jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Las líneas maestras granates

Una imagen del Celta B-Pontevedra del pasado sábado. RC CELTA
Una imagen del Celta B-Pontevedra del pasado sábado. RC CELTA
En sus dos primeros amistosos, el Pontevedra ya ha empezado a mostrar varias de las señas de identidad que quiere Ramos: buena presión adelantada, transiciones y remate para generar

Es todavía pronto, pero el trabajo de más de un mes de entrenamiento comienza a dar sus primeros frutos. Así se ha visto en los dos amistosos que el Pontevedra ha podido disputar hasta la fecha. Porque más allá de las victorias frente al Coruxo y al Celta B, el equipo de la Boa Vila ha transmitido varias líneas maestras de las señas de identidad que pretende otorgarle Jesús Ramos. El técnico marinense dejó entrever su idea de fútbol para el PCF el pasado curso y este año, cogiendo las riendas desde el inicio, está implantándolas.


Ritmo alto

A la espera de que los próximos partidos de pretemporada enseñen más cosas, el PCF ha mostrado en sus dos pruebas en Vigo que es un equipo construido especificamente para jugar a un ritmo muy alto tanto con balón como sin él. A pesar de que tras el encuentro ante el Coruxo Jesús Ramos lamentó la ausencia de más dinamismo en el juego del equipo (destacó que era normal después de tantísimo tiempo sin disputar un partido de fútbol), lo cierto es que ante el Celta B el conjunto granate subió varios puntos en intensidad. Eso le hizo ser un equipo más agresivo con y sin balón, una seña de identidad fundamental para, a partir de ahí, desarrollar mecanismos para recuperar la pelota o disponer de ella.


Presión, mucha presión

Uno de los rasgos más característicos del Pontevedra de Jesús Ramos en los pocos partidos en los que pudo dirigir al equipo el pasado curso fue su intención de impedir que el rival iniciase sus ataques desde atrás con comodidad. Los granates buscaban provocar un error en la salida del balón del rival para recuperar el balón y, con menos metros y espacio, estar más cerca de generar ocasiones en la portería rival a través de una rápida transición.


Transiciones rápidas

Precisamente esta querencia por la presión conduce a que el Pontevedra busque constantemente las transiciones (los ciclos de juego que se dan cada vez que se pierde o se recupera el balón). La intención de los de Ramos es dominarlas para defenderse cuando el equipo no pueda recuperar la pelota inmediatamente tras perderla ("queremos replegar muy rápido cuando toque", ha manifestado). Pero sobre todo, valerse de su presión para robar el balón al rival y, a partir de ahí, atacar a los espacios.


Velocidad por bandas

Precisamente una de las necesidades fundamentales para imponer este alto ritmo de juego es la de disponer de futbolistas que físicamente puedan soportarlo. En este sentido, Jesús Ramos y Roberto Feáns se han centrado mucho en encontrar hombres con capacidad para soportar elevadas cargas de intensidad y esfuerzos largos a nivel condicional. Si futbolistas como Imanol García entran en ese perfil, quienes verdaderamente sobresalen en esta faceta (porque adquieren una importancia capital, sobre todo en ataque) son los extremos. Rápidos todos ellos y con capacidad para asociarse, desde la dirección técnica entienden que contar con futbolistas de banda de estas características es clave para atacar tanto posicionalmente (por su capacidad para generar ventajas en el uno para uno) como a través de los contraataques.


El gol, a través del remate

El Pontevedra busca desequilibrar por las bandas precisamente porque sabe que dentro del área rival reside su gran potencial. Con Charles y Rufo como pareja de delanteros, el PCF tiene mucho ganado con respecto al resto de equipos de la categoría. Ambos goleadores destacan por su instinto a la hora de buscar el remate y por su capacidad técnica para ejecutarlo. Rufo ha marcado todos sus goles de granate al primer toque. Mientras, el pasado curso, Charles también encontró el gol únicamente definiendo a un contacto (de penalti o de cabeza). Poner balones al área es sinónimo de peligro para el conjunto de Pasarón.

Las líneas maestras granates
Comentarios