domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

"Nunca vamos a dejar de confiar en que podemos ascender. El equipo se lo merece"

Luismi, durante un partido de esta pretemporada. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Luismi, durante un partido de esta pretemporada. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
▶ El preparador vigués asume que la temporada no será sencilla, sobre todo porque el Grupo I es de lo más atípico de Segunda B en los últimos años. "Sin miedo" a ningún rival, pero con respeto a los 'grandes monstruos' de la categoría, Luis Miguel Areda confía en las posibilidades de un grupo de futbolistas que ha formado un vestuario "muy sano"
 

HAMBRE, AMBICIÓN e ilusión es lo que rebosa Luis Miguel Areda Figueirido, Luismi (Vigo, 1974). Eso mismo le caracterizaba con 24 años cuando debutó como jugador defendiendo la elástica granate. Aquel prometedor central que pasó cinco temporadas en Pasarón con el mayor empeño posible en su trabajo, y que regresó doce años y medio después para salvar al equipo como entrenador y ganarse a pulso la renovación, tiene ganas de que "haya chicha" y comience "por fin" su tercera temporada al frente de la nave pontevedresa.

¿Que valoración hace de la pretemporada?

Quitando las lesiones, que pese a que ninguna fue de gravedad, sí que nos han condicionado bastante, del resto todo muy bien. Sirvió de acoplamiento para que los jugadores vayan cogiendo la idea de lo que queremos y también para conseguir el ritmo necesario para llegar en condiciones a ese primer partido de liga.  

¿Cuál es la sensación del grupo?

Muy buena, están muy animados. Ya con muchas ganas de que empiece la competición. La pretemporada se hace larga. Apetece ya que haya puntos de por medio, que haya chicha y mayor intensidad. Al futbolista se le hace pesado porque es tiempo de mucho calor, de grandes sesiones de trabajo, de muchos partidos amistosos... Llega un momento en el que el jugador quiere la rutina ya de competición. 

La pretemporada sirve para ver qué carencias tiene el equipo. ¿Detectó muchas?

Más que resaltar carencias, lo importante ha sido coger ritmo. En algunos partidos hemos tenido menos el balón y por lo tanto tuvimos que hacer más hincapié en el aspecto defensivo. En otros encuentros, el rival, al ser de inferior categoría, nos obligaba a tener mucho más la posesión y desempeñar una fase del juego más ofensiva. El guión ha ido cambiando dependiendo del partido y eso nos ha venido bien para trabajar los distintos aspectos del juego. 

¿Entendió las críticas ante los resultados y el juego del equipo?

No, que va. Yo siempre lo dije, son partidos de preparación y no hay que darles ningún tipo de importancia a los resultados. En cuanto al juego del equipo, contra los rivales de superior categoría hemos competido bien, como el día de Ferrol o en el triangular ante el Deportivo y el Tenerife. Hemos ido de menos a más y estamos listos para empezar la temporada en buenas condiciones. 

¿Cree que hai nerviosismo en la afición?

Para nada. La pretemporada pasada ganamos todos los partidos y el inicio de liga fue irregular. No te garantizan nada los resultados durante el verano. Solo es una época de adaptación y preparación para lo que viene y de nada sirve ser alarmista. 

No somos inferiores a nadie, lo demostramos la temporada pasada y trayendo a jugadores importantes de la categoría

Es innegable que este año se han lesionado más jugadores que la pretemporada pasada. ¿Influyó en algo el método o la carga de trabajo?

Han sido diferentes circunstancias. Hemos seguido el mismo guión de la pretemporada pasada, por lo que ha sido muy similar a la del año pasado. Lo que pasa es que son futbolistas nuevos que han llegado y por unas razones u otras han tenido molestias. Después hay cosas incontrolables como lo de Álex González o el hecho de que Pedro volviese con apendicitis. No hemos tenido ninguna lesión grave entrenando. Tanto la de Pol Bueso como la de Adighibe fueron por precaución y siempre hemos preferido ser cautos y controlarlas para que no fueran a más. 

¿Cómo afronta esta tercera temporada al frente del banquillo granate?

Con ilusión, con muchas ganas y con ambición de seguir creciendo, tanto yo como desde el club. Creo que esta estabilidad va a ser buena para todos. Al final nos vamos conociendo, vamos puliendo detalles y la idea tiene que ser la de dar un pasito más que la temporada pasada.

Y ese pasito más... ¿será meterse en el play off ? ¿Cuál tiene que ser el objetivo del equipo?

Estamos en Pontevedra, yo sé dónde estoy y siempre lo he dicho desde que llegué. Soy consciente de que es el club de una ciudad muy futbolera, con una gran afición y mucha historia detrás. Por lo tanto, la exigencia es máxima. Tenemos que intentar dar lo mejor de nosotros para situarnos cuanto antes lo más arriba posible y veremos hasta donde llegamos. Por ganas y por ilusión nunca vamos a dejar de confiar en que podemos llegar muy lejos y, ¿por qué no?, meternos ahí y soñar con ascender. 

La presidenta parecía tenerlo claro el primer día, la plantilla del ascenso. ¿Lo ve atrevido?

Es normal. La presidenta, los consejeros, los socios... quieren ver al Pontevedra en una categoría más alta. Eso es evidente porque estamos en un club que, sinceramente, se lo merece. Yo lo entiendo, pero en el vestuario también somos conscientes de la dificultad de cada partido, de que igual que nosotros hay otros equipos que quieren también jugar el play-off ... El mensaje en el vestuario es claro: vamos a seguir con el guión de la temporada pasada, siguiendo partido a partido con humildad, trabajando mucho y afrontando la temporada con la máxima ilusión. 

Lo de la plantilla del ascenso es normal. La presidenta, los socios... quieren al Pontevedra más arriba
 

Si tuviera que quedarse con una plantilla para debutar contra el Coruxo el domingo, ¿elegiría esta plantilla o la del año pasado?

Está claro, la de este año (risas). La temporada pasada fue magnífica. Nadie contaba con nosotros y hasta la penúltima jornada estuvimos peleando por estar ahí. El nivel y la exigencia que nos marcamos fue de 8. Nos quedó ese puntito del que hablábamos. Esta temporada la afrontamos con mucha ilusión, tenemos una plantilla muy buena, muy competitiva. Al final el tiempo y la propia liga nos dirá si es mejor o peor que la de la temporada anterior. 

Estoy satisfecho con la plantilla que tengo,  reforzar esa posición de defensa o lateral izquierdo no es algo urgente

¿Qué le parecen los nuevos fichajes?

Bien, se han acoplado rápido. Todo necesita una adaptación, Pol Bueso, por ejemplo, no ha podido jugar todo lo que nos gustaría, pero ha ido cogiendo el ritmo de competición necesario en estos últimos partidos como el resto de sus compañeros. Destacaría que la adaptación está siendo muy buena. Hay un vestuario muy sano y eso simplifica mucho que se acoplen al grupo. 

Los nuevos fichajes se están adaptando rápido y muy bien al grupo. Hay un vestuario muy sano y eso ayuda mucho
 

¿Mejoran lo que había?

Son perfiles distintos en la mayoría de los casos. Tampoco hay que compararlos individualmente porque creo que no tiene sentido. Cada uno tiene unas cualidades, unos aportaban unas cosas y otros nos darán otras. Se trataba de hacer una plantilla competitiva y creo que lo hemos conseguido. Posición por posición, los nuevos siempre van a tener el reflejo de los jugadores pasados: Sana con Kevin, Naveira con Castro, Adighibe con Mikel... Hasta que pase esta temporada va a ser inevitable que la afición los compare. 

A día de hoy, ¿ve a la plantilla con suficiente fondo de armario?

Sí. Si que es verdad que nos falta un jugador que nos dé ese puntito más, ese saltito. Sobre todo en el lado izquierdo de la zaga, pero con lo que tenemos a día de hoy, podemos competir. 

¿Qué opciones maneja el club para esa posición, teniendo en cuenta que tiene que ocupar una ficha sub-23?

Vamos a valorar si llega alguien. Nuestro lema siempre ha sido que si viene alguien tiene que ser para aportar. No es cantidad, es calidad. Si se da la circunstancia de que aparece algún jugador interesante para esa posición, podríamos mirarlo, pero estoy satisfecho con la plantilla que tengo y tampoco es algo urgente.

Si llega algún refuerzo tiene que ser para aportar algo. Buscamos calidad, no cantidad
 

La nueva regla permite que en un saque de puerta los defensas puedan estar dentro del área para apoyar al portero. ¿Mantendrá el Pontevedra el estilo de juego del año pasado y llevará la iniciativa en los partidos?

Si, tenemos que trabajar la salida de balón por la nueva regla, pero también la elaboración, la finalización... Son fases del juego que tienes que preparar. Si podemos iniciar jugando, mucho mejor. Si no, tenemos otras alternativas, pero lo bueno es que haya esa variedad, que puedas hacer juego combinativo o más directo. Para el futbolista, tener las diferentes opciones le enriquece mucho y aumenta la capacidad de toma de decisión. 

¿Van a ser importante los chicos de la cantera durante el año?

Estarán ahí, como siempre digo. Si están en el Pontevedra es porque tienen condiciones y están capacitados. Yo los veo como uno más cuando están en la primera plantilla. Aquí no hay nombres, hay jugadores. No veo DNIs, busco rendimiento en el verde. Si lo hacen bien, tendrán muchas oportunidades.

No miro el DNI, busco rendimiento sobre el verde. Si los canteranos lo hacen bien tendrán oportunidades
 

En los rondos y demás ejercicios de los entrenamientos, ¿los canteranos se buscan para hacer grupo entre ellos o prefieren mezclarse con los del primer equipo?

Depende. Hay rondos libres, en los que por afinidad sí que se juntan; y después ejercicios de sesión de entrenamiento, donde están todos mezclados. La idea es que se adapten como los nuevos fichajes. La relación del vestuario con los futbolistas que han llegado es tan buena como con los chavales de la base, así que estamos muy contentos. 

El motivo de elegir a qué canteranos hacer ficha del primer equipo, ¿depende más de lo que demuestren sobre el campo o va más en función de las necesidades del equipo?

Siempre que lo demuestren. Volvemos a lo mismo, no queremos cantidad, queremos calidad. Si hay un futbolista que no da el nivel y lo tienes porque tienes carencias en esa posición, ni le estás ayudando a él ni al equipo. 

Edu comentó el otro día que a ciertos jóvenes ya les ha notado las ganas y el hambre por pelear por un puesto, mientras que a otros, por el motivo que fuese, todavía no. ¿Le ocurre algo parecido?

Es normal. Al final son muchos futbolistas los que han subido y unos pueden dar el nivel y otros no. Unos tardan más y otros menos. Va en función de las cualidades y capacidades de cada uno, pero es normal y también pasa en el primer equipo. Ves que hay jugadores del grupo que llegan a ese nivel y hay otros a los que les cuesta más. 

El lado más personal
¿El banquillo de Pasarón desgasta tanto como a Luis Enrique el del Camp Nou?

No hablé con Luis Enrique, no te lo puedo decir (carcajada). Lo que sí es evidente es que cualquier banquillo desgasta y quema. Es mucha exigencia y no es lo mismo ser entrenador que jugador. Tu eres futbolista y juegas y te vas para tu casa. El entrenador tiene más en qué pensar. La 

La música pre-partido sigue siendo tarea de los jugadores, ¿verdad?

Sí, yo siempre prefiero que la pongan ellos. Es algo de vestuario, de los futbolistas. Yo ahí no me meto, por si acaso (sonríe). 

Luismi dando instrucciones a sus jugadores. ADG-MEDIA
¿Y si va en el coche con la familia?

Depende mucho, nos gusta de todo. Si voy solo, escucho la radio normalmente, pero es cierto que hay veces que no quieres ni música. A veces prefiero la desconexión, ese momento de silencio, de tranquilidad. Estás mucho tiempo cargado de tareas, hablas con los jugadores, cuerpo técnico, la prensa... y en el coche solo quieres calma y relax para descansar y pensar en tus cosas, para no tolear

¿Cree que ve más fútbol ahora o cuando era jugador?

Más o menos. El fútbol siempre fue mi pasión. Veo todo lo que puedo desde Primera División hasta Segunda Regional, fútbol base... Es mi dependencia a este deporte lo que me hace estar  tan enganchado

 

Sobre el Grupo I 
¿Cómo valora ese grupo primero de Segunda Divisón B que le ha tocado al Pontevedra?

Difícil... Hay equipos muy potentes, con un presupuesto grande y con muy buenos futbolistas. Al final es como la temporada pasada, también había clubes con mucho dinero para fichar y ganar era complicado. Como mires al rival, estás perdido. Creo que hay que pensar en uno mismo, trabajar y mejorar y, a partir de ahí, no tener miedo a ningún equipo. No somos inferiores a nadie, lo hemos demostrado la temporada pasada y también trayendo jugadores importantes.  Por lo tanto, miedo ninguno, respeto sí. Ahora solo queda seguir con mucho trabajo y humildad para afrontar cada partido. 

Será el grupo con más desplazamientos y kilómetros totales. ¿Perjudicará esto al equipo?

Esos viajes de mucho calor, grandes desplazamientos, como los de Baleares, es evidente que no van a ser cómodos, porque al final no estás en tu hábitat natural, pero de nada vale poner excusas. Tienes que competir y adaptarte lo más rápido posible. Se han dado las circunstancias así esta temporada. El grupo es algo atípico, pero no podemos hacer nada. Tenemos que salir a disputar los partidos al 100%, no nos queda otra. 

Luismi durante el último entrenamiento de la temporada del Pontevedra CF. GONZALO GARCÍA

¿Cuáles serán esos grandes monstruos a batir de la categoría?

Atlético Baleares, Ibiza... imagino que van a estar arriba. Después de la Comunidad de Madrid, el Rayo Majadahonda, que es un recién descendido de Segunda División. También el Castilla, que ya vimos que tiene buen equipo. Hay cuatro o cinco equipos que, a priori, deberían estar en los puestos altos de la clasifi cación. Después puede pasar cualquier cosa, porque la liga es muy larga, y sabemos cómo es Segunda B: siempre hay alguna sorpresa.

"Nunca vamos a dejar de confiar en que podemos ascender. El equipo...
Comentarios