lunes. 21.09.2020 |
El tiempo
lunes. 21.09.2020
El tiempo

Jesús Ramos: "La ilusión y congeniar con el grupo hizo que apostasen por mí"

Jesús Ramos. DP
Jesús Ramos. DP
Trabaja sin descanso para confeccionar una plantilla competitiva y a su antojo de cara a la próxima temporada, y es que, tras firmar su renovación, Jesús Ramos se ha puesto el mono de trabajo para hacer de este Pontevedra su seña de identidad desde el inicio de la campaña

Trabaja a destajo para por fin, dirigir una plantilla muy suya. Jesús Ramos se prepara ya para una nueva temporada al mando del Pontevedra.

Ya ejerce como entrenador del Pontevedra por derecho propio, después de haber estado en el cargo como sustituto de. ¿Cómo se siente sabiendo que el club apuesta por usted como primera opción en este año tan importante?
Bueno, tuve la suerte de poder sustituir a dos personas en el cargo. Digo suerte, pero en realidad no lo es porque al final tienes una comunión con esa persona y no gusta. Pero eran momentos complejos en los que el club decidió que tenía que haber un cambio. Y sí que salió bien, porque los partidos se ganaron. Lo malo es que nos cortaron la racha por el tema del coronavirus después del empate y esas dos victorias. Pero por delante de todo está la salud de la gente. Así que ahora, esta campaña, me toca dar las gracias al club porque apuesta por mí. También creo que entre los chavales y el cuerpo técnico hemos hecho un buen trabajo durante ese tiempo. Y ahora toca comenzar de la misma manera. Estoy muy contento por la oportunidad y ahora hay que trabajar para que, como mínimo, los resultados sean como los de la temporada pasada.

Imagino que lo que más pesa en esa renovación es la buena dinámica que el equipo tuvo con usted. Cuando le dicen que quieren que continúe, ¿le señalan eso como factor clave? ¿Qué le dicen?
La junta directiva decidió que yo era la persona idónea porque conozco la ciudad, el club, a los futbolistas y lo que quiere la gente, porque llevo bastantes años en el Pontevedra y en los alrededores. Se funcionó y creo que he gestionado bien a los chavales, aunque eso son ellos quienes deberían decirlo. Ellos intentaron hacer de la mejor de las maneras lo que les indiqué. Y eso se refleja en el campo. Evidentemente tienes que tener, como en todo, una pizca de suerte en algunos momentos para que las cosas salgan bien. Pero el trabajo, la ilusión y que los jugadores y yo congeniamos bien y el grupo funcionó son cosas que pesan mucho para que las personas que estén por encima de ti te den esa oportunidad.

"La ilusión y compaginar con los jugadores son cosas que pesan mucho para que te den esa oportunidad"

¿Cuándo le dicen que va a seguir siendo el entrenador del Pontevedra y comienza a pensar en la temporada que viene?
Yo hasta el 30 de junio, que es cuando realmente acabó la temporada, yo era el entrenador del primer equipo. Mientras, estuvimos trabajando con los chavales en casa a través de videoconferencia y demás. Seguimos pendientes de aquella temporada porque era todo una incógnita y no se sabía si se iba a volver a jugar o ya no. A partir de esa fecha se pusieron en contacto conmigo y rápidamente se tomó la decisión de que siguiese. No iba a haber ningún tipo de problema. Al contrario: yo contento y deseoso.

Llevará entonces varias semanas rompiéndose la cabeza con la planificación de una temporada de la que no se sabe prácticamente nada.
A ver, no se tiene nada claro así que voy a hablar de suposiciones. Al principio se dijo que se iba a comenzar sobre finales de octubre. Luego se habló del 17, el 4... Ahora parece que el 26 de septiembre. No hay nada cerrado. Entonces, sabiendo que los jugadores han estado sin poder hacer trabajo grupal y específico, necesitas una pretemporada un poco más larga: de siete, ocho o nueve semanas. Todo dependerá de lo que se nos diga, cuanto antes, por parte de la Real Federación Española de Fútbol. Porque luego está también el tema de los protocolos. Por otro lado, durante todo este tiempo he podido ver muchos modelos de juego de otros equipos de la categoría y a ver muchos futbolistas. He visto jugadores que te ofrecen, futbolistas que te gustan, que conoces... Durante el tiempo de confinamiento y el posterior, he podido seguir empapándome de la categoría. Antes ya era una persona que veía muchos partidos y muchos futbolistas. Pero ahora lo he multiplicado por... sabe Dios.

Se van muchos jugadores, algunos con un peso específico muy importante en el vestuario. ¿Por qué apuestan por eso?
Bueno, son decisiones que se toman desde la dirección deportiva sumada conmigo, evidentemente. Se ha tomado una decisión de ese tipo porque la temporada pasada no se funcionó como se debería haber funcionado. Se crearon unas expectativas desde el comienzo y, por h o por b, las cosas no salieron. No tiene porqué ser culpa solo de los jugadores. Fue de los jugadores, del cuerpo técnico... Se suman una cantidad de variables que muchas veces no podemos ni controlar. Hay jugadores que han estado muchos años aquí, pero ya sabemos cómo funciona el fútbol: hoy estás aquí y mañana estás allá. Este deporte ha cambiado muchísimo en los últimos diez años. También por el cambio de formato de la categoría, creíamos que era el momento de darle un puntito más a la plantilla.

Entiendo que trabajan desde la ambición de cambiar piezas para mejorar el equipo, entonces.
Eso es. La idea en este club siempre es mejorar. Luego puede salir bien o mal por multitud de condicionantes, que muchos de ellos no puedes ni controlar. Te puede tocar contra el Deportivo, el Numancia y el Racing de Santander, por ejemplo. O no. Es todo una incógnita ahora mismo. Así que queremos hacer un proyecto para intentar, como mínimo, desde el primer día competir y ganar partidos. Luego será la competición la que nos coloque en uno u otro lugar. Un club como el Pontevedra no puede ni debe negar que tiene que pelear por lo más ambicioso. Pero siempre con los pies en el suelo, porque en el fútbol te pueden dar hostias por todos los lados. Así se vio el año pasado.

"El PCF no puede ni debe negar que tiene que pelear por lo más ambicioso. Pero siempre con los pies en el suelo"

¿Qué es lo más ambicioso? ¿Entrar en la Segunda B Pro o ascender directamente a Segunda?
No vamos a hablar ni de Pro ni de Segunda División. Aquí lo importante es hacer un buen equipo de trabajo (y eso no solo se hace con buenos futbolistas) y conseguir que la afición esté orgullosa. Queremos ganar ya desde el primer partido. Luego el segundo. Y hasta donde lleguemos. Evidentemente el club tiene que ser ambicioso y pensar en lo más alto. Pero no es bueno hablar desde el primer día hablar de ascender a Segunda. Porque ya se ve: equipos como el Atlético Baleares, que ha quedado primero en los últimos dos años no ha ascendido. La Cultural Leonesa, el San Fernando... con dinero no lo han conseguido. Mientras, equipos como el Cornellá, el Yeclano o el Sabadell -aunque este tiene bastante presupuestohan llegado lejos. Sí que hay que crear ilusión, porque sin sueños en el fútbol no se consigue nada.  

Me da la sensación de que, pese a ser novato, no se quiere quitar la presión de encima y tiene mucha ambición.
La ambición es lo que nos mueve a todos. Nosotros vamos a pelear desde el primer día para hacer un buen equipo y que la gente se sienta orgullosa para que venga de la mano de nosotros. Porque así, todos juntos, se pueden conseguir grandes cosas. Evidentemente tienes que ganar partidos. Si digo que queremos ascender pero perdemos los dos primeros partidos, no vale de nada. Sobre lo de la presión y demás... llevo aquí cinco años. Desde el primer día, cuando me ficharon para el filial, he intentado echar siempre una mano y trabajar. Ese era mi objetivo. Y ahora mismo, por mi trabajo y por circunstancias de la vida, me toca estar en este puesto y hay que intentar ir a por lo máximo, con los pies en la tierra.

Hablando del cuerpo técnico. ¿Mantienen la estructura o llegará alguien que le ayude?
La estructura, en principio, se va a mantener. A mi lo de los roles en el fútbol... no sé. Mi segundo entrenador el año pasado era Miguel Arcos, que es también el preparador físico. Al final, un entrenador o un preparador tiene que tener muchas competencias. Yo, personalmente, no los pongo
en departamentos estancos. Una cosa es la licencia que te ponen y otra lo que seas realmente. Miguel es más que un preparador físico. Es mi persona de más confianza. Cuando tengo que hablar algo de fútbol lo hago con todos, evidentemente, pero para mí Miguel es muy importante. Entonces, declarar a alguien como segundo entrenador... pues sería Miguel Arcos, aunque luego su licencia diga preparador físico. Realmente, necesitamos personas que colaboren en todo. Y cuantas más competencias tengas y domines, mejor te va a ir. Así que, aunque no cierro nada, en principio la estructura va a seguir exactamente igual.

Ya se han ido conociendo algunos fichajes. Más allá de Charles, que es un caso aparte, ¿qué tipo de jugadores han estado buscando?
Sobre Charles no hay que decir nada: son palabras mayores. Aquí es un ídolo. Es un futbolista de otra dimensión y yo no lo descubro. Es un lujazo. Por otro lado, nosotros buscamos jugadores de un perfil muy determinado. A mí me representa mucho la manera de jugar que tuvimos en los últimos partidos. Al final, es lo que le gusta a la gente de Pasarón: un equipo que se deje el alma en el campo, que tenga gente muy trabajadora, que no pare de apretar, muy vertical... Entonces nosotros buscamos jugadores de ese estilo: con calidad, pero muy trabajadores y verticales. Esos jugadores a la gente de Pasarón le llenan. Por ejemplo, Rufo. Es un delantero espectacular que te mete goles. Pero claro, luego lo ves trabajando en los partidos y en los entrenamientos y es una bestia. Churre, lo mismo. Igual Adrián Cruz, Romay, Álex González... Son jugadores que los ves y dices: ostras, qué calidad tienen. Pero es que luego se dejan el alma en el campo también. Buscamos hombres que se esfuercen, con muchísima ambición de crecer con el club y luego, evidentemente, que tengan talento. Además, nos fijamos también en cómo son dentro y fuera del vestuario. Es decir, no vale de nada ser muy bueno si luego, cuando vienen mal dadas, o no aguantan la presión o no son buenas personas.

¿Le preocupa como saldrá llenar el vestuario de tantas caras nuevas?
No, por eso no estoy preocupado. Ha habido tantas cosas... Hay equipos que han cambiado a diez  han ido genial y otros, haciendo lo mismo, han estado fatal. A eso no le tengo miedo.

Faltan pocos por cerrar, pero aún no están todos. Aún así, veo que tampoco es una obsesión entonces tener ya a todas las incorporaciones.
Para nada. Evidentemente cuantos más estén para empezar la pretemporada, mejor. Pero el mercado no lo dominan ni los equipos, ni los directores deportivos, ni los presidentes. Lo dominan ciertos tiempos. Si hay que esperar, pues habrá que esperar.

Jesús Ramos: "La ilusión y congeniar con el grupo hizo que...
Comentarios