Jean Marie Okutu: "Ahora mismo no pienso en retomar el atletismo, no me lo pide el cuerpo ni la cabeza"

El saltador de longitud marinense concede su primera entrevista después del hundimiento del Villa de Pitanxo en el que desapareció su hermano. Ahora intenta recuperar el pulso de su vida cotidiana, en la que, por el momento, no hay espacio para el atletismo del máximo nivel

Jean Marie Okutu con la camiseta del Marín CF de veteranos. RAFA FARIÑA
photo_camera Jean Marie Okutu con la camiseta del Marín CF de veteranos. RAFA FARIÑA

En la madrugada del 15 de febrero de 2022, a unos 400 kilómetros de la Península canadiense de Terranova, el Villa de Pitanxo se hundía. Y con él, la vida de 21 personas y una parte muy importante de las de sus familias. El cuerpo de una gran mayoría de las víctimas del naufragio siguen hoy en paradero desconocido. La búsqueda y la investigación posterior para clarificar los motivos del desastre parecen haber llegado a un punto muerto. Entre los tripulantes de la nave cuyo paradero no se ha podido determinar se encontraba Edemon Okutu, marinero de origen ghanés, residente en Pontevedra y hermano del campeón de España de salto de longitud Jean Marie Okutu. Hoy, el atleta del Fútbol Club Barcelona intenta abstraerse de la memoria de la desgracia, avanzar y reconstruir paso a paso, como si fuese una carrera hacia el foso de arena, la normalidad de su vida cotidiana.

¿Cómo está?
Ahora mismo me encuentro algo más desconectado, porque el tiempo ha pasado y te encuentras de nuevo con la rutina, haciendo cosas diferentes para intentar evitar pensar todos los días en lo mismo. A eso se suma que las autoridades no están poniendo todo de su parte para ofrecer una solución. Tampoco tengo yo la energía ni el tiempo para estar encima del tema. Es algo que me afecta directamente y me gustaría que se hiciese más de lo que se está haciendo. Pero da la sensación de que cada uno tiene sus prioridades y no quiere que algunas cosas salgan a la luz. No ponen todo de su parte y yo, al fin al cabo, no tengo los recursos que quisiera.

Desaparición de su hermano
"En las primeras semanas a la mente le cuesta asimilarlo, ver en qué momento estás y por qué está pasando todo"

Detrás de sus palabras se deducen dos mensajes: el primero, el desgaste que supone una situación como la que padece y la importancia de intentar rehacer la vida personal y mirar hacia adelante.
Eso es.

El segundo: la implicación de las autoridades. ¿Por qué cree que no se han implicado más en la búsqueda? ¿Por qué no han realizado los esfuerzos que ustedes demandan para aclarar el origen y las causas del naufragio?
Sinceramente, no podría decir un motivo real. Pero cuando alguien oculta algo es porque sabe que hay indicios de culpabilidad y tiene muchas cosas que perder. Parece como si no quisieran hacer que se sepa la verdad, que se esclarezcan los motivos reales del naufragio. Y da la impresión de que es porque no quieren que se conozca el trasfondo. Cuanto más pase el tiempo, se destruyan las pruebas y más se vayan desgastando las personas afectadas, para ellos es mejor. Si no hubiese habido motivos por el que ellos pudiesen salir perjudicados, creo que habrían puesto más de su parte. Si no lo hacen, es que ocultan algo, que saben algo con lo que saldrían perdiendo.

¿Les han dado algún tipo de explicación?
Su explicación es que no es viable, que el medio no se lo permite. Los estudios que hacen analizando la situación es que no es viable seguir adelante.

¿Qué les diría o pediría a los que tienen poder para tomar decisiones?
Lo que estamos pidiendo todos: un poco de voluntad, que se impliquen y se dejen de tantas excusas y hacer su trabajo. No dejan de ser personas con un cargo que implica una gran responsabilidad de cara a los familiares. El compromiso que ofrecían desde el primer minuto se está viendo que no es real, no lo están cumpliendo del todo. Que pongan de su parte. Si de verdad no hay nada que ocultar, que hagan el esfuerzo por ayudar. Cuanto antes se vuelquen, más posibilidades habrá de averiguar qué sucedió. A los propios familiares, saber que se está haciendo algo real por ayudar en lugar de poner tantos impedimentos nos daría mucha más tranquilidad.

Estos han debido ser los meses más duros de su vida, desde el primer momento en que conoce la noticia...
Sí. Durante los primeros días, semanas, meses... a la mente le cuesta asimilarlo todo, el ver en qué momento estás y por qué está pasando todo. Cuesta mucho volver a la realidad y seguir adelante con tu vida, no despertar cada día pensando y ver que él no está, ver cómo están tus familiares, tu madre y tus hermanos afectados. Son un cúmulo de situaciones a las que la cabeza se va acostumbrando paulatinamente y lo va asimilando mejor, poco a poco.

Estado mental
"Cuesta mucho volver a la realidad, seguir adelante, no despertarte pensando y ver que él no está"

¿Cómo se encuentra su familia, su padre, su madre y sus hermanos?
Van por momentos. Mi madre está algo mejor, pero ha tenido sus momentos y le va a costar pasar por toda esta situación. El psicólogo está ayudando mucho a mi hermana para ir a mejor. Mi hermano el mediano, en la misma línea. Hay momentos en que parece que está bien, pero cuando hay un gran vínculo, cada uno lo intenta pasar de la mejor manera posible.

Un episodio como éste condiciona cualquier aspecto de la vida de una persona. ¿Cómo le ha afectado en el aspecto deportivo?
En lo deportivo, este año me quise tomar el invierno de relax para recuperarme del tendón de Aquiles, ya que tenía molestias debido a la sobrecarga de trabajo. Decidí darme un tiempo para poder retomar el nivel de entrenamientos en verano. Esto me trastocó la planificación que tenía. Hubo un período de la temporada en el que intenté retomarlo, pero no estaba de ánimos y tampoco me ayudaba lo que pensaba. Hubo un momento en el que sí que creía que iba a desconectar, pero entrenaba por entrenar, con el piloto automático y no era lo que necesitaba. Por eso decidí desconectar bastante más del atletismo.

El regreso
"Intenté retomar el atletismo, pero entrenaba con el piloto automático y no era lo que necesitaba"

¿Está entrenando de nuevo? ¿Piensa en retomarlo en este invierno con el fin de volver a dar lo mejor de usted? ¿Cómo lo afronta?
Ahora mismo no. No me lo pide el cuerpo y no me lo pide la cabeza... Estoy haciendo mantenimiento. Entreno de vez en cuando, pero esa intensidad, ese alto nivel que solía aplicar cada año no lo tengo. Ahora mismo las ganas, el ánimo y el cuerpo físicamente no me lo piden. Así que he decidido escucharlos. Si el cuerpo y la cabeza no están, prefiero darles tiempo.

Suena a despedida de la alta competición para un atleta con varios títulos nacionales, saltos por encima de 8 metros y presencia en unos Juegos Olímpicos... ¿Se está planteando la retirada de la altísima competición?
No lo sé. En algún momento sí lo he pensado. Pero ahora mismo vivo día a día y veo lo que más me apetece en cada momento. El atletismo me ha dado mucho, me ha permitido disfrutar muchísimo, pero ahora mismo, como que no. Lo hago porque desconecto un poco, pero esa rutina de mañana y tarde marcándome grandes objetivos, ahora mismo no la tengo en mente. De hecho, me metí en un equipo de fútbol veterano para hacer algo diferente al atletismo y estar en otro ambiente y simplemente disfrutar. Como eso ya no lo tenía con el atletismo, prefiero hacer otra cosa.


Refugiado en el fútbol: "Me metí en el equipo de veteranos para hacer algo diferente y disfrutar"

Plantilla del Marín CF de veteranos, equipo en el que juega Jean Marie Okutu. RAFA FARIÑA
Plantilla del Marín CF de veteranos. RAFA FARIÑA

Jean Marie Okutu juega en la Liga de Fútbol Veterano de la Federación Galega. El marinense tiene ficha con el Marín CF, equipo de la Tercera División de la liga de la delegación pontevedresa.

A través del fútbol ha encontrado nuevos estímulos que le ayudan a mejorar su estado de ánimo y su día a día, que le permiten disfrutar como no es capaz de hacerlo en los últimos tiempos en el atletismo, un deporte en el ha brillado y gozado durante muchos años.


¿Cómo surge lo de hacer ficha con el equipo de fútbol veterano?
Un grupo de amigos de toda la vida, tomándonos algo, me dijeron si me apetecía jugar al fútbol. En aquel momento les dije ahora mismo no, pero si en algún momento cambio de opinión, os aviso. Fue todo a base de coñas. Un día les mandé un mensaje y les dije que sí, que hago la ficha y los fines de semanas que pueda, voy a jugar. Y ahí estamos.

¿Cuántos partidos ha jugado ya?
Al final estoy yendo a bastantes. Fui a todos desde que empecé. Creo que llevamos seis partidos y he estado en todos. Algunos de portero, alguno jugando en el campo. Por pasar el rato los sábados.

¿De portero? Alguien podría pensar que con su velocidad daría un buen extremo.
Sí. De hecho estuve jugando en esa posición varios partidos, pero después el portero se puso enfermo y con el tobillo tocado. Así que decidí ir yo a la portería en aquella ocasión, que tampoco me importa tanto.

El futuro
"¿Retirarme del atletismo? Ahora mismo solo vivo día a día y veo lo que más me apetece"

¿Le ayudan este tipo de actividades para desconectar?
Sí, porque es otro ambiente distinto al que estás acostumbrado. Es diferente, estás metido en el grupo. Me ayuda a desconectar y a pasármelo bien.

Imagino que tanto de parte de sus amigos, como del atletismo y de todo el entorno recibiría cientos de muestras de cariño y ánimo.
Desde el primer día todo el mundo del atletismo y del deporte en general que me conocía estuvo muy pendiente de mí, con muchos mensajes de apoyo. Se agradeció bastante. Siempre estuvieron pendientes de la evolución del tema. Por parte de la directiva del club, del Barça, siempre estaban a mi disposición, volcados conmigo para lo que necesitase.

Echando la vista atrás, hacia su carrera. ¿Esperaba lo que ha logrado: sus títulos de campéon de España, una participación en Juegos Olímpicos, un salto de 8,17?
Yo iba a entrenar, a competir, a estar con la gente, a viajar, a disfrutar de todo aquello, que me encantaba. Descubres que con el paso de los años y a medida que te ibas implicando más y teniendo más rutina, se te iba dando bien. De cara a los resultados, no me lo esperaba, viendo lo que tenía enfrente. Competía con gente con marcas superiores a mí a nivel nacional. Siempre había que estar muy bien cada temporada. Conseguí participar en unos Juegos Olímpicos, que es el sueño de todo deportista. Son cosas que no te planteas y van saliendo poco a poco. Es cierto que alguno de esos objetivos siempre los tienes en mente: Te dices: ojalá algún día pueda clasificarme para los Juegos, para unos Europeos, para unos Mundiales. Pero hasta que no lo consigues, no acabas de creértelo.

Jean Marie Okutu, durante un partido. RAFA FARIÑA
Okutu, durante un partido. RAFA FARIÑA

¿Si tuviese que quedarse con un momento de su carrera deportiva, cuál elegiría?
Los Juegos fueron una gran experiencia con la que disfruté bastante, pero si tuviese que quedarme con algún recuerdo sería difícil. Quizás el Campeonato Iberoamericano, en el que acabé segundo, ya que lo disfruté muchísimo. Fue una medalla internacional e iba como siempre, para estar con la gente, dar lo mejor de mi y vivir intensamente la experiencia. Fue una medalla que no me esperaba. Otro gran Campeonato con el que me quedaría sería el séptimo puesto del Campeonato de Europa sub-23. Es meterse en una final, obtener plaza de finalista. Se me daba un poco a conocer. Fue un campeonato bastante bonito.

¿Hay algo que le haya quedado por hacer, que le haya dejado una espina clavada?
Estaría bien la final olímpica, pero sobre todo me habría gustado haber saltado un poco más. Siempre tuve la sensación de que la marca con la que me quedé, la que tengo, para lo que entrenaba y como me veía, podría haber sido un poco mejor.

El dato | Once veces campeón de España
Jean Marie Okutu es uno de los mejores atletas de la historia de la provincia y el más destacado del siglo XXI.

El hispano-ghanés ha logrado un total de once medallas de oro en Campeonatos de España, entre pista cubierta y aire libre. Y eso, superando en más de una ocasión a un competidor de la talla de Eusebio Cáceres, lo que pone de manifiesto el enorme valor de sus éxitos.

Al aire libre, el marinense logró los oros de 2009, 2011, 2013, 2016, 2017 y 2018, mientras que en pista cubierta se impuso en 2013, 2014, 2015, 2016 y 2020.

Plata en los Iberoamericanos de Venezuela de 2012, olímpico en Río tras lograr la mínima con un 8,17, a sus 34 años puede presumir de una brillante trayectoria deportiva.

Comentarios