domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

Luismi: "Tenemos que sacar la lectura positiva, seguimos sumando"

Luismi, dando instrucciones a sus jugadores. RAFA FARIÑA
Luismi, dando instrucciones a sus jugadores. RAFA FARIÑA

El técnico granate reconoció que la expulsión de Carlos Molina habría cambiado el encuentro, mientras que su homólogo en el Unionistas alabó la intensidad del partido: "He corrido casi tanto como los que estaban en el campo"

Luismi intentó buscar el lado positivo al empate de su equipo contra Unionistas en el partido de ayer en Pasarón. El técnico granate reconoció que "no estuvimos precisos en la finalización", pero también aclaró que "si no puedes ganar, por lo menos, no pierdas. Tenemos que sacar la lectura positiva: seguimos sumando, hemos mantenido la portería a cero y continuamos sacando buenos resultados en Pasarón", resumió el entrenador vigués del equipo pontevedrés.

"Si le expulsasen al portero y se quedasen con un jugador menos, habría cambiado el partido. Pero no podemos lamentarnos y no podemos darle más vueltas"

El responsable del banquillo de Pasarón admitió que la acción del minuto tres, en la que Javi Pazos fue derribado al borde del área por Carlos Molina, habría modificado el duelo si el colegiado se atreviese a mostrar roja directa al guardameta. "Si le expulsasen al portero y se quedasen con un jugador menos, habría cambiado el partido. Pero no podemos lamentarnos. El árbitro decide que no debe ser expulsión y no podemos darle más vueltas".

"Era un rival que llevaba doce jornadas sin perder y eso es por algo, porque está haciendo las cosas bien"

Luismi esperaba un envite parecido al que se vio finalmente. Conocía a Unionistas. "Sí. Sabíamos que iba a ser un partido complicado. Era un rival que llevaba doce jornadas sin perder y eso es por algo, porque está haciendo bien las cosas, son competitivos, aguerridos, correosos, disputan y no se achican".

En ese escenario, era previsible que las posesiones largas y las acciones combinativas brillasen por su ausencia. "Fue un juego más directo, con más imprecisiones y estuvo más trabado. Ellos eran intensos, agresivos, no elaboraban demasiado. El campo tampoco ayudó. Se juntaron muchos factores que provocaron que el choque al final fuese así. El que marcase tenía mucho ganado. Al haber tan pocas ocasiones de gol, sería difícil que al que se pusiese por delante se le escapase la victoria".

"El juego tuvo imprecisiones y estuvo trabado. Sería difícil que al que se pusiese por delante en el marcador se le escapase la victoria"

Luismi explicó que Arruabarrena es uno de sus dos lanzadores de penas máximas. "Estaba hablado. Entre él y Kevin, el que tuviese mayor confianza debía lanzarlo".

MEJOR FASE. En la primera parte de la segunda mitad del choque, el PCF rondó el gol. "Era ese momento en el que estábamos empujando más y más cerca del área y se acercaba el gol. Pero nos faltó, durante todo el encuentro, esa precisión en los metros finales para materializar las ocasiones que estábamos teniendo. Nos faltó la puntería y el acierto".

El once granate cae a la séptima plaza en una liga muy apretada, en la que siete equipos están separados por tres puntos. De haber ganado ayer, el cuadro de Luismi sería tercero, a un punto del líder. "Da rabia, pero queda mucho por delante. Tenemos un punto más que en la primera vuelta, ya que habíamos perdido en el terreno de juego de Unionistas. Hemos dejado la portería a cero y ahora, a pensar en León. Queda mucho. Esto ya ha pasado. A partir de ahora debemos corregir errores que hayamos cometido y debemos pensar en hacer un buen encuentro la semana que viene, que no va a ser fácil", aseguró.

La jornada. El Fuenlabrada, nuevo líder
Comenzó como un cohete, pero ya le han pillado. La Ponferradina perdió 2-0 ante un Burgos que va a más y con la derrota se dejó atrás el liderato, que ahora comparte con el Fuenlabrada. El equipo madrileño, que la pasada semana también cayó en El Plantío, se coloca en la primera plaza del grupo I gracias a su triunfo in extremis en El Helmántico, que vio cómo su Salamanca cortaba la buena racha de los últimos encuentros.

Aunque la gran sorpresa de la jornada la dio el Rápido de Bouzas, que suma dos triunfos seguidos haciéndose fuerte en el Baltasar Pujales. El equipo vigués derrotó por 1-0 a una Cultural que se queda con 33 puntos. Los mismos que el Sanse, el Castilla y el propio Pontevedra.

El cuadro rojiblanco venció 1-0 al Valladolid B y confirma su buena dinámica. El filial del Real Madrid, por su parte, empató en Las Palmas.

Mientras, el otro gran filial, el Atlético B, se confirma como el equipo más en forma del grupo y ya es tercero después de ganar al Unión Adarve por 2-0.

El Fabril cayó ante el Inter de Madrid y es el nuevo colista.

 

Roberto Aguirre: "El partido me enganchó. He corrido casi tanto como los que estaban en el campo"

El entrenador del Unionistas, Roberto Aguirre, vivió el partido como un futbolista más. "Lo he visto y lo he jugado prácticamente desde fuera. Iba todo tan rápido y con tanta intensidad que me enganchó y he corrido casi tanto como los que estaban en el campo. El adjetivo intenso se quedó corto".

Aguirre consideró que el empate fue justo con su equipo. "Esto nos permite reengancharnos y en un escenario que no era el más propicio, por el rival".

El técnico asturiano lamentó que el árbitro no pitase un penalti a favor de su equipo. "Nosotros deberíamos haber tenido la oportunidad de haber fallado un penalti. El árbitro se echó para atrás. El de Ribelles no sé si es fuera o dentro del área, pero no puede entrar así a un jugador en línea de fondo".

Luismi: "Tenemos que sacar la lectura positiva, seguimos sumando"
Comentarios