viernes. 15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo

JORGE VILLAMARÍN, PORTERO DEL CISNE

"A día de hoy es utópico, pero jugar con el Cisne en Asobal sería un sueño"

Villamarín celebra una parada en el derbi ante el Teucro. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Villamarín celebra una parada en el derbi ante el Teucro. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Un total de 14 temporadas en la categoría le avalan como una voz autorizada. Y avisa que aunque ahora todo es optimismo, llegarán momentos peores. Por eso apela a mantener la racha para "saber sufrir" mejor. Porque para Villamarín, por el momento, la permanencia es el único horizonte

El Cisne vive uno de los momentos más dulces de su historia tras ganar el derbi ante el Teucro, pero no quiere levantar los pies del suelo. Y para eso le ayuda contar con un veterano como Jorge Villamarín (Culleredo, 1982). El meta, gran protagonista en la victoria del pasado sábado, reconoce que sería impresionante disputar su segunda temporada en Asobal con el Cisne, pero reconoce la dificultad que eso entraña mientras apela a la permanencia como meta.

¿Se acostumbra uno a ser el héroe de un derbi histórico para su equipo y protagonizar las crónicas?
A mí no me gusta individualizar ni destacar por encima de otro compañero. Y más, cuando el equipo está haciendo una gran temporada y estamos todos a un alto nivel. Creo que esa es la clave para estar donde estamos: ser un equipo y estar unidos. Nosotros lo que buscamos es ir sumando cuanto antes para estar lo más tranquilos posible de cara a la segunda vuelta.

Actualidad
"Estamos en un momento muy bonito, pero el liderato es una anécdota. Nos debe importar seguir sumando"

Lo que está claro es que el Cisne tenía ganas de reivindicarse.
Siempre quieres hacerlo porque todos los partidos valen dos puntos. Pero sí es verdad que al ser un derbi, hay ese doble condicionante. A nivel de ciudad, siempre un equipo quiere ganar al otro. En parte, teníamos esa espinita porque parecía que los dos partidos que habíamos ganado (en Copa Galicia y en Copa del Rey) no valían lo mismo. Teníamos ganas de mostrar nuestro orgullo. Llegó al Cisne en marzo. ¿Es el momento en el que más felicidad respira desde que está en el club? Sí. Está claro que el momento que estamos viviendo es muy bonito. Llevamos seis partidos y tan solo una derrota. El ambiente que hay es fantástico. Y al ganar el derbi y recuperar el liderato, todavía más. Pero bueno, el primer puesto es una anécdota. A nosotros nos debe importar ir sumando y seguir con los pies en el suelo. Ante el Teucro conseguimos dos puntos más. O nos ponemos las pilas, o en esta categoría cualquiera te puede ganar.

¿Esperaban firmar un inicio tan bueno?
Siempre que sales a competir esperas que las cosas salgan lo mejor posible, pero está claro que está siendo una temporada un ‘poquillo’ por encima mejor de lo esperado. Por suerte las cosas están saliendo bien. Incluso en Aranda de Duero competimos hasta el final y pudimos llevarnos el partido. La línea es muy buena y tenemos que aprovecharla, porque en cualquier momento pueden llegar etapas más complicadas. Cuanto más podamos sacar ahora, mucho mejor.

Objetivo
"Hay temporadas en las que empiezas muy bien y luego te complicas. Primero es la permanencia. Luego, pelear por algo más"

No abandonan el discurso de la permanencia, pero no me diga que en el vestuario no se sueña.
Tampoco se sueña, porque todavía es muy pronto. Nos quedan 24 partidos. Lógicamente un deportista debe ser ambicioso, pero sabemos que esta categoría es muy complicada. Primero es conseguir la tranquilidad de la permanencia. Y si después podemos pelear por algo más, bienvenido sea. Yo he vivido de todo. Hay temporadas en las que empiezas muy bien y luego te complicas. Nunca se sabe. Aquí hay que saber sufrir. Y el que sabe sufrir, tiene mucho ganado.

Jugó un año en Asobal. ¿Se imagina volviendo a esa categoría con el Cisne?
Es cierto que el hecho de poder ascender con el Sinfín y jugar en la máxima categoría hizo que me quitase esa espinita. ¿Jugar con el Cisne? Sería un sueño. A día de hoy es una utopía, porque es muy pronto y hay muchos factores, sobre todo económicos. Necesitaríamos muchos apoyos de la ciudad y es complicado. Pero reconozco que sería la leche. Si ahora estoy disfrutando, así lo haría doblemente.

PERSONAL. "ESTAR EN ESTE VESTUARIO JOVEN E IDENTIFICADO CON EL CLUB TE TRANSMITE CHISPA PARA COMPETIR"

¿Cómo lleva un veterano como usted estar dentro de un vestuario tan joven?
Seguro que nunca se había visto en una de estas. La verdad es que no. Donde he estado, siempre ha habido gente de todo tipo de edades. Pero este vestuario es muy bueno, con gente de toda la vida que siente el club. Los compañeros transmiten mucha ilusión y al final te contagian. Y al final, necesitas que te transmitan a ti esas ganas, esa chispa por seguir compitiendo. En definitiva, estoy muy a gusto en este vestuario, con esta gente. Y ahora acompañado con Iago Cuadrado, pues mejor aún. Así no parezco tan mayor (risas).

A nivel personal, ¿para cuándo su hijo (tiene diez meses) con un balón en las manos?
(Ríe) Si es cierto que en mi casa se respira balonmano. Mi mujer jugó en lo más alto y aunque ahora lo dejó, sigue enganchada a este deporte. Lo echa de menos y sufre mucho en la grada. ¿El niño? Seguro que pronto cogerá un balón, aunque de mayor igual no le gusta (ríe)

"A día de hoy es utópico, pero jugar con el Cisne en Asobal sería...
Comentarios