3-1. Inexplicable derrota del Arosa en remontada

Los de Luisito pasan del segundo al cuarto puesto tras su primer gran borrón de la temporada
El partido, durante la jornada de este domingo. DS
photo_camera El partido, durante la jornada de este domingo. DS

Del segundo al cuarto puesto se precipitó el Arosa por su primer gran borrón de la temporada, la derrota en remontada contra el Viveiro, que afrontó el partido desde la penúltima posición y después de perder por seis tantos de renta en la anterior jornada (3-1). El Viveiro encaró el partido con mayor ánimo de desquite que nunca. Además, la visita de uno de los gallitos facilitó la motivación. Fue superior el conjunto celeste aunque dio primero el Arosa. En una acción sin aparente peligro, a la altura del lateral del área, Iñaki encaró hacia dentro y fue derribado de forma inocente por el lateral Carlos.
 
El colegiado coruñés Castro Alarcón señaló la pena máxima pertinente. Borja Míguez tomó la responsabilidad de ejecutar el penalti y lo convirtió en el primer gol del partido de disparo ajustado al palo de la meta de Casillas, novedad bajo los palos en detrimento de Ayoub. Sin embargo, poco tiempo, exactamente siete minutos, le duró la alegría al Arosa. En una falta lateral botada por Rolle, Nico ganó el duelo dentro del área y habilitó a Iker, que, en el área pequeña, se impuso ante la salida de Manu Táboas y convirtió el empate con la pierna derecha. El tanto del empate minó la moral y la motivación arlequinadas. El Viveiro se lo creyó. Una falta de Rolle se marchó alta y un par de disparos desde la frontal fueron detenidos por Manu Táboas. Aguantó el chaparrón la escuadra de Luisito al paso por los vestuarios. La solución empleada fue la entrada de Jorge Fajardo por un desubicado Julio Rey. Pareció surtir efecto la fórmula al inicio del segundo tiempo. Una mejor versión del Arosa apareció, sobre todo en los balones divididos.

El partido se volvió de ida y vuelta durante un tramo. La ocasión más clara para desnivelar llegó en un córner botado por Jorge Fajardo que Sylla cabeceó muy forzado por fuera. Tan solo un minuto tardó en llegar la respuesta del Viveiro, pues Iker rozó en boca de gol un envío de Arona, que estuvo muy activo por la banda derecha. La versión atrevida del Arosa se disolvió poco a poco. Así, en el minuto 55, Sergio Otero puso por delante a los suyos tras ganar un balón dividido cerca del área, entrar en la zona de castigo y ajustar el tiro cruzado para superar a Manu Táboas. Al Viveiro se le abrió el cielo del triunfo siete días después del duro castigo recibido ante el Fabril. Lo de verse por delante en el marcador llevó la tranquilidad al Viveiro. Hasta los cinco últimos minutos, la ejecución de los jugadores entrenados por Alberto López fue muy minuciosa y no permitió situaciones sufridas. 

Aun con la urgencia encima, el cuadro arlequinado no fue capaz de generar peligro en ese tramo final, y lo más parecido a una ocasión clara fue una jugada de Borja Míguez, que se llevó un balón dividido hacia dentro del área, aunque el lateral Carlos estuvo muy atento para frustrar su intento. Sin alternativas ofensivas y con planteamiento de riesgo por el resultado, el Arosa permitió espacios que el Viveiro aprovechó para poner la puntilla. En el añadido, Lucas disparó al lateral de la red como preludio del segundo gol de Sergio Otero, calcado al primero suyo, que dejó al Arosa tocado horas después del madrugón para viajar a Viveiro.

Ficha técnica
3.-Viveiro: Casillas; Yepes, Nico, Edgar, Carlos; Júnior; Arona (Jerome, min. 88), Rolle (Juan, min. 88), Sergio Otero; Arturo (Gabri, min. 76) e Iker (Lucas, min. 88).
1.-Arosa: Manu Táboas; Santi (Hugo Barcia, min. 67), Pacheco, Martín Sánchez, Cotilla; Iñaki (Brais Pedreira, min. 58), Javi Sandá (Mario, min. 58), Brais Vidal, Julio Rey (Jorge Fajardo, min. 46); Sylla (Hugo Losada, min. 58) y Borja Míguez.
Árbitro: Castro Alarcón (A Coruña). Solo amonestó al local Rolle.
Goles: 0-1 Borja Míguez, de penalti (min. 8). 1-1 Iker (min. 15). 2-1 Sergio Otero (min. 55). 3-1 Sergio Otero (min. 94).
Campo: Cantarrana. 300 espectadores.

Comentarios