martes. 20.04.2021 |
El tiempo
martes. 20.04.2021
El tiempo

Más brillo que el sol

Javier González Fraga después de ganar con Cholita. MOISÉS BASALLOTE (SUNSHINE TOUR)
Javier González Fraga después de ganar con Cholita. MOISÉS BASALLOTE (SUNSHINE TOUR)
El criador y jinete pontevedrés Javier González Fraga fue uno de los grandes triunfadores del Sunshine Tour, considerado como uno de los concursos de caballos más importantes de Europa

Vejer de la Frontera (Cádiz) es escenario todos los años de uno de los concurso ecuestres más importantes de Europa, el Sunshine Tour (La Ruta del Sol) que reunió a más de 2.500 caballos convirtiéndose, con diferencia en la competición con equinos del Viejo Continente.

La gaditana es una de las citas más importantes en el mundo de los caballos y en ella un pontevedrés, Javier González Fraga brilló con luz propia al ser uno de sus principales protagonistas al ganar el certamen de jóvenes caballos en la categoría de cinco años y hacerse con el triunfo en dos pruebas en la división de adultos.

Éxitos que ponen en valor el trabajo de este pontevedrés que dirige el centro ecuestre Marcos das Pías en Sobrado dos Monxes y que se ha convertido en uno de los lugares de referencia en la cría caballar.

En las instalaciones de Dehesa Montenmedio Javier González Fraga no solo triunfó como jinete, con cuatro victorias sino también como criador, ya que clasificó a cuatro caballos para las finales.

Sonic JFG, el hijo de Diamant de Semilly y Sonora, con Javier González Fraga, se situó al frente de la tabla en las semifinales. El binomio español lo hizo hasta que le tocó el turno a Sherlock, el hijo de L'Arc de Triomphe criado por Luis Álvarez Cervera y montado por Mariano Martínez Bastida. Hasta que apareció en liza otro equino del pontevedrés, en concreto Cholita JFG, que logró el mejor crono para hacerse con el triunfo.

Cholita JGF puso la guinda a su magnífico circuito, en el que prácticamente contó por ceros su salidas a la pista. Ya antes del concurso su criador había reconocido a la prensa especializada que "si se mete en el desempate tiene muchas opciones, es una yegua muy rápida". Y así fue. La hija de Dodo ST Z, un malogrado hijo de Darco que tuvo que ser sacrificado y que montó Julio Álvarez Moya, sacó más de un segundo a su inmediato perseguidor. Sonic JGF fue quinto.

Javier González Fraga también fue protagonista con Bubalu con el que logró dos victorias en la Dehesa Montenmedio.

Bubalu tiene una historia muy especial con Fino, como se conoce a Javier en los ámbitos ecuestres, ya que "es un caballo creado por mí. Me refiero, yo inseminé a mi yegua, lo crié, lo desbravé y aquí estamos, muy contento", explica.

Bubalu es un caballo tordo con el que fue plata en el Campeonato de Galicia y quinto en el de España Clásico de 1'30 metros. Acaba de cumplir nueve años.

Sus triunfos pudieron ser más porque en uno de los primeros grandes premios del concurso "hizo un cero en la primera manga, pero fue una pena porque derribé en el desempate. No tenía la experiencia suficiente para un desempate de Gran Premio, me equivoqué un poco en un doble y derribé".

Bubalu ganó uno de los trofeos más importantes del circuito andaluz ya que "éramos 94 caballos así que no puedo estar más contento. Sabía que la única opción para ganar era ir muy rápido y quitar trancos. Las vueltas a las dos combinaciones eran puntos calientes para quitar tiempo. He estado siguiendo por el live streaming otros caballos y he visto que se podían quitar trancos. Me he arriesgado y he ganado", explicó.

Javier, de profesión veterinario, se muestra "súper orgulloso porque los caballos que salto son como hijos míos, están todos inseminados y criados por mi y eso me genera mucha satisfacción".

Con 18 años Javier dejó su Pontevedra natal para estudiar veterinaria y posteriormente comenzó a dar forma el sueño de su vida: poner en marcha una yeguada que en la actualidad se ha convertido en la que más caballos de salto cría de España, con cerca de 25 ejemplares anuales.

Prácticamente desde el corazón de Galicia, y sin olvidar sus raíces, Javier González Fraga fue dando forma a su sueño vital en el que mezclaba su profesión, la de veterinario, y su pasión, los caballos. Su yeguada se ha convertido en un referente no solo en España sino en diferentes continentes.

Más brillo que el sol
Comentarios
ç