Marta Domínguez: de la casualidad al podio

La deportista del Club Squash Pontevedra trabaja a diario para hacerse un hueco en el top 50 mundial y sueña con competir en los que serán los primeros Juegos del squash como disciplina olímpica: Los Ángeles 2028
Marta Domínguez en el ACE Malaysia Cup. PSA WORLD TOUR
photo_camera Marta Domínguez en el ACE Malaysia Cup. PSA WORLD TOUR

Marta Domínguez lleva media vida dedicándose al squash. Esta viguesa afincada en Pontevedra comenzó en este deporte "de casualidad" cuando tenía 11 años. Ahora, con 22 y compitiendo ya de manera profesional, camina hacia el futuro con la mirada puesta en entrar en el top 50 mundial y, más a largo plazo, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028.

El primer contacto de Marta con el squash llegó porque su padre y un primo de este solían jugar en las pistas de Vigo. Ella y su hermana melliza, María Domínguez, iban a verlos jugar. Cuando el primo de su padre se lesionó, las hermanas Domínguez salieron a la pista. Y hasta hoy.

Con 15 años, tras llevar desde los 11 entrenando en Vigo, Marta comenzó a entrenar con Miguel Novegil en el Club Squash Pontevedra, donde continúa en la actualidad. Desde los 19 vive en la ciudad del Lérez y entrena en el complejo deportivo Rías do Sur.

A lo largo de estos años, los reconocimientos por su trabajo han sido muchos. Entre ellos, ha sido campeona de España junior ocho veces, campeona gallega absoluta seis veces, campeona de España absoluta en 2021 o bronce en el Campeonato del Mundo Universitario de 2022.

También ha alcanzado recientemente el puesto 61 en el ranking mundial, lo que le da fuerzas para seguir trabajando y hacerse un hueco en el top 50, uno de sus principales objetivos a día de hoy junto con el de revalidar el título de campeona de España en 2024. "Desde que supe que el squash va a ser olímpico, pienso en que me gustaría poder estar en los Juegos de Los Ángeles 2028, pero eso ya lo veo más a largo plazo", añade la deportista.

Al hablar de referentes, Marta señala a la también viguesa Xisela Aranda, campeona de España durante siete años. "Siempre tuve buena relación con ella, recuerdo que cuando era pequeña y terminaba de entrenar me quedaba a ver sus entrenamientos; me quería parecer un poco a ella", apunta. También hace referencia a Borja Golán, que llegó a ser el número cinco del mundo y cuenta con dos campeonatos de Europa. "Es de Santiago, lo tengo super cerca, de hecho a veces entreno con él", afirma Marta, que reconoce que "Borja es un referente para todo el mundo en el squash español".

Al asignarle a ella misma el calificativo de referente para las generaciones que ahora empiezan en el deporte se ríe y afirma que "ojalá, pero creo que aun me queda mucho para eso".

Las trabas de un deporte minoritario

Pese a soñar alto y trabajar a diario por alcanzar sus metas, Marta Domínguez es consciente de que un deporte como el squash se enfrenta aun en la actualidad a una serie de dificultades, principalmente económicas. "Es un deporte minoritario, por lo que tiene muchas menos ayudas y patrocinadores que otros", afirma.

Si bien es cierto que su reciente reconocimiento como disciplina olímpica –se estrenará en los Juegos Olímpicos de 2028 en Los Ángeles– supondrá una mejora de las condiciones, hasta ahora los deportistas se hacían cargo de prácticamente la totalidad de los costes derivados de la práctica deportiva y sus desplazamientos.

Ence apoya el Deporte de Base a través de su Plan Social

Las carencias en lo que a financiación se refiere, llevaron a Marta Domínguez a descubrir la iniciativa Plan Social Pontevedra que lleva a cabo Ence, concretamente en el área de apoyo a la actividad deportiva y los valores que esta fomenta, de cuya última edición resultó ser una de los 138 beneficiarios.

Marta apunta que esta ayuda, por la que se muestra "muy agradecida", la destinará sobre todo a "los viajes y las competiciones", aunque también irá para su preparación deportiva en Pontevedra y los servicios que esta requiere (preparación física, osteopatía, fisioterapia, etc.).

Esta iniciativa de Ence supone un importante apoyo a un elevado número de deportistas y a las actividades deportivas y dedicación de los deportistas, entrenadores y organizaciones que, en muchos casos, suplen con su sacrificio la falta de medios.

Más en Deporte Local Pontevedra