad fue un monólogo del Pontevedra, que hizo valer su superioridad en la tabla. No dejó de atacar y de buscar el tercer gol, consciente de que el empate podía ser un botín escaso.

Con un equipo claramente preparado para atacar y volcado, no generó tampoco ocasiones claras y sus mejores opciones fueron con disparos lejanos. Brais se tuvo que emplear a fondo para palmear a córner un potente chut de Ángel desde la frontal. Sin que el Compostela se prodigase mucho en ataque, el Pontevedra no pudo materializar su dominio.

En la última ocasión, en el minuto 93, Guèye se deshizo de tres defensas por la banda derecha, pero estrelló contra el poste su sutil definición frente a Brais. El partido finalizó con un 2-2 que deja un sabor agridulce.

FICHA TÉCNICA
2 - Compostela: Brais, Caballé, Kike, Soto, Roque, Jaime Santos, Landeira, m. 80, Manu Ramírez, Jordan, m. 72, Samuel, De Vicente, Hugo Matos, Escoruela, m. 66, David Grande, M. Barreiro, m. 80-

2 - Pontevedra: Edu, Garay, Rufo, m. 63, Churre, Mario, Álex González, Dalisson, Samu Mayo, m. 76, Borja D., Yelko, Ángel Bastos, Carlos, Guèye, m. 76, Chiqui.

Goles: 1-0 Hugo Matos (min. 4). 1-1 Carlos (min. 12). 2-1 Soto (min. 45). 2-2 Dalisson (min. 58).

Árbitro: Mazo Maruri (Comité castellano y leonés). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Samuel, Caballé y Roque y a los visitantes Churre y Guèye.

Incidencias: Vero Boquete de San Lázaro. 3.781 espectadores.

Comentarios