Sábado. 15.12.2018 |
El tiempo
Sábado. 15.12.2018
El tiempo

Gladiator Race, una prueba de valientes

Un participante escala la red de un obstáculo de la Gladiator Race de este año
Un participante escala la red de un obstáculo de la Gladiator Race de este año
Antonio Liebanas gana en la categoría masculina de la Warrior y Marta González vence en la femenina ►Casi 3.000 personas no dudaron en participar en esta competición de crossfit por excelencia de Pontevedra

La Gladiator Race volvió a triunfar en la jornada de Pontevedra. Más de 2.800 valientes se reunieron para participar en la prueba más exitosa celebrada en la ciudad de Lérez, en la que cada uno de los deportistas ponen a prueba la resistencia y el compañerismo superando obstáculos por tierra y agua. Los diferentes deportistas viajaron a Pontevedra desde diferentes puntos de Galicia e incluso de España para participar en la Gladiator Race. Muchos de ellos llegaron a la competición con equipos, por parejas o a nivel individual.

Los márgenes del río Lérez y la Illa das Esculturas, centro neurálgico del evento, fueron los escenarios perfectos para acoger una competición no profesional que ya va por su tercera edición. Desde primera hora, la jornada acogió tres tandas de pruebas diferentes. En horario de mañana, desde las 10.30 horas, se desarrolló la Warrior (en la que compitieron más de 1.300 personas), la prueba más dura.

Al final de cada prueba a todos los participantes les regalaron una medalla y una camiseta conmemorativa


En ocho tandas diferentes, limitadas a 120 participantes, los deportistas tuvieron que enfrentarse a once kilómetros que rodeaban el Lérez y que contaba con 30 obstáculos, que los participantes deberían superar para continuar. Entre muros de madera, tuberías, trincheras, barro o el interminable Montblanc, la prueba se hizo de los más complicada y competitiva. Cada uno lo hizo a su ritmo y con la ayuda de otros participantes.

En la Warrior, la competición reina, el ganador de la categoría masculina fue Antonio Liebanas, del Sparta Tema, que participó con el dorsal 162 y acabó la prueba en un tiempo de 00:47:59. Por otra parte, en la categoría femenina Marta González Fermoso fue la vencedora con un tiempo de 1:10:12. Marta compitió con el dorsal 583 y participó con su equipo Pontevedra Crossfit 004.

Por la tarde, la prueba Rocket contó con más participación (1.472 deportistas), ya que era una competición mucho más suave que la de la mañana. Los valientes se enfrentaron poco más de seis kilómetros y 20 obstáculos entre los que encontraban mancuernas, zamburguesas (colchonetas sobre el agua del río), fosas de barro, alambradas, toboganes, muros de madera, etc. La primera tanda, que también estaba limitada a 120 deportistas, dio la salida a las 16.45, mientras que la séptima y última fue a las 18.15 horas.

En la categoría Rocket, Christian Zarta Muñoz fue el vencedor en masculino. Muñóz terminó la prueba en un tiempo de 00:30:03. En la categoría femenina, el triunfo fue para Alba Manzanedo, que terminó la carrera en un tiempo de 00:41:47.

PEQUEÑOS. Los más pequeños también tuvieron la oportunidad de participar en el Gladiator Race. Por la tarde, en la categoría Kids llegaron a competir más de 180 niños que salieron en siete tandas desde las 16.00 horas .

Al final de cada prueba (tanto en la Warrior, Rocket y Kids) a todos los participantes les regalaron una medalla y una camiseta conmemorativa de la edición en la línea de meta. Los deportistas también tenían bebidas energéticas y frutas para recuperarse después del gran esfuerzo para superar los diferentes obstáculos de la carrera.

Tanto en la salida como en la llegada, el ‘speaker’ animaba y felicitaba a los participantes por superar la dura prueba. Antes de iniciar la competición, los participantes hicieron un calentamiento grupal al ritmo de la música y bajo las ordenes del animador.

Además, al finalizar la competición, los participantes pudieron ducharse en las instalaciones de la Xunqueira para disfrutar del ambiente y del espacio habilitado por la organización. El ‘photocall’ de esta edición de la Gladiator Race fue lo que más llamó la atención de los participantes, ya que no perdieron la oportunidad de fotografiarse con sus compañeros y así tener un recuerdo de la competición.

Muchos de los deportistas se mostraron muy satisfechos con los resultados y con el hecho de haber terminado una prueba tan dura. La Gladiator Race ya está preparada para volver a Pontevedra en su próxima edición.

Gladiator Race, una prueba de valientes
Comentarios