miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

Luisito: "Non podía deixar ao Pontevedra nesta situación, pero pasei moito medo"

Luisito, con Roberto Feáns en el entrenamiento. GONZALO GARCÍA
Luisito, con Roberto Feáns en el entrenamiento. GONZALO GARCÍA
El técnico teense asume que fue "moi cazurro" al querer dirigir al equipo ante el Compostela cuando "intuía que tiña un trombo" ►"A doutora díxome que me salvei de milagre", sentencia

José Luis Míguez, Luisito, explicó en la mañana de este miércoles en rueda de prensa sus angustiosas últimas horas, en las que un trombo en su brazo derecho estuvo cerca de acabar con su vida: "A doutora díxome que me salvei de milagre. De ter sido un trombo máis pequeno, púidose diluir e afectarme ao pulmón, ao corazón ou á cabeza".

El preparador del PCF explicó que se empezó a encontrar mal el jueves y el sábado, tras el entrenamiento, acudió al PAC de A Parda, donde le dijeron que su problema era "muscular al 95%". "Foi un erro do médico. Pero todos nos podemos equivocar. Aínda así, eu intuía que non tiña razón", apuntó Luisito, que pese a su desconfianza no buscó otra opinión médica y siguió dejando pasar el fin de semana. "O domingo levanteime destrozado. Pero o ocultei todo. Vin dirixir o partido nun estado moi malo. Sabía que tiña algo, pero agarreime á dor muscular e como son moi cazurro, non quixen deixar só ao Pontevedra nesta situación. Gústame moito e débolle tanto ao club que non fun capaz de dicir que non. Pero tiven moito medo", expresó el técnico.

Así, pese a que el domingo los síntomas empeoraron, no fue hasta el lunes por la mañana cuando acudió al Hospital Dominguez, donde ya le detectaron el trombo con una ecografía. Pese a ello, se empeñó en dar la charla a los jugadores en la sesión del lunes para, posteriormente, coger el coche e ingresar por Urgencias en Santiago.

Finalmente, después de numerosas pruebas, Luisito pudo abandonar el hospital de madrugada. "Cando me fixeron tantas probas temínme o peor. Foi unha das poucas veces que pasei medo na miña vida. Agora estou aliviado, pero cando cheguei á casa e vin aos fillos, párteseche a alma", reconoció. El preparador apuntó que aunque siempre vacila a los jugadores con que es "inmortal" se ha dado cuente de que también es "vulnerable, como calquer ser humano".

Tras el gran susto, Luisito está medicado aunque podrá seguir entrenando. Este miércoles ya se presentó a la sesión matinal, aunque tan solo para dar una charla inicial y luego seguirla con ropa de calle desde la banda, acompañado por Roberto Feáns. Este jueves retomará la normalidad con el objetivo de "seguir ao 100%" y "gañar en Riazor" como mejor tratamiento.

Durante la comparecencia, el preparador quiso dar las gracias a las numerosas personas que se preocuparon por él ("mesmo ás que non teñen o meu número") a los doctores y a toda la afición del Pontevedra.

Luisito: "Non podía deixar ao Pontevedra nesta situación, pero...
Comentarios
ç