viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

La banda sigue tocando

Plantilla del Pontevedra B. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Plantilla del Pontevedra B. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El Pontevedra B, autodenominado 'la banda del patio', logró subir a Preferente y está en la final de la Copa Deputación

Bajo la denominación que ellos mismos se han puesto de la banda del patio y afirmando que "la banda sigue tocando" (en referencia a sus buenos resultados), el filial granate ha logrado esta temporada el ascenso a Preferente Galicia, a falta de tres jornadas, y la clasificación para la final de la Copa Deputación. Además, se encuentra en plena lucha por el título liguero, a falta de dos jornadas.

El pasado verano Sergio Moreira cogió las riendas de un equipo joven, repleto de futbolistas que acababan de terminar su etapa de formación juvenil y que tenían hambre de triunfo. Como complemento a esa inocencia futbolística decidió fichar a tres jugadores veteranos que aportasen la tranquilidad, el conocimiento y la experiencia. Y la explosiva combinación no pudo tener mejor resultado.

Desde el minuto uno se vio una plantilla unida, una familia que luchaba por un sueño común. Todo eso liderado por un gran capitán de barco que sabía cómo llevar a sus jugadores a alcanzar sus objetivos. La finalidad estaba clara: ascender a Preferente Galicia y luchar por volver a ser el filial al que todos los equipos temen.

El cuadro granate comenzó la temporada con dos goleadas (6-1 y 1-6) que ya dejaban entrever el potencial que tenía el bloque. Sin embargo, el año era muy largo. Y el filial lo sabía, por lo que estos resultados no les hicieron levantar los pies del suelo.

En diciembre el equipo vivió un bajón propio de la alta competición y el elevado nivel de juego ofrecido hasta entonces, pero los cuatro puntos logrados en cinco partidos fueron el empujón necesario para despegar.

Porque a partir de entonces encadenó una racha de cinco victorias consecutivas que se rompió con una derrota ante el Arcade el 17 de febrero. Desde ese día y, nueve jornadas después, no ha vuelto a perder un encuentro.

El ascenso a Preferente fue el punto más álgido de una temporada perfecta que, el pasado miércoles, se completó con la clasificación para la final de la Copa Deputación, al imponerse por 0-1 al Marcón Atlético. Al conjunto granate le queda todavía un objetivo: ser campeón de liga. Un hecho que tiene en su mano y que, posiblemente, se decidirá en la última jornada, en la que recibirá al Portonovo, el otro candidato.

Ha sido un año más que bueno para el bloque que dirige Moreira, que destaca que «el trabajo que han hecho estos jugadores es espectacular». La combinación de veteranía e inocencia se ha visto sobre el campo y la unión de una plantilla a priori muy diferente ha sido clave para el éxito.

La banda sigue tocando
Comentarios