PREMIO HQR! 2019 AL MEJOR PROYECTO EDUCATIVO

Javier Sánchez: "Los niños ahora hacen mucho menos deporte en la escuela"

En tiempos dónde escasean las iniciativas deportivas por parte de los colegios, el ANPA del CEIP Villaverde continúa realizando una prueba que surgió hace ya 25 años. El Cross de este colegio reúne a niños de toda la ciudad de Pontevedra con la finalidad de fomentar el deporte saludable en todas las edades

Javier Sánchez, presidente del Anpa del CEIP Villaverde. DAVID FREIRE
photo_camera Javier Sánchez, presidente del Anpa del CEIP Villaverde. DAVID FREIRE

JAVIER SÁNCHEZ lleva diez años formando parte del ANPA del CEIP Villaverde y nueve de ellos al frente de su presidencia. Él es uno de los principales responsables de la organización de un Cross que este año ha cumplido su vigésimo quinto cumpleaños, siendo un referente dentro de las pruebas deportivas organizada por un colegio. Gracias a esto, el proyecto ha sido galardonado por los premios HQR! 2019.

A pesar de no haber estado desde su nacimiento, has notado algún cambio desde el primer año que estuviste involucrado en la organización del cross hasta este último?
No, bueno, más o menos es lo mismo. Quizás se nota cada vez más que los participantes son un poco más competitivos. Pero son minoría. El 90% de los que van lo hacen por el aspecto lúdico. Son poquitos los que son más competitivos, pero es que hoy en día hay niños que lo son para cualquier cosa. Lo que sí hemos ido cambiando estos últimos los años es el orden de las carreras porque antes al principio no empezábamos con los más pequeños pero la organización hoy en día es mucho más fluida porque tenemos más experiencia.

Supongo que intentaréis que en él participen el mayor número de vuestros alumnos.
En el cross intentamos que no sólo participen los niños del cole, si no de todos lo coles de Pontevedra. Nosotros tratamos de darle difusión a través de las ANPAs y las direcciones de otros colegios. Tratamos de animar a coles para que vengan con veinte o treinta niños. Alguno de los que más suelen participar son los de Monteporreiro o Marcón, es más bien por cercanía del barrio. El nuestro representa a más del 80 % de los participantes, pero es que se apuntan gran parte de los niños del colegio.

En la prueba también tenéis abierta la participación para padres, madres, abuelos y abuelas. Esto ha sido así desde los primeros años?
Que yo recuerde sí. Se hacían madres y padres, pero como había algún abuelo que corría pues dijimos abuelos y abuelas también. Siempre había alguno que nos pregunta «¿y el abuelo puede correr?», pues claro que puede hacerlo. Lo importante no es categorizarlos si no que participen la mayor gente posible.

La planificación de un cross que concentra tanta gente necesita una dedicación y organización anticipada. ¿Cuánto tiempo dedicáis a ello?
Lo primero es buscar la fecha, y para buscarla normalmente llamamos a Deportes, al Concello, ya que como aquí involucramos también a la Cruz Roja, Policía Local y Protección Civil, también dependemos de que ellos estén libres y puedan venir. Entonces en principio, consultamos con ellos para ver qué actos pueden coincidir, para buscar un sábado disponible, que es el día que siempre solemos elegir. Una vez marcamos la fecha enviamos la solicitud para que vengan a echarnos una mano y para que la Policía Local prohiba el aparcamiento y haga los cortes de carretera pertinentes a la hora que corresponden.

Cada vez son menos las iniciativas deportivas por parte de los colegios. ¿Por qué pensáis que es importante que se realicen este tipo de pruebas?
Bueno, algún colegio está empezando a hacer cosas similares. Esto es importante porque los niños ahora hacen mucho menos deporte que antes en lo que es la escuela. Allí sólo tienen dos horas de gimnasia a la semana y antes, sobretodo, los coles participaban en competiciones escolares, mientras que ahora muy pocos lo hacen. Los niños que participan en ellas es porque están en algún club o en alguna actividad extraescolar. En los coles se ha dejado un poco de lado y ahí ha influido que ya sólo haya clases por las mañanas, porque con las tardes lectivas era más fácil planificar actividades deportivas.

Después de tantos años dedicados a la organización de esta prueba, ¿qué sentís al recibir este premio a mejor proyecto educativo?
Pues una gran alegría. Es un reconocimiento a una actividad que a nivel económico quizás es la que más coste nos supone, porque nosotros no tenemos ningún tipo de ingreso, realmente son todo gastos. Luego algunos supermercados y establecimientos nos hacen algunos descuentos para la comida del día. Lo de mayor coste suelen ser las medallas, por eso un año se cambió a los diplomas, pero para los niños no es lo mismo. Normalmente de coste suele tener unos 1.200, 1.300 euros, sin contar nuestro trabajo claro. Muchas veces sólo se tiene en cuenta el dinero que cuesta y no todas las horas que tú le dedicas.

¿Cómo animarías a la gente a participar en esta y en otras actividades similares?
A mí me gustaría, primero animar a la gente, a las familias de todos los coles de Pontevedra a participar en la próxima edición que será en abril o mayo. Luego también animar a mis compañeros de las otras ANPAs a que organicen cosas similares, por ejemplo hay sitios dónde es más complicado, pero hay colegios como Monteporreiro o Campañó que ya hacen cosas parecidas. Nosotros no queremos que sea una competición, si no un día en el que la gente se reúne, un punto de encuentro entre familias y niños en el cole.

¿No temes que con la creación de más iniciativas como estas aumente la competitividad?
A ver, sí. Eso quizás es lo que más me preocupa, que la competitividad aumente mucho y se desvirtúe las razones por las que lo hacemos. Esta es una actividad abierta a todo el mundo, han participado alumnos con problema de movilidad, incluso una alumna que teníamos invidente, a la que las compañeras han dado la mano y han corrido con ella. Eso es lo que nosotros buscamos, no que lleguen primero. Que participe todo el mundo es lo que nosotros queremos, no excluimos a nadie y nunca lo haríamos porque iría en contra de lo que nosotros pretendemos, que es que sea un día de fiesta. Nosotros podíamos hacerlo más competitivo pero no es lo que queremos.

Comentarios