lunes. 27.09.2021 |
El tiempo
lunes. 27.09.2021
El tiempo

El gran año de Pablo Dapena

Pablo Dapena. DP
Pablo Dapena. DP

El triatleta pontevedrés se proclamó subcampeón de Europa en su primera prueba de distancia Ironman ►Consiguió terminar el recorrido en nueve horas y 23 minutos

Cuando Pablo Dapena era solo un niño, seguramente no se hubiera imaginado nunca que su nombre iba a ser conocido por todo el mundo. Sin embargo, el triatleta pontevedrés ha conseguido lo impensable al proclamarse subcampeón de Europa de larga distancia este fin de semana en Madrid y campeón del Mundo hace poco más de un mes en Dinamarca.

Y lo más curioso de todo es que Pablo Dapena consiguió ese segundo puesto en Madrid afrontando su primera prueba en distancia Ironman (3.800 metros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42 kilómetros a pie). "Uno y no más", repitió el pontevedrés mientras cruzaba la meta de Madrid el domingo.

"No creo que vuelva a hacer un Ironman de estos, me voy para la media distancia, esto no me va. El resultado motiva, pero es mucho esfuerzo", afirmó en una entrevista a Planeta Triatlón justo al finalizar la prueba. Su pensamiento no había cambiado este lunes cuando dijo a Diario de Pontevedra que había sido "una experiencia muy dura". De hecho, hizo hincapié en que este es uno de los triatlones de distancia para súper hombres más duros del mundo. "Tienes que subir tres puertos de montaña que forman parte de una etapa de la Vuelta a España y en la carrera a pie no había ni un metro llano, lo único llano eran los 500 metros del Palacio Real. A eso súmale el competir a 35º, bajando a correr a las dos de la tarde... Lo más sencillo hubiera sido abandonar, como hizo mucha gente", añadió.

Inicios
Natación para el asma Dapena empezó a practicar deporte por prescripción médica para su asma

FORTALEZA. Tantos años de entrenamiento, de altibajos y de lucha contra uno mismo han dado a Pablo Dapena una fuerza mental digna de un gran campeón del mundo como él. Eso es lo que ha hecho que este pontevedrés consiguiese el domingo finalizar el Challenge de Madrid. "Simplemente pensaba en llevar mi cuerpo hasta la línea de meta y aguantar lo máximo posible", explicó.

Y así, consiguió cruzar la meta en segunda posición, aunque todavía no es muy consciente de ello. "No he pensado en el resultado, simplemente el haber acabado el Challenge de Madrid, viendo cómo sufría la gente y padeciéndolo yo mismo en mis carnes... Todavía no estoy para valorarlo", contaba.

La resaca post-ironman todavía le duraba este lunes por la tarde a Dapena. "Me duelen demasiado las piernas y la espalda. Cuando empiece a recuperar pensaré en el resultado que he conseguido", admitía a Diario de Pontevedra, asegurando que todavía estaba preparando maletas para volver a casa tras cerca de dos semanas concentrado en Madrid.

El triatleta tampoco quiso poner fin a la presente temporada. Todavía quedan varias citas del Challenge en el calendario y el Europeo de media distancia que se celebra en Ibiza. Tampoco ha confirmado su presencia en esas pruebas, aunque es probable que esté en alguna. Por el momento, se centra en descansar y recuperarse de la prueba más dura que ha afrontado hasta el momento.

Formación
Sin descanso El triatleta compaginó sus estudios con el deporte y ahora su trabajo como técnico

ESFUERZO. Los éxitos de Pablo Dapena no llegan por casualidad. Mucho menos en un deporte como el triatlón, que requiere muchísimas horas de entrenamiento para ser lo más competitivo posible en las tres disciplinas existentes. El pontevedrés comenzó en el mundo del deporte con la natación: Era lo mejor para su asma, según le recomendó el médico. Se pasaba horas en la piscina intentando mejorar hasta que probó el triatlón por medio de unos amigos.

Durante años, Dapena compaginó el deporte con sus estudios. Se formó en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y ahora tiene un grupo de entrenamiento a su cargo. De hecho, entre los triatletas con los que trabaja se encuentra la pontevedresa Carmen Gómez Cortés.

PROGRESIÓN. Durante años, Dapena luchó por estar entre los mejores. Compartía y aun comparte entrenamientos con el pentacampeón del mundo Javier Gómez Noya a las órdenes de Carlos Prieto, culpable de los éxitos de estos dos gallegos. Su objetivo era sentirse competitivo en pruebas de máximo nivel como las Series Mundiales.

En 2015 fue sexto en el Nacional de distancia olímpica, sexto en la Copa de Europa de Riga (Letonia), cuarto en la Copa de Asia en Hong Kong y segundo en la Copa de Europa de Constanta (Rumanía). Sus éxitos en estas pruebas le llevaron a participar en las Series Mundiales en Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Allí finalizó en la posición 31, un registro más que satisfactorio teniendo en cuenta el alto nivel competitivo de la cita.

Atención a...
A un paso del Challenge El pontevedrés podría alzarse con el título del circuito esta temporada (ahora es líder)

Eso no era suficiente y en 2016 se planteó el cambio a la media distancia. La primera prueba que hizo, la ganó. Fue como correr en casa, ya que se estrenó en el Triatlón de Sanxenxo. También ganó en Baiona, en Guadalajara y en Valle de Buelna. Fue segundo en el el prestigioso Half de Vitoria. Su palmarés no se quedó ahí, ya que terminó tercero en el Nacional de distancia olímpica y fue quinto en el esprint. Fue el curso de la transición, ya que en 2017 consiguió el título de campeón de España de larga distancia en Ibiza y fue segundo en el Nacional de media distancia en Pamplona.

RECOMPENSA. Todas las horas de esfuerzo y de trabajo duro de Pablo Dapena tuvieron recompensa este año. La apuesta por participar en el Circuito Challenge le salió bien al pontevedrés, que ganó en Gran Canaria y en Lisboa y fue segundo en Salou, Roma, Praga y Madrid. Es líder de la clasificación general de esta competición y podría alzarse con el título final. Todo depende de lo que haga su rival Sebastian Kienle, centrado en su preparación para el Mundial de Kona.

Pablo podría ganar el circuito. Sería la guinda a su mejor año. Sin embargo, lo conseguido hasta el momento ya hace de Dapena uno de los deportistas más reconocidos de la ciudad del Lérez en este 2018. Y es que toda su lucha ha tenido recompensa con todos estos éxitos.

Atención a... La hernia inguinal que lo cambió todo
Pablo Dapena tuvo que ser operado a principios de 2016 de una hernia inguinal. En ese momento dijo adiós a la distancia olímpica y esprint, en la que no obtenía los resultados deseados. Había ido a alguna Copa del Mundo y a las Series Mundiales, pero sin demasiado éxito.

Dapena, conocido por su capacidad de esfuerzo y de trabajo, decidió cambiarse a la media distancia. Su amor por el triatlón no le permitía abandonarlo y en 2016 empezó el cambio para llegar a lo que es ahora: un reconocido triatleta.

2018 ha sido el año cumbre de este deportista. Empezó la temporada compitiendo en las pruebas del circuito Challenge y no se bajó del podio en ninguna. En medio, se proclamó campeón del Mundo.

El gran año de Pablo Dapena
Comentarios
ç