Histórico triplete de Daniela Suárez

La pontevedresa se cuelga un oro, una plata y un bronce en el Campeonato de Europa infantil de natación artística ► A pesar de las dificultades en el Galaico fue una de las grandes protagonistas de la cita continental disputada en Francia
Daniela (tercera por la izquierda en la fila interior) con el conjunto de rutina libre posa con el oro conseguido. DP
photo_camera Daniela (tercera por la izquierda en la fila interior) con el conjunto de rutina libre posa con el oro conseguido. DP

Daniela Suárez creció con la sincronizada desde pequeña. Empezó a practicarla gracias a su madre, ahora entrenadora del Club pontevedrés Galaico Sincro, cuando tenía tres años. Cumplirá 14 en octubre y en estos once años no se ha apartado de la piscina.

Después de lograr varias medallas en el ámbito estatal, del 28 al 31 de julio, Daniela se enfrentó a su gran primer campeonato fuera de casa, el Europeo, en Montceau Les Mines (Francia): "Había ido a una competición a Portugal una vez, pero nada más", comenta la pontevedresa.

Poco después de teminar las clases comenzó la concentración de la selección española para preparar la gran cita europea. Fue en Cheste, Valencia, del 31 de junio al 25 de julio. No debe ser tarea fácil juntar a niños para entrenar al máximo nivel cuando sus amigos están en la playa y aunque Daniela afirma que "fue duro física y mentalmente", no niega que se lo pasaron muy bien, aprendieron mucho, se conocieron y se lo pasaron "muy guay".

Si algo se puede percibir en las palabras de Daniela es una autoconfianza muy grande, pero una autoconfiaza humilde. Así llegó a la gran cita, con grandes objetivos: "Luchábamos por una medalla de oro. Ese era nuestro objetivo".

Me quedo con la medalla del dúo mixto, a pesar de que es bronce, porque es la modalidad que preparamos todo julo. Hemos trabajado muy duro

Y solo dos días les costó conseguirlo. La tarde del sábado 30 se proclamaron campeonas de Europa en rutina de equipo libre. Pero no fue la primera medalla del palmarés. El segundo día, el 29, ya habían conseguido una plata. Fue la de rutina combinada (en la rutina combinada hay partes en las que la nadadora hace figuras sola o en un pequeño grupo, mientras que en la rutina libre el ejercicio es completado simultáneamente por todos los integrantes).

Pero fue el último día, el 31 por la tarde, cuando llegaría la medalla más apreciada por Daniela, la del dúo mixto. Junto a Eneko Sánchez, formaba la pareja más joven del campeonato y a pesar de ello lograron el tercer puesto. "Me quedo con la del dúo mixto, a pesar de que es bronce, porque es la que estuvimos preparando durante todo julio y al final hemos ido a cada detalle y lo hemos conseguido", señala Daniela sobre su medalla favorita del este Campeonato de Europa.

Tras esos días de gran esfuerzo llegó el final del Campeonato y Daniela se llevaba bajo el brazo su triplete de medallas. El éxito de la pontevedresa es aún más grande cuando se repasa la lista de convocadas o las dificultades que el Galaico tuvo este año para poder entrenar. La presencia de una gallega en una convocatoria de sincronizada es un hecho casi inaudito. Las seleccionadas siempre vienen de comunidades como Cataluña, Madrid o Canarias, principalmente.

En el Mundial esperamos otra medalla, vamos a por el oro también en todas las modalidades

Además, el Complejo Rías do Sur apenas pudo estar disponible para los deportistas del Galaico debido a su cierre. A pesar de todo, Daniela muestra una madurez semejante a la de alguien curtido en mil batallas y le resta importancia: "Hemos tenido que cambiar, pero al fin y al cabo hemos tocado mucha agua en el Centro de Tecnificación y al final hemos conseguido los objetivos que queríamos".

Próxima parada, el Mundial, que se celebrará entre el 10 y el 14 en Charlotte, Estados Unidos, y para el que Daniela ya avisa: "Esperamos otra medalla, vamos a por el oro también. Es muy complicado, pero vamos a lucharlo".

Con la natación en las venas

Daniel y Eneko muerden su medalla. DP
Daniel y Eneko muerden su medalla. DP

La natación sincronizada es un símbolo de identidad de Daniela Suárez. Con tan solo 3 años comenzó a dar sus primeros pasos en este mundo cuando su madre le transmitió su pasión por este deporte.

Desde entonces, su crecimiento deportivo ha ido a la par de su crecimiento natural, llevándola a conseguir grandes hazañas desde una edad muy joven. Con tan solo diez años consiguió su primer oro a nivel nacional y esta semana logró sus dos primeras medallas en un campeonato europeo.

Quiero ser profesional y dedicarme a la natación, pero también me gustaría estudiar periodismo

Una madurez desbordante

La calidad que atesora Daniela es innegable. Las nadadoras se retiran a una edad temprana (sobre los 25), por lo que los éxitos llegan pronto. Pero el caso de Daniela brilla por su precocidad. En este último europeo alcanzó el bronce en la modalidad de dúo mixto junto a Eneko Sánchez, a pesar de ser la pareja más joven de la competición.

Si bien, el campo dónde se aprecia su gran madurez es en el de su futuro. Daniela habla claramente sobre su carrera: "Quiero dedicarme profesionalmente a la sincro. Me gusta mucho". De hecho, incluso tiene claro a lo que se quiere dedicar cuando deje el deporte: "Me gustaría estudiar periodismo".

Pensando ya en el Mundial

Después del Campeonato de Europa, disputado en Francia, la próxima cita de la pontevedresa es el Mundial de artística. Hasta Charlotte, Estados Unidos, se tendrá que ir con sus compañeras desde el 10 hasta el 14 de agosto.

A por más oros

A pesar de su corta edad (13 años), Daniela Suárez muestra la seguridad de una deportista campeona. En cuanto a la cita mundialista, la nadadora avisa de que irán a por todas: "Esperamos otra medalla. Vamos a por el oro también, en todas las modalidades".

A pesar de su confianza y ganas, el combinado nacional tendrá grandes rivales, como señala Suárez: "Canadá, Estados Unidos, Grecia y, en dúos y solos, Francia, serán los rivales más fuertes".

Comentarios