Javier Rodríguez: "Las niñas son trabajo y pasión por el fútbol sala"

Fue una de las grandes sensaciones del pasado curso en el fútbol sala femenino gallego. El CD La Peña alevín levantó el título autonómico como invicto e hizo historia como el primer equipo marinense en el Campeonato de España. Su entrenador analiza los éxitos que le han llevado a conseguir el premio HQR! a equipo promesa
Javier Rodríguez junto a las infantiles -el pasado curso alevines- del CD La Peña y su segunda entrenadora, Lorena Núñez. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Javier Rodríguez junto a las infantiles -el pasado curso alevines- del CD La Peña y su segunda entrenadora, Lorena Núñez. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La apuesta fue decidida. El pasado curso era el momento de crear un equipo alevín íntegramente femenino del CD La Peña. Javier Rodríguez no tuvo dudas cuando vio que había "mucho de donde sacar". Tanto que ahora sus pupilas y las de Lorena Núñez, segunda técnica, han pasado a la historia. Por sus éxitos y su perspectiva de crecimiento reciben el premio HQR! a equipo promesa.

¿Qué significa recibir este premio?
Nos embarcamos en el proyecto de base en 2017 y crecer a este nivel es bastante importante por el hecho de que en Marín nadie había conseguido ganar un campeonato gallego o ir a un Campeonato de España. Pone a nuestra localidad y al club en el mapa y para las niñas es brutal. Nunca habían conseguido competir a ese nivel, nunca habían vivido esa experiencia de viajar por el fútbol sala. 

Campeonas gallegas con pleno de victorias. ¿Cómo se consigue algo así en el primer año del proyecto?
Las niñas competían en mixto, pero teníamos ganas de empezar el proyecto en femenino y ellas también. Nos decidimos a inscribirnos en categoría femenina. Es gracias a ellas: las niñas son trabajo y pasión por el fútbol sala. Trabajo diario que hacen en los entrenamientos y la pasión que le ponen de todos los días vivir y respirar fútbol sala, estar con la pelota las 24 horas todos los días. Al final se nota y se ve reflejado.

¿Notaron el cambio a femenino?
Más o menos mantuvieron el mismo nivel de competición. No es que hubiese mucha diferencia física cuando competían en mixto porque al final son todos niños, pero con el cambio incluso tuvieron que aportar un punto más. Aunque eran alevines, la liga regular la tenían en infantil. Competían con niñas que les llevaban uno, dos o tres años incluso. En lo físico tenían que ponerse las pilas y compitieron perfectamente.

Un mérito mayor porque dieron un nivel más alto del esperado.
Correcto. En alevines confiábamos mucho en el equipo, de hecho el proyecto lo empezamos porque conocíamos a las niñas y sabíamos lo que podían dar. Pero el éxito que consiguieron en infantiles, compitiendo en categoría superior, no lo esperábamos.

Javier Rodríguez y Lorena Núñez, con el equipo de infantiles (alevines el pasado curso). JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Javier Rodríguez y Lorena Núñez, con el equipo de infantiles (alevines el pasado curso). JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Han pasado a la historia como el primer equipo de Marín en un Campeonato de España. ¿Valió como reivindicación al trabajo?
Por supuesto. Fue el premio a todo lo que hicieron en la temporada y es por su trabajo. Nosotros también ponemos algo, pero el mérito es de ellas al 99%. Nunca habían vivido a ese nivel el deporte. Te vas a una concentración a Zaragoza, te llevan en autobús, te recoge en la puerta del hotel, convives diariamente con tu equipo y con los demás, tienes tu hora de charla táctica y estratégica, con pizarra en una habitación del hotel. Al final es una experiencia como si estuviesen al máximo nivel. 

Y aprenden de los rivales...
Todo son experiencias. Al final aquí conocemos el fútbol sala gallego, pero allí vieron el catalán, el aragonés o el madrileño. Ganaron a Alcorcón, que quedó subcampeón, tiene al primer equipo en la máxima categoría, el filial en Segunda División… Ya por población es un punto bastante importante. En Marín somos 200.000 habitantes, allí por estadística ya tienes más niñas donde elegir.

¿El orgullo es mayor al ser siete jugadoras formadas en La Peña?
Para mí eso es el gran mérito de ellas: las siete niñas fueron criadas íntegramente en la cantera de La Peña, empezaron desde prebenjamines la mayoría. Todos los pasos y lo que han crecido en el deporte fue hecho por el club, por los diferentes entrenadores que fueron pasando por ellas. 

¿Cuáles son las claves para trabajar con éxito un grupo de jugadoras de 11 años?
Al final tienes que equilibrar. No solo es lo deportivo, también están los valores, lo personal. El entrenador de base no solo es entrenador, también es delegado, utillero, preparador físico, psicólogo muchas veces. Son todos los papeles que tiene que ejercer. Somos formadores, no solo entrenadores. Cada semana cojo una o dos jugadoras y hablo con ellas a nivel personal para intentar conocerlas un poco más, que tengan confianza conmigo, que si tienen algún problema podamos comentarlo, que nos demos ‘feedback’ mutuamente de cómo ven ellas las cosas y cómo las veo yo. Eso nos ayuda. 

¿Conseguir visibilidad en la sección femenina requiere más exigencia?
En ese sentido se está creciendo mucho. Comencé en el club hace siete años y podía haber en base cuatro o cinco niñas en mixto. Apostamos el año pasado por sacar toda una base femenina (alevín, infantil y cadete) y conseguimos tener diez niñas en cada equipo. Es un progreso. Ahora hay más referentes y es algo que tienen desde hace muy poco. Aún queda mucho camino que andar, pero hay más visibilidad gracias a los éxitos también. Que se televise es muy importante. Al final las jugadoras del alevín, con sus éxitos y buen ambiente, generaron un efecto llamada. Pasaron de ser siete a que en las jornadas de tecnificación que organizamos Lorena y yo en agosto nos juntáramos más de 30 niñas de las cuales tres con bastante nivel se integraron en el equipo. Y conseguimos hacer un equipo B.

El premio HQR! a equipo promesa implica una perspectiva de futuro.
Para el club, una de las mayores apuestas de la base es este grupo. Y el club confía en que pueda seguir unido como hasta ahora y si ya se vieron los progresos a nivel alevín, esperamos que en las siguientes categorías pueda ser igual. Al menos ahora lo están haciendo, esta temporada están cumpliendo con creces las expectativas. Esperamos que sigan en esa línea y sobre todo que siga el grupo unido, que es lo más importante.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios