jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

El incendio no fue provocado

Estado en el que quedó el camión tras el incendio. V. VIÉITEZ
Estado en el que quedó el camión tras el incendio. V. VIÉITEZ

Un cortocircuito en el tacógrafo fue el origen de las llamas que carbonizó el camión del equipo del piloto Alexis Viéitez, según el informe de la Guardia Civil ▶El automovilismo gallego se vuelca con el pontevedrés

Los especialistas en la investigación de incendios en vehículos de la Guardia Civil han determinado que el fuego que provocó la quema del camión y de los vehículos del piloto Alexis Viéitez se produjo por un fallo eléctrico en el interior del vehículo, descartando de ese modo cualquier atisbo del sabotaje del que habían venido hablando sus propietarios en un primer momento.

Las pesquisas conocidas por este periódico coinciden, además, con las conclusiones preliminares que habían extraído los miembros de la Comandancia pontevedresa, que ya apuntaban a un cortocircuito en el interior del automóvil como la causa más que probable de la ignición que acabó por provocar la quema del camión y de todo lo que se hallaba en su interior.

"La pérdida es total debido a que el seguro del camión no tenía contratado lo de incendios"

Los informes, que aún no son definitivos, explicarán con detalle que el problema eléctrico tiene relación con las baterías y el tacógrafo del vehículo. Los investigadores pudieron determinar con exactitud el lugar en el que comenzó el fuego.

RECTIFICACIÓN. El propio padre del piloto, Vicente Viéitez, reconoció en redes sociales que no se habían cumplido sus sospechas iniciales. "Como todo sabíais este suceso estaba en manos de los expertos de la Guardia Civil y analizaron la situación. Las primeras conclusiones apuntan a que fue un cortocircuito en el tacógrafo extendiéndose hacia la parte baja del camión y creando el principal foco de calor debajo de la sala", expresó en su cuenta de Facebook.

Vicente Viéitez aseguró que "la pérdida es total debido a que el seguro del camión no tenía contratado lo de incendios", señaló. Lo positivo es que los daños son menores de los inicialmente previstos. "Después de pensar que estaba todo perdido pudimos abrir los cajones que van debajo y afortunadamente los gatos, carpas, generador y soldadura milagrosamente parecen estar en perfecto estado".

"Pido perdón por las palabras que pude decir fuera de lugar respecto a lo sucedido. Rectificar es de sabios y todos somos humanos"

El sábado pasado, una vez conocido el alcance del siniestro, el padre del piloto que ha dominado la montaña gallega en los últimos años no dudó en asegurar que el incendio había sido provocado. El martes en sus redes sociales pidió perdón "por las palabras que pude decir fuera de lugar respecto a lo sucedido, pero ante un suceso de tal magnitud y ante mi desesperación y la de mi familia creo que cualquiera en mi situación haría lo mismo, o al menos se le pasaría lo peor y lo impensable por la cabeza. Se te pasan muchas cosas por la cabeza y siempre se te va a lo peor. Yo siempre quise pensar en otra cosa por el bien de todos y de nuestro deporte. Rectificar es de sabios y todos somos humanos. Espero que lo entendáis".

El único motivo para sonreír tras el suceso es la ola de solidaridad que se ha producido ya que la familia Viéitez ha recibido el apoyo del automovilismo gallego para poder seguir compitiendo. "Tanto para mi familia como para mí que dentro de todo lo malo que nos pasó hay gente que nos apoya y esperamos poder salir adelante con todo el cariño que llevamos recibiendo a lo largo de todos estos días".

El dato. Daños por más de 120.000 euros
Dentro del camión se encontraban los dos monoplazas del piloto, los trajes de competición y todo lo necesario en material técnico para disputar la carrera. Viéitez asegura que los daños materiales se tasan en, aproximadamente, 120.000 euros, pero sobre todo "en ese incendio se va el trabajo de muchos años, el esfuerzo de noches sin dormir y la ilusión de mucha gente puesta en este proyecto".

El incendio no fue provocado
Comentarios