martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

"Intensidad" como método

Pouso, durante uno de los entrenamientos de esta semana mientras los jugadores se ejercitan. GONZALO GARCÍA
Pouso, durante uno de los entrenamientos de esta semana mientras los jugadores se ejercitan. GONZALO GARCÍA
En su primer entrenamiento de cara a preparar el choque del domingo, Pouso pide mucho "ritmo" a los futbolistas ▶El técnico hace énfasis en la importancia de las transiciones rápidas

Algo más de hora y media de entrenamiento bajo la lluvia a alta intensidad. Así fue la segunda sesión de Carlos Pouso con la plantilla del Pontevedra, primera enfocada en preparar el choque del domingo (12.00 horas) en Las Rozas.

Tras utilizar el martes A Xunqueira para el entrenamiento de recuperación, el PCF volvió este miércoles a su cuartel general en Cerponzóns. En torno a las 10.30 horas arrancó un entrenamiento en el que una vez más, Carlos Pouso contó con Miguel Arcos como mano derecha. En el preparador físico se apoyó para dar instrucciones en las tareas en las que se dividió la sesión, con la plantilla disponible siempre dividida en tres grupos.

La idea del técnico pasaba por tratar de darle amplitud al juego y favorecer las transiciones rápidas

Tras un calentamiento que los porteros aprovecharon para hacer su único trabajo específico con Moncho Martínez, los guardametas se unieron al resto de sus compañeros en unos rondos de alta intensidad, un ejercicio que parece muy del gusto del técnico vizcaíno, pues ya lo empleó en el entrenamiento del martes. Así, el balón fue el protagonista ya en el calentamiento y no dejó de serlo hasta el final de la práctica.

Pouso pedía movilidad y "ritmo" tanto a la hora de circular la pelota como de posicionarse para recibir y realizó las primeras correcciones por ausencia de alguno de estos elementos. Y es que la intención del preparador parece ser la de dotar al equipo de la costumbre por darle viveza al juego y tratar de aprovechar los espacios que deje el contrario tanto a su espalda como a lo ancho del terreno de juego. Para hacer énfasis en estas cuestiones, el técnico organizó después una tarea entre tres equipos. En un campo de apenas 30 metros delimitado por dos porterías de fútbol siete, colocó a dos conjuntos dentro para enfrentarse entre sí con el objetivo de marcar, mientras el tercer grupo se disponía fuera del coto delimitado, pero preparado para recibir la pelota y darle continuidad al juego.

Pouso felicitó a los jugadores por el "buen entrenamiento" pese a las "difíciles" condiciones atmosféricas y tuvo alguna carantoña con futbolistas como Pedro Vázquez

Así, la idea del técnico pasaba por tratar de darle amplitud al juego y favorecer las transiciones rápidas (tanto para los que defendían como para los que atacaban), con el objetivo de acostumbrar al equipo a esfuerzos intensos en bloque y a mirar hacia las bandas como forma de progresar.

Contento por la actitud de la plantilla, el técnico finalizó el entrenamiento del miércoles con un partido entre dos equipos en el campo de F-7 mientras otro de los bloques practicaba ataques sin oposición con la profundización por bandas y la finalización.

Así, felicitando a los jugadores por el "buen entrenamiento" pese a las "difíciles" condiciones atmosféricas (la mañana era de lo más desagradable con lluvia y niebla en Chan do Monte) y con alguna carantoña con futbolistas como Pedro Vázquez, finalizó la segunda sesión de Pouso al frente del Pontevedra. En ella, el míster dejó entrever parte de lo que quiere que sean las líneas maestras de su equipo.

Lesiones. Berrocal y Nacho López, descartados
El Pontevedra comenzó este miércoles a preparar el choque en Las Rozas del domingo, pero lo hizo por segunda semana consecutiva sin Nacho López ni Jesús Berrocal. Ambos futbolistas trabajaron al margen del grupo y están descartados para el choque de Madrid.

Por un lado, el pronóstico del mediocentro andaluz es el que arroja más optimismo. El futbolista tiene dolor en la inserción del aductor y podría sufrir un principio de pubalgia, pero las pruebas médicas no muestran ninguna lesión. El miércoles, Berrocal realizó varios ejercicios a su ritmo dentro del terreno de juego y la idea es que poco a poco se vaya reincorporando con sus compañeros.

Mientras, Nacho López sigue a vueltas con sus problemas en el gemelo. El lateral podría tener una microrrotura, aunque en su caso, las pruebas médicas tampoco enseñaron ninguna dolencia concreta. Por el momento, solo ha podido trabajar a nivel de rehabilitación y gimnasio.

Por último, Erraji dio este miércoles el susto con una molestia en el aductor y se retiró del entrenamiento, pero su dolencia no parece grave.

ÁLEX GONZÁLEZ: "LAS ROZAS SABE A LO QUE JUEGA. SERÁ CLAVE NO ENCAJAR"

El cántabro explica que Pouso fue "cercano" en el primer contacto y asegura que todos están en proceso de "adaptación"

Álex González valora positivamente las primeras impresiones que le ha dejado el nuevo técnico, Carlos Pouso. "El primer día fue cercano, se presentó pero tampoco era el momento de entrar en materia. Tanto él como nosotros tenemos que ir conociéndonos. Es una semana de adaptación entre nosotros, de ir conociéndonos y de poco a poco ir transmitiendo ideas. Al final, si lo quieres meter todo de golpe es más difícil de asimilar las cosas", apuntó el tercer capitán del equipo granate.

El extremo explicó que la plantilla está "adaptándose" a la metodología que tiene el nuevo técnico, "que varía un poco con respecto a los dos últimos entrenadores". "Pero bien, la gente está trabajando con mucha intensidad, que es lo que el técnico nos pide. Estamos en el camino", recalcó.

"La exigencia la ponemos los jugadores con la actitud y la intensidad. Yo creo que esa sigue siendo una línea parecida, porque todos nos exigimos y apretamos para estar bien para el partido del domingo"

Sobre lo que les pide Pouso, González destacó que "cada entrenador tiene su librillo" y el vizcaíno quiere "transiciones rápidas". "Estamos trabajando un poco en función de eso. Durante la semana y el resto de semanas seguiremos trabajando con el modelo que quiere para nosotros. Y nos adaptaremos tanto él como nosotros a esa dinámica de trabajo", añadió.

Pese a ello, aseguró que "la exigencia" no es mayor ahora. "La exigencia la ponemos los jugadores con la actitud y la intensidad. Yo creo que esa sigue siendo una línea parecida, porque todos nos exigimos y apretamos para estar bien para el partido del domingo", dijo.

Sobre Las Rozas, explicó que este jueves entrarán "más en profundidad", pero destacó que será clave "no encajar" porque en ese campo "es difícil darle la vuelta a los resultados". "Acaba de ascender, pero sabe a lo que juegan y tienen el campo muy asimilado", manifestó el zurdo, que reconoció que el equipo "no estaba bien" por los resultados, pero las dos victorias lo han "liberado".

"Intensidad" como método
Comentarios