viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

A golpe de balón

Laura Dios durante un entrenamiento esta semana. RAFA FARIÑA
Laura Dios durante un entrenamiento esta semana. RAFA FARIÑA
Laura Dios llegó al voleibol tras pasar previamente por el baloncesto. Ahora, sus condiciones físicas y aptitudes la han llevado a la prelista de la selección española de menores

A SUS 14 años, Laura Dios tiene encauzado su camino en el voleibol. Sus condiciones físicas unidas a su talento han hecho de ella un diamante en bruto.

Se inició en el deporte cuando empezó a tener uso de razón, concretamente en el mundo del baloncesto, que la vio hacer sus primeros pinitos vestida de corto. Seguía los pasos de su hermano, con quien comparte la altura de su cuerpo. Pero pronto empezó a desviarse y buscar su camino. Fue en verano. "Veía a las mayores en la playa jugando al voley playa y me decidí a probar, pero nunca pensé en llegar tan lejos" relata sorprendida de si misma, y de los pasos que ha ido dando en este deporte.

Ahora Laura Dios tiene un amplio curriculum deportivo. Fue miembro de la selección gallega infantil en el Campeonato de España de autonomías, y no contenta con eso, el pasado año quedó campeona gallega de la misma categoría en el torneo regional celebrado en Pontevedra, del que asegura que fue su "mejor experiencia".

A nivel personal, este año me gustaría participar otra vez con la selección gallega. A ver si lo consigo

Al preguntarle sobre esa fecha que tiene en su memoria, Laura contesta inmediatamente: "Uff". Se lo piensa, y es que se le antoja complicado elegir una cita, a pesar de que reconoce que le "gustan los partidos difíciles. Cuando jugamos el Gallego fue muy emocionante, la verdad. Fue en Pontevedra y había muchísima gente, familiares, amigos... Y fue un encuentro muy igualado". Le gusta la tensión sobre la pista. No es partidaria de dar los partidos por ganados antes de que suene el pitido final, y disfruta mucho de la intensidad que ofrecen los duelos ajustados. "También hubo uno que ganamos, en el Campeonato de España, que cuando lo ganamos fue un subidón porque estaba súper empatado. Es súper emocionante cuando ganas ese tipo de partidos", recalca esta pontevedresa.

Pero estos éxitos no han llegado a su vida por casualidad. Entrena cuatro días a la semana durante dos horas, aunque asegura que esto no le limita a la hora de disfrutar de sus ratos de ocio.

Laura sigue las instrucciones de sus entrenadores, pero no tiene un referente a seguir. Ella prefiere ir creciendo día tras día pero al hablar de objetivos la cosa cambia: "A nivel de equipo este año nos gustaría llegar al campeonato gallego de nuevo, y a nivel personal me gustaría estar otra vez con la selección gallega, a ver si lo consigo".

Laura Dios es ya una joya deportiva y ha iniciado un camino que no tiene fin.

A golpe de balón
Comentarios