Marín surfea sobre la ilusión

El Campeonato Gallego SUP race de paddle surf, que se celebró por primera vez en la playa de Aguete, contó con la participación de 90 deportistas en dos modalidades diferentes
Un instante del Campeonato Gallego SUP Race. DP
photo_camera Un instante del Campeonato Gallego SUP Race. DP

Las aguas que recorren la costa de Pontevedra poseen ya una nueva actividad sobre su superficie. La playa de Aguete albergó el pasado fin de semana el Campeonato Gallego SUP race de paddle surf por primera vez en su historia. Las modalidades de velocidad y larga distancia se dieron cita en la ría del municipio de Marín para acoger a los 90 participantes aficionados a este marítimo deporte.

El club pontevedrés IMUA Paddle Surf Aguete, junto con la Federación Gallega de Surf, fueron los encargados de organizar un campeonato que cautivó a cada uno de los asistentes que se acercaron a la costa pontevedresa para contemplar el alto nivel competitivo que se desempeñó durante los dos días del torneo.

El prematuro club marinense también deslumbró como integrante de la competición. En la disciplina de larga distancia, las atletas de la categoría sub-10 coparon por completo el podio de galardonadas, logrando así un hito que pasará a la historia de la entidad. También obtuvieron beneficiosos resultados las palistas sub-12, quienes alcanzaron el tercer y cuarto puesto en las dos modalidades que componían el certamen.

Guillermo Roca, fundador del club y coordinador de la competición, mostró su gratitud ante la gran marea de asistentes que se concentraron en la playa del municipio. "La gente quedó encantada. Por ocasiones como esta merece la pena seguir apostando por un deporte que evoluciona a grandes pasos", expresa el pontevedrés.

los inicios. Esperanza, ganas y un gran sueño que ejecutar por delante que tiene como pilares básicos el remo, la tabla y el mar. Así se fundó el IMUA Paddle Surf Aguete, un club que, pese a que todavía no se han cumplido cuatro años desde su fundación, se ha convertido ya en una de las entidades acuáticas referentes en la costa de las Rías Baixas.

Roca ha sido uno de los artífices que Pontevedra se haya acercado a un deporte que, hasta hace cuatro años, tan solo se disfrutaba en Sanxenxo.

El nacido en la Boa Vila es maestro de geografía e historia en Madrid, pero nunca ha dejado de lado su verdadera pasión: el mar. "Desde pequeño me aficioné a todos los deportes que tienen que ver con el agua: piragüismo, buceo, natación, pero el paddle surf me enganchó. La movilidad y la libertad que te permite el ejercicio sobre la tabla es algo distinto al resto", explica Guillermo.

Es así por lo que el autor del ambicioso proyecto sueña con "tener unas instalaciones propias para que el paddle surf logre tener el nivel de difusión que se merece".

Comentarios