Los tiempos cambian

El Bla bla bla está formado por Óscar, Moncho, Rafa, Miguel, Elías, Martínez, Vicente, Ángel, Chiño, Carlos, Diego, Ballotelli, Miguel Armenteira, Xan, Rogelio Vidal, Moreno, Miranda, Manu, Tito, Carlos Sánchez, Israel y José. alba sotelo
photo_camera El Bla bla bla está formado por Óscar, Moncho, Rafa, Miguel, Elías, Martínez, Vicente, Ángel, Chiño, Carlos, Diego, Ballotelli, Miguel Armenteira, Xan, Rogelio Vidal, Moreno, Miranda, Manu, Tito, Carlos Sánchez, Israel y José. alba sotelo

PONTEVEDRA. El Bla bla bla nació en Pontevedra hace 25 años. En aquel momento, un grupo de vecinos de la zona de San Antoniño que buscaban alguna forma de reunirse y divertirse juntos. De esta forma, el fútbol veterano era la mejor respuesta a sus aspiraciones.

Poco a poco el equipo fue cambiando. Lo que más ha variado ha sido su plantilla; de hecho, cada dos años cambian muchos de sus jugadores. Sin embargo, algunos de ellos llevan mucho tiempo en la entidad, por ejemplo Israel, que cuenta ya con 15 temporadas a sus espaldas. Asimismo, la calidad de los hombres del Bla bla bla no es lo más importante, sino que lo que destaca es la amistad. Aún así, no todos los años hacen ‘piña’ igual y eso parece que se nota.

Por su parte, Israel, 2º delegado del conjunto, afirma que lo mejor de veteranos es lo que ellos llaman el ‘tercer tiempo’, algo muy parecido al que se lleva a cabo en rubgy. Asimismo, no todos tienen las mismas aspiraciones, ya que mientras unos buscan divertirse con el fútbol veterano, otros quieren hacer ejercicio o desestresarse, entre otros.

Por otro lado, Israel habló del ‘compromiso’, ese que provoca que en su ausencia muchos equipos desaparezcan. Se refirió a jugadores que aceptan las condiciones del fútbol veterano y, después, ‘por h o por b’, dejan de ir a los partidos. Por suerte, eso no ocurre mucho en el Bla bla blá y tampoco tienen los problemas típicos de esta categoría con la disponibilidad de campos. De hecho, hace unos tres años que se cambiaron a Viascón (Cotobade) que, pese a no estar en Pontevedra ciudad, no les queda demasiado lejos y las carreteras para llegar hasta allí son buenas. Asimismo, no tienen que compartir campo con otro club, por lo que los problemas disminuyen.

De esta forma, el Bla bla bla quiere seguir manteniéndose, creciendo si se puede, cada temporada, para continuar disfrutando del fútbol veterano durante muchos años más.

La intrahistoria

Profesores y futbolistas

Cuando alguien va a la universidad nunca se imagina a sus profesores, siempre tan serios y muchos con traje y corbata, vestidos de corto y con un balón bajo sus pies. Sin embargo, no hay que ir muy lejos para encontrarse a alguno en fútbol veterano.

Si se observa la plantilla del Al Sur Café y el Café Bar Centro se puede encontrar a tres profesores universitarios que los sábados por la tarde cambian la corbata por las medias de fútbol.

Por un lado, en el Al Sur Café están Pedro y Carlos, mientras que en el Café Bar Centro está José Ayude. Los tres son maestros en la Universidade de Vigo y los tres de la rama científica (Química e Informática. De hecho, para encontrar a José Ayude tan solo hay que acudir a la Facultad de Forestais de Pontevedra.

Comentarios