jueves. 22.04.2021 |
El tiempo
jueves. 22.04.2021
El tiempo

"Quedarnos en Segunda B es lo único que podemos hacer"

Imanol García con el cuero durante el partido de Liga del Pontevedra en Riazor. DXT
Imanol García con el cuero durante el partido de Liga del Pontevedra en Riazor. DXT
El centrocampista navarro del Pontevedra reconoce "frustración porque las ilusiones se han venido abajo" 

Los mensajes del Pontevedra, tanto de sus jugadores como de su técnico, Luisito, confirman que el club se ha propuesto mirar hacia delante en el tramo final de la temporada y evitar autoinfligirse dolor pensando más tiempo del debido en lo que pudo ser y no fue.

"No hay vuelta atrás. Hay que tratar de dar lo máximo en esta nueva liguilla para quedarnos en Segunda B. Es lo único que podemos hacer", asegura Imanol García para confirmar esa teoría.

La plantilla tiene claro el mensaje para conseguir el objetivo del final del curso y evitar el descenso a Tercera División.

"En estos partidos que nos faltan, será clave la unión y el esfuerzo colectivo de plantilla y club para acabar bien. Hemos hablado de limpiar la cabeza: de no tener más presión de la que ya tiene una temporada normal. Seguro que al final salen bien las cosas", expresa el centrocampista navarro, uno de los jugadores más empleados en la presente campaña por los dos entrenadores del Pontevedra.

Hemos hablado de limpiar la cabeza, de no tener más presión de la que ya existe en una temporada normal

García va por el libro y no elude responsabilidades en lo que ha sido esta campaña. "Los jugadores son los máximos responsables. Somos los que estamos en el campo y jugamos y los que no hemos rendido lo suficiente para estar peleando por estar más arriba". 

Otro de los temas que resultan repetitivos para los futbolistas es el de la presión en una segunda fase en la que solo caben dos opciones, permanencia o descenso a Tercera División, ambas lejos del objetivo trazado a comienzo del curso.

"En el día a día tenemos presión por jugar, por entrar en el once, por tener más minutos y por estar disponibles el domingo. Más allá de eso, la presión no nos va a llevar a ningún lado. Hay que limpiar la cabeza y estar al cien por ciento, tanto física como psicológicamente", insiste Imanol intentando ser pragmático, aunque no puede evitar reconocer que lo que ha sucedido esta campaña en el Pontevedra ha sido realmente decepcionante.

"Más que decepción" - matiza él- "es frustración, porque a lo largo de la temporada todo se ha ido complicando después del buen comienzo que habíamos tenido. Las ilusiones se han venido abajo. Esa frustración hay que transformarla en algo positivo de aquí al final y acabar bien la temporada, individual y colectivamente". 

La presión no nos lleva a ningún lado. Hay que estar al cien por ciento tanto física como psicológicamente

HACIA DELANTE. En ver al frente se mentaliza el PCF. La capacidad para recordar u olvidar el pasado depende de cada uno de los jugadores, pero todos saben la teoría a la perfección: para evitar males mayores solo cabe concentrarse en el futuro. "Lo que ha pasado en la liguilla de 18 partidos es parte del pasado. Hay que centrarse en sacar los máximos puntos contra los asturianos y luchar hasta el final para mantenernos en Segunda B, que es lo mínimo". 

Aunque admite la excepcionalidad de esta campaña, el jugador navarro no quiere buscar disculpas. "El formato era éste, sin margen de error y no hay excusas. En 18 partidos se marcaba el objetivo. De 10 equipos, solo tres optaban a la Liga Pro y al ascenso. No hemos estado ahí por méritos propios. Ahora pensamos en el futuro y en acabar bien la temporada". 

El navarro se perdió aquel duelo, contra el Covadonga, por sanción, y espera poder jugar en Mareo ante el Sporting B el próximo domingo a las 12.00 horas.

El formato era éste, sin margen de error, y no hay excusas. No hemos estado ahí por méritos propios 

"El público tiene todo el derecho a pitar"
Imanol García no fue una de las víctimas de los silbidos de la afición granate el pasado fin de semana en el partido contra el Covadonga, al estar sancionado. Aunque reconoce que no son agradables, entiende a la hinchada.
"El público tiene todo el derecho a pitar. Más allá de eso, la afición ha estado apoyándonos toda la temporada y tenemos que estar agradecidos porque nos han dado ese aliento. A los jugadores no nos gusta que nos silben, pero no le damos más importancia y tenemos que centrarnos en competir hasta el final y que no nos puedan reprochar nada: que por esfuerzo y sacrificio no vaya a ser". 

"Quedarnos en Segunda B es lo único que podemos hacer"
Comentarios
ç