jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

EL FUTURO LES PERTENECE

Una década de pasión

Nerea Canabal, con su uniforme de entrenamiento. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Nerea Canabal, con su uniforme de entrenamiento. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Empezó con cuatro años en el taekwondo y ahora, diez después, Nerea Canabal es Campeona Gallega Cadete de combate ? La pontevedresa sueña con llegar a la élite

El futuro les pertenece... Nerea CanabalCuatro años tenía Nerea Canabal cuando vio en la Plaza de la Peregrina una exhibición de taekwondo y decidió que ese era su deporte: "Iban a apuntar a mi hermano y como me gustó mucho, también me apuntaron a mí".

Una década después, la pontevedresa, cinturón rojo en su disciplina, está viviendo su mejor año en lo deportivo después de hacerse con el título en la modalidad de combate en el Campeonato Gallego Cadete que se celebró el pasado mes de junio. Su victoria le dio la clasificación directa para la competición nacional, en la que vistió por primera vez los colores de la Selección Gallega.

"En el campeonato autonómico aprendí muchísimo y también en los entrenamientos con la Selección Gallega", explica Canabal, "es muy distinto entrenar con gente de un nivel tan alto".

La deportista del Mace Sport, club en el que ha desarrollado toda su carrera, recuerda cómo fue la preparación para el Campeonato de España: "Entrené súper duro porque quería ganar, pero al final no lo conseguí y no pasa nada, habrá más oportunidades", apunta, "dentro de poco hay una competición nacional por clubes y espero que me vaya muy bien".

Nerea Canabal, con su uniforme de entrenamiento. JAVIER CERVERA-MERCADILLOCanabal recuerda que la noticia de que iría con la Selección Gallega la conoció justo antes de disputar su final en el campeonato autonómico: "Justo estaba para el combate final y mi entrenador me dijo que si ganaba iría al nacional con la Selección Gallega. Me puse súper nerviosa, pero cuando vi que había ganado la emoción fue inmensa".

Precisamente esos nervios es algo que trabaja junto a su entrenador, Miguel Cortegoso, al que considera "un segundo padre" por lo cercano que es con ella. "A mí siempre me comen los nervios en el tapiz, así que hablo con mi entrenador sobre dejarlos fuera de la pista porque al final son un obstáculo", explica la deportista.

Si le preguntan por el taekwondo, Canabal tiene claro que es "su pasión" y "una de las cosas más importantes de mi vida. En ningún momento he pensado en dejarlo y si tuviera que hacerlo por algún bajón, sería durante muy poco tiempo", cuenta la deportista, "sueño con una carrera profesional en esta disciplina".

Su meta es llegar "a unos Juegos Olímpicos" y para ello trabaja en mejorar sus puntos débiles, como la resistencia. "En lo que me siento más segura es en las patadas, tengo mucha fuerza", explica.

Adriana Cerezo, plata en los últimos Juegos Olímpicos, es su referente y aspira algún día "llegar a ser como ella".

Mace Sport. Crecimiento y aprendizaje
Tres décadas de presencia en la Boa Vila son las que celebra el próximo año el Mace Sport, club que fundó Miguel Cortegoso en el año 1992 para poder realizar entrenamientos más profesionales en la disciplina que le apasiona, el taekwondo.

Los primeros años fueron complicados, con una directiva que todavía sabía poco de gestión empresarial y cuyo interés por asistir a los campeonatos puso en un compromiso la salud económica del club. Pero Cortegoso fue creciendo junto a sus equipos y, en la actualidad, el Mace Sport es uno de los clubes de mayor renombre en el taekwondo gallego.

Ni siquiera la Covid-19 impidió que el Mace continuara con su formación, ya que desde el club ofrecieron preparación online a sus deportistas. Esto incrementó el interés de pequeños y mayores en continuar con esta disciplina, lo que se materializa en las casi 250 fichas que posee actualmente el Mace.

Carácter competitivo
Si algo caracteriza al Mace Sport es el carácter competitivo que Miguel Cortegoso trata de implantar en sus alumnos durante la formación.

Unos valores que apuestan por la formación desde la base y el cuidado de los deportistas, en los que el Mace quiere despertar la mayor ambición, siempre desde el lado más positivo. Prueba de ello son los éxitos de deportistas como Unai Silva, que ya ha participado en dos mundiales.

Una década de pasión
Comentarios
ç