martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

Iria, un regreso inminente para el Poio Pescamar

Iria Saeta. CHRISTIAN FERNÁNDEZ
Iria Saeta. CHRISTIAN FERNÁNDEZ

La jugadora se perdió los últimos tres encuentros debido a unas molestias en el pie

La jugadora del Poio Pescamar, Iria Saeta, prepara su vuelta a los terrenos de juego tras casi un mes alejada de ellos por unas molestias en la planta del pie que le impiden desempeñar su labor con normalidad.

En el encuentro ante el Móstoles la ala del bloque rojillo comenzó a notar unas molestias físicas en la planta del pie, sin embargo en ese momento "no pensé que fuese nada grave", destaca la propia jugadora que, en dicho partido, tuvo que abandonar la pista debido a que el dolor le impedía continuar jugando.

Esa misma semana la ourensana decidió continuar entrenando con normalidad ya que "pensaba que simplemente tenía la planta del pie cargada debido a que es una zona a la que apenas le doy descanso y quizás debí tener más cuidado". La jugadora rojilla, siguiendo los consejos de su cuerpo técnico y fisioterapeutas, decidió bajar el ritmo y comenzar la recuperación de cara a volver lo más fuerte posible.

Actualmente Iria Saeta se encuentra inmersa en plena etapa de recuperación, intentando cuidar el pie de la mejor manera posible y aportándole la carga necesaria en cada momento. "Ahora mismo estoy tratándome con fisioterapia y con distintas máquinas. Tenemos que ir poco a poco ya que al ser en un pie no podemos meterle demasiada carga", destaca la propia jugadora conservera.

La intensidad y el ritmo de entrenamiento que le mete la ourensana a la recuperación varía según el día. "Me encuentro bien, es cierto que estoy mejorando, pero en el momento en el que le meto un poco de caña entrenando vuelvo a tener molestias", afirma la ala rojilla que añade que "el cuerpo técnico me va tanteando para ver como voy según el día y voy haciendo lo que puedo en cada momento".

La jugadora afirma que tiene muchas ganas de volver a la pista de juego y que cada día entrena con la vista puesta en volver a disputar un partido junto con sus compañeras, aportando su granito de arena en lo máximo que pueda. Desde que se produjo la lesión, Iria Saeta se ha perdido tres encuentros, dos a domicilio (Burela y Leganés) y uno en casa (Penya Esplugues).

"Espero que dentro de poco pueda incorporarme al cien por cien y llegar para el tramo final que es lo que queremos todos", afirma la propia jugadora que destaca el nerviosismo que se siente al tener que ver los encuentros desde la grada, algo que le está costando más de lo que se imaginaba. "Es cierto es que, si desde dentro se vive los partidos con nervios, desde fuera todavía más ya que sientes mucha impotencia de no poder ayudar. Es un continuo querer y no poder".

Estas últimas semanas el equipo no ha pasado por sus mejores momentos del año, pero la ourensana afirma que el tramo final es lo más bonitos de la temporada y más teniendo en cuenta lo que se está jugando el equipo. "Estoy deseando poder empezar, sobre todo ahora que viene lo más bonito. Por un lado intentar cerrar la clasificación para la copa cuanto antes y, por otro lado, jugarla. Es una competición súper bonita", destaca Iria Saeta que se encuentra en el tramo final de su recuperación y que expresa su deseo de volver cuanto antes para disfrutar de lo que queda de temporada.

Iria, un regreso inminente para el Poio Pescamar