domingo. 07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo

Golpe en la mesa o bofetón

Baptiste y Jesús Ramos comentan una cuestión en un entrenamiento. DAVID FREIRE
Baptiste y Jesús Ramos comentan una cuestión en un entrenamiento. DAVID FREIRE
El Pontevedra visita este domingo al líder con el objetivo de poner fin a su dinámica de cuatro partidos sin ganar ▶ Un triunfo en el Reina Sofía sería una enorme inyección de moral, pero una derrota se traduciría en un golpe muy duro

Puerta grande o enfermería. Tras este encuentro, restarán todavía siete jornadas - ocho al Pontevedra- para el final de la decisiva primera fase. Pero el duelo de este domingo (16.00 horas, Footters) en Salamanca se antoja como el primer gran partido a algo que se aproxima a un cara o cruz. Porque pese a que la competición aún ofrece margen, las dos últimas dos derrotas del Pontevedra y los cuatro partidos que acumula sin ganar en liga hacen que el equipo se mueva ya en un terreno de arenas movedizas. Dar un par de pasos en falso más de manera consecutiva podría ser mortal.

De este modo, la mala dinámica liguera exige al PCF una mejora inmediata que borre las malas sensaciones acumuladas ante el Coruxo y el Racing, pero también le permita volver a sumar para no descolgarse del tren de cabeza. No es, a priori, el Reina Sofía la mejor plaza para ello. Sintético -aunque de nueva generación- y con un aire más próximo a la caja de cerillas que lo que indica su oficial 105x68, en el nuevo estadio salmantino espera el inesperado líder de la categoría: un Unionistas que tan solo ha perdido un partido, contra el Dépor en casa, y que ha encajado únicamente tres tantos en lo que va de competición.

La solidez defensiva y el ritmo anodino -espérense un partido con juego directo y muchas interrupciones- de Unionistas contrasta con un Pontevedra que ha encajado mucho, pero que además en las últimas semanas ha ofrecido la sensación de defender mal. Sin Rufo, pero con el regreso de Charles, Jesús Ramos no podrá volver a juntar la doble punta que tantos réditos colectivos le ha dado hasta ahora.

Pese a ello, el conjunto granate cuenta con argumentos suficientes como para dañar a un enemigo que ofrece la sensación de poseer más puntos que méritos. Con Damià Sabater ya incorporado al grupo, Ramos gana una necesaria pieza en su maltrecho centro del campo. De este modo, con variaciones estructurales en función del elegido, Diz, Jorge Fernández y Sabater se disputan el hueco dejado por la clavícula de Rufo para un partido que puede suponer dar un necesario golpe en la mesa o acabar con un nuevo bofetón en la cara.
 

"El Pontevedra era uno de los favoritos y lo sigue siendo. Será muy peligroso"

 El técnico de Unionistas de Salamanca, Hernán Pérez, apuntó en la rueda de prensa previa al partido de este domingo que su equipo recibirá a un conjunto que "era uno de los favoritos y lo sigue siendo". "Llega en mala dinámica y eso le hace ser doblemente peligroso. En un muy buen equipo, con muy buenos jugadores y creo que va a dar su mejor versión aquí", expresó el asturiano.

Pérez destacó que el Pontevedra "tiene que ganar", porque la competición "va llegando a su final, por lo que ya no hay margen de error" y considera que el rival "sigue teniendo el objetivo ambicioso de quedar entre los tres primeros".

Con estas palabras, el asturiano trató de sumar presión al PCF y quitársela a sus futbolistas, ya que "ser líderes tiene que ser un motivo de tranquilidad, un refuerzo motivacional positivo" y no una situación que les conduzca a ver con ansiedad los rivales que se les acercan por detrás.

Además, explicó que pese a que el Pontevedra ha notado la baja de Romay, ya ha incorporado a Damiá Sabater, un jugador que a él le "gusta mucho".

 

Golpe en la mesa o bofetón
Comentarios
ç