miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

Mala dinámica de juego y derrota

Aramburu intenta frenar el avance de Martin Buesa con la ayuda de Homs ayer. jorge Muñoz (Diario de noticias de  álava)
Aramburu intenta frenar el avance de Martin Buesa con la ayuda de Homs ayer. jorge Muñoz (Diario de noticias de álava)

VITORIA (ÁLAVA). La formación de Javier Llorente cayó derrotada ayer en cancha vasca que significa la tercera en lo que va de liga pero que no representa ninguna gravedad si se tiene en cuenta que ya acumulan tres victorias.

La formación marinense pagó su dinámica de juego irregular en la cancha alavesa frente a un conjunto local que sí supo imponer su ritmo y siempre fue superior a los gallegos. Y si por encima hay una mala selección de tiro todo termina por desembocar en una derrota que está más que justificada.

El equipo salió a la pista algo despistado y no supo sacar ventaja de los puntos débiles de la formación local. Fue un espejismo el 14-15 del primer cuarto, porque en el segundo cuarto la formación vasca tiró de mayor oficio en ataque capitaneado por Arthu Stela y Malik Story. No es que el bloque local se destacara por su ataque, de hecho, sus estadísticas indican que hizo un 22 de 45 en tiros de dos puntos, y un 6 de 20 en triples, nada del otro mundo, pero la defensa marinense permitió mucho control de juego al adversario, y tampoco hubo una diferencia abismal en el capítulo de rebotes, 38 del bando triunfador por 33 del bloque marinense, pero es que el desacierto en ataque visitante terminó por cercenar las posibilidades de triunfo.

Lucho Fernández tomó el mando de los operaciones marcándose hasta cinco triples, no deja de ser curioso que un pívot hubiera sido el que más canastas de tres puntos hiciera en el bando gallego, pero el pobre bagaje de Manu Ferreiro, cuatro puntos en 27 minutos, y los 3 puntos de DiRugeris en once minutos, fueron un lastre difícilmente recuperable. Luis González y Alberto Homs fueron los otros jugadores que superaron la barrera de los diez puntos.

En definitiva, que el bloque ‘peixe’, aunque inició una remontada a la desesperada en el último cuarto, no sirvió para nada, y el castigo para los de A Raña fue recibir la derrota en el mítico pabellón Mendizorroza.

Solo cabe decir que los visitantes firmaría seguramente el peor partido de lo que va de temporada y a Javier Llorente no le quedará más remedio que analizar detenidamente los errores cometidos y alentar a la plantilla para que no vuelvan a producirse. Una derrota que, como se suele decir, habrá que olvidar cuanto antes.


la tercera derrota en liga, la

 

Mala dinámica de juego y derrota
Comentarios