miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

La Pasión de Cristo

Luisito, este lunes en Pasarón. DAVID FREIRE
Luisito, este lunes en Pasarón. DAVID FREIRE
El Pontevedra 'resucita' al técnico líder del ascenso a Tercera y del último play-off a Segunda ►Su personalidad visceral le ayudó a ser 'guía' del granatismo y, a la vez, le condujo a su final
En medio de la crisis más oscura, apareció él como luz. El Pontevedra deambulaba por Tercera y ni siquiera la energía inyectada por el proyecto de Lupe Murillo parecía ser suficiente argumento para encontrar la vía de salida del inframundo. Pero entonces, en octubre de 2014, la presidenta se encomendó a quien había hecho brillar al humilde Cidade de Santiago u obrar el milagro de ganar una Copa Federación como epitafio en la tumba de una muerte anunciada en Ourense. Y Murillo encontró a su mesías: José Luis Míguez (Teo, 1966).

Precedido por la fama futbolística y sus highlights delante de los micros de la TVG, el de Teo comenzó a ganarse con resultados a una afición deseosa de encontrar un pastor que le guiase hacia la luz. A esa comunión tan rápida y evidente ayudó, por supuesto, su citada verborrea llana y un talante visceral que gusta entre la parroquia del Hai que Roelo.

El cariño de la gente era directamente proporcional al ascenso del Pontevedra en la tabla. El PCF era campeón de Tercera. Pero el ascenso costó. En un partido absolutamente desesperante por la actitud del rival, el Mensajero negó el salto de categoría al Pontevedra. Luisito volvió a comprender cómo empatizar con su ya familia granate: "Como a miña vida é todo un puto sufrimento, agora queda levantarse. Non vale de nada andar chorando. E se digo o que penso, métenme na cárcel".

Ver más: 📷 Los momentos clave de Luisito en el Pontevedra

Finalmente, Luisito y el Pontevedra acabaron culminando su ansiado objetivo en un play-off agónico en junio de 2015 que unió todavía más al técnico con la afición, cristalizada en un Fondo Norte que lo adoraba y le dedicaba canciones y pancartas con fervor religioso.

El idilio se consolidó la temporada siguiente, cuando como recién ascendido, el equipo acabó cuarto la primera vuelta. Entonces se empezó a mencionar la posibilidad de soñar en grande y Luisito sacó las uñas para quitarle presión a sus futbolistas. Tras vencer en Coruxo, lanzó un dardo a la prensa y al entorno por hablar del "puto play-off e su puñetera madre". Fue el primer gran desliz de varios durante su etapa.

El equipo, en caída libre, acabó la liga en una más que honrosa novena posición. Y afrontó el verano con la intención de superarse. Llegó entonces el año idílico, coincidiendo con el 75 aniversario del club. Todo iba como la seda y pese a la incertidumbre final, Pasarón se convirtió en una fiesta el 6 de mayo de 2017, con la clasificación para un play-off de ascenso a Segunda. La temprana eliminación ante el Murcia, más que decepcionante, permitía poner todavía más en valor el hito.

Ver más: 🗣 Luisito, en su presentación este lunes: "Estou onde realmente quería estar"

Pero todo lo que sube, tiene que bajar. Luisito, más arisco, advirtió desde el principio que el listón que se ponía desde la dirección estaba difícil de igualar. Y así fue. Los malos resultados llegaron. Y el siempre cercano y cariñoso trato con la prensa se convirtió en lo contrario. Vetos de palabra y una ley del silencio aderezada por una dimisión, en noviembre del 2017, tras caer en Talavera.

Aquella marcha que la cúpula no aceptó enturbió todo todavía más. Y un mes después, con el equipo sin reacción, la propia directiva fue la que le cesó en el cargo. Fue tras una defensa a ultranza de la presidenta, principal señalada por parte del Fondo Norte como culpable de la situación. Aquel discurso extremadamente agresivo cargando contra todos le sirvió para enemistarse con parte de la grada y no le salvó del cese. Luisito se sintió traicionado. Y acabó despidiéndose del club entre lágrimas, pidiendo sincero perdón a los periodistas y a la gente por su maltrato durante las semanas previas.

Tres años después de aquella traición que no fue tal, aquellos que le mataron le resucitan. La historia de la obra y gracia del mesías, su crucifixión y su resurrección. La Pasión de Luisito, deidad en Pasarón entre cristianos y férreos ateos.

La Pasión de Cristo
Comentarios
ç