martes. 23.07.2019 |
El tiempo
martes. 23.07.2019
El tiempo

El idilio nacional del Cisne

Álvaro Preciado (izquierda) y Carlos Álvarez, con la camiseta del Cisne y de la selección. GONZALO GARCÍA
Álvaro Preciado (izquierda) y Carlos Álvarez, con la camiseta del Cisne y de la selección. GONZALO GARCÍA

Destacan en el Cisne y España no lo ha dudado. Álvaro Preciado y Carlos Álvarez, sénior y cadete del equipo cisneísta, iniciarán la próxima semana su preparación para el Mundial Juvenil y el Campeonato de Europa Promesas que disputarán este verano

Vivir en una pequeña ciudad como Pontevedra y pertenecer a un humilde equipo como el Cisne no está reñido con crecer. Más bien al contrario. Porque si hay un equipo gallego que mantiene un idilio con la selección española últimamente, ése es el cisneísta. Primero fue Preciado y ahora, esta temporada, se ha sumado Carlos Álvarez. Ya son dos los cisnes que vuelan alto vestidos con la rojigualda. Porque la próxima semana iniciarán su preparación de cara a los torneos de verano en los que representarán a su país.

Álvaro Preciado (Pontevedra, 2000) fue seleccionado la semana pasada como uno de los 16 integrantes de los Hispanos Juveniles que participarán –salvo cambios de última hora– en el Mundial de Macedonia de esta categoría, cuya octava edición se disputará del 6 al 18 de agosto. "Había ido a las últimas convocatorias y confiaba estar en la lista. ¿Si era esperado? Esperar nunca te puedes esperar nada, sobre todo porque hay mucha competencia", apunta Álvaro.

Pese a su convocatoria aguardada, Preciado tiene claro que estar con el equipo nacional "hace mucha ilusión". A su presencia ha ayudado su experiencia en la División de Honor Plata con el Cisne. La última ha sido su primera completa, ya en edad sénior (en España solo hay dos años de juveniles, pero en otros países no, por eso participan en el Mundial Juvenil los jugadores nacidos en el 2000). Preciado debutó en la categoría en el 2017. Y desde entonces, no ha parado de sumar minutos a las puertas de la élite.

"Todo lo que sé es gracias al Cisne", explica Carlos, a lo que Álvaro añade que el club "pone a los mejores entrenadores en la base"

"El entrenador (Alberto Suárez) nos recomienda que juguemos. Eso lo primero. Hay muchos que quieren llegar a Asobal muy rápido y no juegan. Él lo que dice es que jueguen. Y una categoría muy adecuada para jugar y que a la vez tiene buen nivel es la Division de Honor Plata. De hecho, todos los que estamos participando ahí de la selección somos los que más experiencia estamos cogiendo", explica el primera línea.

Experiencia, pese a su juventud, es la que también está acumulando Carlos Álvarez (Pontevedra, 2003). El extremo derecho fue elegido el mejor jugador del último Campeonato de España de Clubes disputado en Pontevedra. Fue la culminación a una gran temporada, en la que también destacó en el equipo juvenil e incluso completó varias sesiones de entrenamiento con el primer equipo. "El Campeonato de España era un buen momento para demostrar cómo trabajas en el equipo y que te importa estar ahí, en la selección", apunta Carlitos, que considera que su experiencia con categorías superiores le está "ayudando mucho" a progresar porque "el salto de nivel y físico es importante".

GANAR. Sobre las expectativas en los torneos, ambos explican que, pese a que se trata de selecciones inferiores, "el objetivo es ganar". "No puede aspirar a otra cosa, sobre todo porque en la absoluta es así", reconoce Álvaro. "La dinámica y el estilo de juego quieren hacerlo igual que los mayores. Quieren ganar siempre y ése es el objetivo", completa Álvarez.

Con la idea de la victoria, ambos partirán la semana que viene a sus respectivas concentraciones. Será un verano duro, sin apenas descanso. "Es muy sacrificado. Hay que tener mucha fuerza de voluntad, porque mientras tú estás entrenando tus amigos están de fiesta. Pero si quieres llegar a algo, tienes que esforzarte", explica Preciado, que el año pasado ya disputó el Europeo de su categoría. "Ahora le aconsejo a Carlos que disfrute (su torneo es del 1 al 5 de julio), porque luego llegarán competiciones aún más exigentes", avisa el mayor. "Para mí es un orgullo estar ahí", completa el joven, unas palabras que también firma Álvaro.

Por suerte, ambos acudirán a sus citas con la selección con los deberes hechos. Álvarez ha aprobado 4º de ESO: "Compaginé balonmano y tenis y por eso me costó más". Mientras, Preciado firmó un expediente limpio en su primer año de ADE en la UVigo. "Me gusta. No me he equivocado de carrera", completa el primera línea, una de las joyas de la corona de la gran cantera cisneísta. "El secreto del club es que apuesta por poner a los mejores entrenadores en la base, al contrario que otros", finaliza Álvaro a lo que Carlos añade: "Todo lo que sé es gracias al Cisne". Palabra de Hispanos.

El idilio nacional del Cisne
Comentarios