martes. 23.07.2019 |
El tiempo
martes. 23.07.2019
El tiempo

Los jóvenes piden paso

Un entrenamiento del Pontevedra en Pasarón. CHRISTIAN FERNÁNDEZ
Un entrenamiento del Pontevedra en Pasarón. CHRISTIAN FERNÁNDEZ

Santi Figueroa y Garrido se sumarán a Iñaki, Pacheco y Rivera en la disputa de las plazas de sub-23 de la primera plantilla del Pontevedra ▶Varios clubes de Tercera División se han interesado por la cesión de algunos de ellos de cara al próximo ejercicio

Santi Figueroa y Santi Garrido son dos de los principales candidatos a ocupar las plazas de sub-23 del Pontevedra Club de Fútbol de la próxima temporada. Figueroa ha dado un salto de calidad en la presente campaña después de haber defendido los colores del Céltiga en Tercera División. El zaguero disputó 35 partidos de Liga, en los que acumuló 3.000 minutos, cifra que avala su capacidad competitiva en una categoría exigente.

Su rendimiento en el cuadro insular ha llamado la atención del Pontevedra, que lo repescará con la intención de que ocupe una de las plazas para jugadores de formación del club, aunque todavía deberá definir si alternaría con el filial, recientemente ascendido a Preferente, o si trabajará y competirá en exclusiva a las órdenes de Luismi en Segunda División B.

Figueroa puede actuar de lateral derecho o carrilero y destaca por su capacidad para proyectarse en ataque.

Santi Figueroa disputó 35 partidos con el Céltiga en Tercera División y será repescado para el próximo ejercicio

Además de él, la institución también se propone subir al colectivo a Santi Garrido. El medio centro trabajó con frecuencia con el primer equipo granate hace dos temporadas, a las órdenes de Luisito, técnico que confiaba en sus cualidades. Es un jugador completo, con mucho recorrido, que puede actuar como central o como medio centro y dispone de una gran condición física que le permite abarcar mucho terreno de juego, realizar funciones de recuperación y aparecer en campo ofensivo. Además, hace buen uso de sus centímetros en el juego aéreo.

Ambos se unirán al grupo de canteranos que ya trabajaban durante el pasado curso con el primer conjunto: Rivera, Pacheco e Iñaki. El primero de ellos tuvo una actuación aislada en Liga, pero destacada, ya que logró el gol de la victoria contra el Guijuelo en Pasarón que mantuvo viva la llama de la esperanza pontevedresa en la lucha por la promoción de ascenso a Segunda División. Además sus apariciones en Copa Federación fueron relevantes.

El club sigue esperando para conocer la decisión de los hermanos Juan y Jesús Barbeito sobre su continuidad en el club

Pacheco dispuso de sus oportunidades en Liga y Copa durante el curso 2017-18, aunque en el pasado ejercicio el central sufrió las limitaciones derivadas de las lesiones y apenas tuvo oportunidades de participar con la primera escuadra.

Iñaki ha sido el que menos protagonismo ha tenido de todos ellos, aunque también ha dispuesto de partidos en Copa Federación. El habilidoso e inteligente extremo tendrá otra ocasión de brillar, si el Pontevedra no estima cederlo.

Varios equipos de la Tercera División han mostrado interés a la institución de Pasarón por algunas de sus promesas, que podrían salir cedidas para intentar dar el paso adelante que consiguió Santi Figueroa en el Céltiga.

La entidad todavía debe conocer la decisión de los hermanos Jesús y Juan Barbeito al respecto de su destino. Los futbolistas de Portonovo no tuvieron la continuidad que les habría gustado la pasada campaña en el primer equipo y ello parece haberles generado dudas, toda vez que no han respondido a la dirección deportiva sobre sus intenciones de cara al curso próximo.

El Rápido, opción prioritaria para ejercicio de cesiones

El acuerdo entre el Pontevedra y el Rápido de Bouzas concedería prioridad al club vigués en materia de cesiones de cara al próximo curso. El conjunto vigués podría ser destino de algún préstamo la próxima campaña, aunque las condiciones del Pacto de las Ostras, como denominó el club aurinegro en su página web, están en fase de desarrollo.

La primera cesión, aunque no fuese de un sub-23, se produjo en el pasado curso, cuando Adrián Mouriño pasó a jugar en el Baltasar Pujales desde el mes de enero para dejar hueco en la primera plantilla del Pontevedra a Borja Domínguez. Con el cuadro vigués en Tercera, el flujo de jugadores parece estar destinado a incrementarse.

Los jóvenes piden paso
Comentarios