jueves. 22.04.2021 |
El tiempo
jueves. 22.04.2021
El tiempo

El Pontevedra, al frente sin esquivar la realidad

Jorge Hernández rodeado por rivales del Compostela. DAVID FREIRE
Jorge Hernández rodeado por rivales del Compostela. DAVID FREIRE
Jorge Fernández se muestra autocrítico: "Estamos aquí porque lo merecemos. Pase lo que pase en la segunda fase, la temporada va a ser mala", pero recuerda que ahora es clave para el Pontevedra canalizar la energía hacia siguientes duelos

"El equipo estaba confeccionado para un objetivo totalmente diferente. Pero la realidad es que estamos donde estamos. Y no podemos decir que sea de una manera injusta o por mala suerte. Estamos aquí porque merecemos estarlo por lo que hemos hecho": analítico, profundo y honesto, Jorge Fernández esquiva las excusas y asume la realidad, el trayecto que ha llevado al Pontevedra a estar condenado a luchar por la permanencia en Segunda B, o la nueva Segunda RFEF.

Fernández es consciente de la importancia de la mente humana en el rendimiento deportivo. Realiza sus análisis intentando canalizar la energía hacia la mejor manera de afrontar los dos meses venideros. Y no cree que el conjunto vaya a estar más responsabilizado por el hecho de haberse desviado de su objetivo inicial.

"Si estuviésemos jugando en la fase para disputar el play-off, eso tampoco nos generaría una tensión superior a la implícita de una promoción. Esto no tiene por qué crear una presión especial. Hablar ahora de play-off y de otros objetivos no tiene sentido. Ahora mismo, solo debemos pensar en ganarle al Covadonga. Salirse de ese camino nos va a perjudicar", explica el jugador asturiano.

Y aunque tiene dotes analíticas o quizás precisamente por ello, Fernández no halla una explicación concreta y científica de lo que le ha sucedido al Pontevedra para acabar la primera fase en séptimo lugar. "Es algo que ha analizado todo el mundo. Pero no hay una causa concreta. Cada aficionado verá los partidos y sacará sus conclusiones. Si fuese solo un factor, todo consistiría en corregirlo".

Lo que no obvia en ningún momento es que la clasificación del colectivo es decepcionante, pero al mismo tiempo es consciente de que la automutilación en medio de la pelea solo puede conducir a perderla. "Hay que acabar esto de la mejor manera posible: permaneciendo en Segunda B, y luego cuando esto acabe, sabiendo que pase lo que pase la temporada va a ser mala -no vamos a vender como un éxito permanecer en Segunda B, porque no lo es-, habrá tiempo para sacar conclusiones. Pero no creo que sea nada positivo para club, aficionados y jugadores hablar ahora de por qué estamos donde estamos". 

La plantilla está concentrada en vencer los duelos que le restan, en los últimos ocho esfuerzos de la temporada "en ganar todo lo que queda: nosotros, el Covadonga, el Coruxo, el Guijuelo y todo el mundo". 

Eso sí, Jorge no puede obviar que tanto él como sus compañeros no viven en un estado de euforia. "El ánimo de la plantilla, obviamente, no es el mismo que si estuviese entre los tres primeros. Pero eso no es una disculpa. Al final, cualquier persona no se levanta siempre con el mismo ánimo, pero no por eso deja de hacer su trabajo". 

En ese sentido, la experiencia y los kilómetros recorridos por muchos de los futbolistas en sus trayectorias deben servirles a afrontar la situación. "Es evidente que en el fútbol lo anímico juega un papel importante. Pero somos un equipo con gente muy experimentada que ha pasado por todas estas situaciones. Al final hay que ser capaces de olvidar lo negativo y centrarse en lo positivo y estar concentrados. Que el estado de ánimo negativo? Algo habrá, pero seguramente un aficionado que el domingo vaya a Pasarón no vaya con la misma ilusión que si fuésemos a jugar contra el Burgos".

Estamos donde estamos y no se puede decir que sea de forma injusta o por mala suerte

PRÓXIMO RIVAL. El futbolista astur se midió hace dos temporadas al Covadonga, cuando formaba parte de la plantilla del Lealtad. El cuadro ovetense son debutantes en la categoría de bronce. "Mantuvo gran parte de la base de la plantilla que tuvo en Tercera División y dispone de jugadores importantes de medio campo hacia delante". 

Si se cumplen las previsiones, podría darse un partido con muchas ocasiones. "Son capaces de lo mejor y de lo peor. Sus números son fiel reflejo de lo que son: 21 goles a favor y 37 en contra. De las 18 jornadas, en seis partidos encajaron tres goles o más. Es un rival al que le podemos hacer daño cuando tengamos el balón y peligroso cuando lo tengan ellos". 

El media punta asturiano del Pontevedra afronta una gira por su casa en las próximas ocho semanas. "Es especial por la situación global que ha provocado el Coronavirus. Es una temporada diferente en la que puedes ver poco a la familia, lo que provoca esa sensación de estar más solo. En ese sentido, sí que va a ser un poco especial". 

Como lo será "el partido contra el Lealtad, en Les Calelles. Jugué allí durante cuatro temporadas y le tengo un gran cariño, sobre todo por la gente que hay". 

"Pensar que teníamos que estar jugando con el Burgos no beneficia nada"

Jorge Fernández concede una gran importancia a la mente en el deporte y su influencia en el rendimiento. Cursa actualmente estudios de Psicología. Y en su discurso se comprueba que intenta poner en práctica sus conocimientos para mejorar su comportamiento deportivo.

"Hay gente con la que he jugado a la que no le gustaba el fútbol, pero lo hacía porque se le daba bien. Luego hay muchos que lo hacen porque además de dárseles bien, les apasiona. A mí me gusta y por eso intento conocer en profundidad el juego. Hay que estar preparado técnica, táctica y físicamente, pero además en los próximos años creo que en lo que más se va a mejorar es en el aspecto mental". 

El ánimo no es el mismo que si estuviésemos entre los tres primeros. Pero las personas no siempre se levantan con el mismo ánimo y no por eso dejan de hacer su trabajo

ENERGÍA POSITIVA. Entre los consejos que intenta poner en práctica, el zurdo busca siempre la energía positiva que canalice la actividad deportiva para la obtención del mejor comportamiento sobre el césped. "La profesionalización del aspecto psicológico va a crecer en el mundo del fútbol". 

"De hecho, ya se está comprobando. Por ejemplo, en la situación en la que estamos, conseguir borrar lo negativo y centrarse en lo positivo y en lo que hay que hacer, es lo que te va ayudar. Pensar somos el Pontevedra, teníamos que estar jugando ante el Burgos y estamos haciéndolo contra el Covadonga, eso no beneficia nada. Te ayuda pensar en tus fortalezas y las debilidades del rival y a partir de ahí, ganar". 

El media punta comparte sus análisis con una parte de compañeros del vestuario. "En un vestuario hay gente que tiene capacidad de análisis y pone interés en entenderlo todo. Esos a los que he conocido que no les gustaba el fútbol -que han sido pocos-, no se molestarán en saber más. Pero si te gusta, es imposible estar en un vestuario y no pensar en lo que pasó en el anterior partido, en lo que pasará en el siguiente o en los entrenamientos. Analizar es positivo porque también permite interiorizar lo que nos pide Luisito o lo que nos pedía Jesús. Suma, Y cada detalle, cada décima, cuenta". 

El Pontevedra, al frente sin esquivar la realidad
Comentarios
ç