viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

La conquista del estreno

La selección de Kosovo antes de su último entrenamiento previo al Mundial. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
La selección de Kosovo antes de su último entrenamiento previo al Mundial. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Kosovo tendrá por primera vez en su historia representación en una competición internacional ▶ Su participación en el Mundial Júnior ha generado controversia en España

A todas las selecciones les llena de orgullo participar en el Campeonato del Mundo júnior de balonmano. Muchas han llegado hasta aquí gracias a la buena actuación realizada durante la fase de clasificación, por lo que el torneo se convierte en el colofón de oro. Sin embargo, para otras, el sentimiento y el hecho de haber llegado a participar en el Mundial va más allá. Es el caso de la selección de Kosovo, cuya participación en el campeonato ha generado una gran controversia en España por razones que se meten de lleno en el ámbito político.

Por eso, a pesar de que el Mundial comenzó este martes, para Kosovo ya es una gran victoria haber llegado a tener representación en una competición internacional, ya que es la primera vez que el país balcánico tiene representación como selección en un campeonato mundial. Además, por lo tanto, también es la primera vez que la expedición visita España y en concreto Pontevedra, una ciudad que "nos parece muy bonita a todos, al igual que Vigo. Estamos encantados".

Fatmir Muhaxheri. Entrenador Kosovo
"No venimos a regalar nada ni a ver como es la competición. No nos vamos a rendir y lo daremos todo en la pista"

Los kosovares llegan a esta competición como uno de los equipos con menos opciones de clasificarse para los octavos de final, un hecho que confirma el nivel de algunos de los equipos que forman grupo con él. Kosovo, que debutará contra Croacia en la primera jornada del Mundial, está encuadrada en el grupo C junto con Portugal, Hungría, Brasil y Baréin -además de la selección croata-. Por otra parte, Kosovo cuenta con esta selección júnior desde hace a penas cuatro años, por lo que la experiencia como equipo en otras competiciones es prácticamente nula.

Aunque a priori resulte una selección débil, desde el cuerpo técnico opinan todo lo contrario. Fatmir Muhaxheri y Benon Brahushi, los entrenadores, explican que "a pesar de que parezcamos un equipo débil venimos a dejarlo todo sobre la pista. No venimos a regalar nada ni a ver como es la competición. No nos vamos a rendir. Vamos a intentar hacerlo lo mejor posible para conseguir victorias".

Sin embargo, ambos técnicos son conscientes de la complicación del grupo. "Sin duda Portugal es el rival más duro, pero todos tienen algo. En Hungría, por ejemplo, tienen jugadores muy físicos, mientras que en Croacia se centran más en la táctica. Tendremos que tener cuidado con todos los equipos si queremos aspirar a algo".

Benon Brahushi. Entrenador Kosovo
"Portugal es el rival más duro, pero todos tienen algo. En Hungría son muy físicos y en Croacia son muy tácticos"

Por otra parte, Kosovo intentará competirle a Baréin y a Brasil, aunque sobre este último equipo, los entrenadores añadieron que "somos conscientes de que es una selección mejor que la nuestra, pero aún así en ese partido vamos a salir a darlo todo". Nada va a frenar a Kosovo en esta cita internacional. Ni los problemas políticos y gubernamentales, ni la calidad y nivel del resto de selecciones.

JUGADORES. La selección de Kosovo presenta una plantilla muy completa en la que sus jugadores han sabido adaptarse muy rápido unos a otros. Aunque la gran mayoría juegan en equipos del país, otros han decidido irse a otros de Europa.

Es el caso de Albin Xhafolli, Rinor Akdulli, Blendi Dalladaku y Adrian Halili, que desde hace poco han empezado a jugar en equipos de Alemania, Suiza y Francia. Este hecho le ha servido a cada uno de los jugadores para adquirir experiencia de cara a este Campeonato del Mundo juvenil. Además de esos cuatro jugadores, el capitán del equipo, Jon Muqolli es uno de los deportistas más destacados de la selección kosovara, por lo que seguramente en cada partido intentará sacar su mejor versión para perseguir la victoria, el indudable objetivo del conjunto de Kosovo.

Con una semana por delante para demostrar lo que vale, la selección balcánica quiere emplearse a fondo para demostrar que tiene potencial suficiente para convertirse en un quebradero de cabeza para el resto de equipos participantes en el Campeonato del Mundo júnior de balonmano. Kosovo viene a sorprender y a hacerse ver.

Atención a... Problemas para participar
Al borde estuvo Kosovo de no poder participar en el Campeonato del Mundo Júnior de balonmano. No por problemas de nivel ni por no tener el derecho de codearse entre los mejores equipos internacionales, si no por problemas meramente políticos. De hecho, hasta quince días del comienzo de la competición, los jugadores y el cuerpo técnico de la selección kosovara tuvieron problemas para hacerse con el visado y poder viajar a España.

Sorteo
Ya durante el sorteo de los grupos, que se celebró el pasado mes de junio, la controversia fue visible cuando retiraron a Kosovo del bombo para que no coincidiese con Serbia en el grupo.

La conquista del estreno
Comentarios