Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Las siamesas del squash

Marta y María Domínguez, en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Marta y María Domínguez, en Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Marta y María Domínguez son mellizas y son totalmente distintas en todos los aspectos. Además de la sangre, comparten su pasión por el squash. El pasado fin de semana quedaron en primera y tercera posición en el Campeonato de España sub-17 en Girona

Las hermanas de la sonrisa eterna, se les podría llamar. Marta y María Domínguez son dos viguesas que pasan más tiempo en la ciudad del Lérez que en la suya propia. Compiten con el Club Squash Pontevedra y entrenan a las órdenes de Miguel Novegil tres días por semana. Son buenas estudiantes y dos de las grandes promesas de este deporte a nivel nacional. Marta acaba de proclamarse campeona de España sub-17 en Girona. Venció en semifinales a su hermana María, que terminó subiéndose al tercer puesto del podio.

Dicen que María tiene más mala leche, aunque Marta habla mucho más. Pese a ello, cuando se meten en la pista no importa todo lo demás. Saben bien qué es pasar nervios. Las dos tuvieron malas experiencias con ellos. Marta cuenta que en más de una ocasión le han dado náuseas jugando y en algún partido se tuvo que retirar a causa de ello. María lo pasa fatal cada vez que ve que puede ganar un partido importante. "Me tiembla la mano y no soy capaz de darle a la pelota", asegura.

Las hermanas Domínguez lo hacen todo juntas. Y es que hasta se sientan una al lado de la otra en clase. Estudian Primero de Bachillerato y sí, también eso se les da bien. Sacan notas excelentes aún cuando se pierden alguna que otra clase a causa de las competiciones. Ahora, Marta se va a Polonia para competir con Xisela Aranda en el Campeonato de Europa absoluto y de allí, sin pasar por casa, acudirá a Suecia al Europeo sub-17, el de su categoría. "Quince días fuera y me deja aquí", dice en broma María, que relata que la echará de menos porque no tendrá "con quién meterme", aunque también dice que tiene ganas de probar alguna experiencia internacional de ese calibre, ya que por el momento no ha tenido oportunidad.

De hecho, María también cuenta que uno de los partidos que recuerda con más cariño es la final ante su hermana de la Copa de España, que se llevó Marta por 2-0. No existe rivalidad entre ellas, aunque María sí espera ganar pronto a su melliza. Y eso que estuvo a punto de hacerlo en la final del Campeonato Gallego, en la que iba 2-1 por delante. Al final, los nervios le pasaron factura y no pudo lograrlo.

Entre las dos no saben exactamente la cantidad de trofeos y medallas que tienen. Eso sí, cada una tiene los suyos en su propia habitación. "El de este fin de semana no sabía donde meterlo", explica Marta. Sin embargo, tendrán que buscar un lugar donde almacenar todos los trofeos de estas dos jugadoras, que desde los doce años están en la élite del squash. Y es que Marta consiguió su primer Nacional al año de empezar a jugar. Las dos deportistas son inseparables para todo, incluso en los podios. Por ello, ellas mismas se denominan "siamesas".

Las siamesas del squash
Comentarios