La gran cantera del baloncesto gallego

PON2910P44F7.JPG
photo_camera PON2910P44F7.JPG

PONTEVEDRA. El baloncesto de la provincia de Pontevedra no se entendería sin el BBC Liceo. Buena parte de los equipos que pueblan las pistas de la comarca se nutren de la cantera del club arousano, que se ha consolidado como una de las fábricas de jugadores más prolíficas de Galicia. Más de 300 deportistas forman el club, que cuenta con nada más y nada menos que con 20 equipos: dos sénior -uno en Segunda Autonómica y el otro en Tercera-, dos júnior, tres cadetes, tres infantiles, tres de minibásquet y seis preminibásquet. Un total de 29 entrenadores, tres de ellos profesionales, se encargan de formar a los jóvenes y de mantener a los equipos en las posiciones altas de sus respectivas categorías.

«Las inscripciones nos desbordan», comenta Juan Rodríguez Espiñeira, el director deportivo del club. Y se que cada semana se siguen inscribiendo niños que quieren formar parte del Liceo.

Excelente comienzo

El comienzo de la temporada a nivel de competición no ha podido ser mejor. El equipo sénior de Segunda Autonómica lleva tres victorias en otros tantos partidos con unas sensaciones inmejorables tras vencer al Meco Solpor, al Torvigo Baiona y al Vigo AM. Sin embargo, de el club pide prudencia: «Es cierto que este año tenemos un grupo de jugadores fantástico pero, de momento, no nos planteamos el ascenso», recalca Espiñeira. Además, los júnior, tanto el A como el B, ocupan la segunda y cuarta plaza, respectivamente, de la Liga Autonómica. El director deportivo del club entiende que el objetivo de todos los equipos tanto en categorías inferiores como en las absolutas es hacer crecer a los jugadores: «No hay un resultado deportivo marcado, nuestro objetivo no es ese», añade.

No cabe duda que esta filosofía está dando resultados. El escolta cadete Alberto Pérez, por ejemplo, es ya una pieza importante en la selección gallega de baloncesto: «Es un jugador técnicamente muy bueno y con una proyección enorme», señala Espiñeira, que espera que otros compañeros sigan su camino y lleguen pronto al combinado autonómico.

Viabilidad

Toda esa estructura está sustentada en un sólido modelo económico, lo que conlleva un enorme mérito en una coyuntura como la actual. «Tenemos que apretarnos el cinturón, pero tenemos la suerte de que nuestro principal patrocinador sigue respaldándonos», comenta Espiñeira. La fidelidad de su patrocinador Sigaltec, que lleva apoyando el club desde sus inicios, junto con la colaboración de la Administración -no tienen que pagar un alquiler por usar las instalaciones que les facilita el Concello-, obran el milagro en la sombra de un club que es todavía más sólido desde el pasado 28 de junio. Fue en esa fecha cuando se confirmó lo que era un secreto a voces: el Liceo y el BBC, dos clubes que compartieron una gran rivalidad en la década de los 80 y 90, se fusionaron para unir fuerzas en tiempos de crisis. Y el experimento, hasta ahora, está siendo un éxito pues supone unir a los mejores jugadores de la zona en un mismo equipo y además de supone un ahorro importante a nivel de infraestructuras y material.

De esta forma, el BBC Liceo se garantiza seguir siendo uno de los referentes de las canchas gallegas.

Comentarios