Sábado. 19.01.2019 |
El tiempo
Sábado. 19.01.2019
El tiempo

La herida del Teucro sangra por detrás

Chapela intenta un lanzamiento, con el Cisne, en uno de los derbis del curso pasado. J. CERVERA-MERCADILLO
Chapela intenta un lanzamiento, con el Cisne, en uno de los derbis del curso pasado. J. CERVERA-MERCADILLO

El equipo azul finalizó la primera vuelta como el más goleado de toda la categoría

Ser el equipo más goleado nunca puede traer nada bueno. Y así es en el caso del Condes de Albarei Teucro. Porque la escuadra dirigida por Luis Montes finalizó la primera vuelta como el conjunto que más tantos ha recibido en toda la Liga Asobal. Y eso se refleja directamente en la clasificación, con su penúltima posición.

El Teucro es, de largo junto con el Balonmano Alcobendas (último clasificado), el peor conjunto en cuanto a fiabilidad atrás. El equipo azul ha recibido 472 tantos en los 15 encuentros disputados. El colista madrileño, 471. Es decir, pese a tener menos puntos, hasta el último clasificado maneja mejores registros que el propio conjunto pontevedrés.

De hecho, para encontrar al tercer clasificado en esta tabla de dudosa honra hay que irse hasta los 442 goles del Recoletas Atlético Valladolid. El bloque pucelano ha recibido 30 tantos menos que el teucrista.

En cuanto al promedio, el Teucro es también la única escuadra junto a Alcobendas que supera las 30 dianas encajadas por encuentro. Se coloca en 31,47, una cifra muy elevada cuando se quiere ganar un partido. El farolillo rojo de Asobal se sitúa en 31,40, un promedio similar al del conjunto azul.

La preocupante situación teucrista a nivel defensivo se potencia más cuando Puente Genil y Cangas, prácticamente únicos rivales (junto con Alcobendas) para la permanencia, cuentan con unos guarismos mucho más positivos en cuanto a goles encajados. El conjunto cordobés es el sexto más goleado, con 417 dianas en contra. El morracense, el séptimo, con 416.

MENOS PARADAS. Curiosamente, el Condes de Albarei no es el equipo que más lanzamientos permite. Los porteros Javi Santana y Jorge García Lloria han tenido que intervenir en 553 disparos. Menos que los de Alcobendas (596), Guadalajara (595) y Valladolid (570).

Sin embargo, los cancerberos del equipo del Municipal son los que cuentan con el peor porcentaje de acierto a la hora de detener los citados lanzamientos. Entre ambos alcanzan un 21%, lejos del 25% de los metas del Alcobendas, del 27% del Valladolid, del 28% del Puente Genil y el Cangas, del 29 del Sinfín y del 34% del Guadalajara.

Pero, a veces, la frialdad de los números no lo es todo. A lo largo de este curso, tanto Lloria como, sobre todo, Santana, han acumulado algunas actuaciones de mérito. Este hecho conduce a la conclusión final de que el Teucro necesita mejorar en su defensa y ayudar, de verdad, a que sus porteros puedan mejorar las estadísticas por el bien de todos.

La herida del Teucro sangra por detrás
Comentarios