domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

Más incertidumbre en el Pontevedra

Varios jugadores del PCF durante un entrenamiento. GONZALO GARCÍA
Varios jugadores del PCF durante un entrenamiento. GONZALO GARCÍA
Tras la ruptura de la negociación para crear el protocolo unificado, el comienzo de la competición vuelve a rodearse de dudas

La vuelta al verde del Pontevedra Club de Fútbol vuelve a estar rodeado de incertidumbre después de que el Consejo Superior de Deportes rompiese las negociaciones para la creación de un protocolo unificado para el deporte no profesional.

El pasado 1 de septiembre se hacía oficial la confección de los grupos de Segunda División B y se confirmaba que la competición daría comienzo el próximo 18 de octubre. Esa misma semana, desde la Federación Galega de Fútbol, confirmaban que el protocolo estaba "en borrador" y en la "recta final" de su elaboración. El organismo autonómico destacaba que estaba previsto que el CSD lo publicase "en breves" para las categorías nacionales.

Esto arrojaba luz sobre la vuelta al trabajo del conjunto granate después de muchos meses de parón. Sin embargo, ahora, tras la ruptura de las negociaciones entre el CSD, las federaciones y las comunidades autónomas, el club que preside Lupe Murillo vuelve a tener más dudas que certezas. "Seguimos a la espera", declaró este miércoles la presidenta, que aseguró que "al final somos esa categoría que está en el limbo. Primera y Segunda es profesional y de Tercera para abajo pertenece a las territoriales, pero nosotros estamos en ese punto medio y, cuando parece que las cosas están empezando a funcionar, se paran".

Los principales motivos de la decisión del Consejo Superior de Deportes que preside Irene Lozano fueron la falta de consenso sobre la práctica de pruebas de detención de la Covid-19 y sobre los términos en los que debe producirse el retorno del público a las competiciones.

"Nosotros habíamos pedido a la Xunta la ampliación del aforo ya que con los 1.000 que establecía la propuesta de protocolo tendríamos que dejar a socios fuera y que me digan ellos cómo hago la selección de quien entra y quien no", apuntaba Murillo que añadió que "Lete Lasa había entendido la situación y había dicho que esperaba una flexibilización de esa norma y, de repente, to parado de nuevo".

Este paso hacia atrás, a poco más de un mes del comienzo de la liga, hace que el conjunto granate haya tenido que frenar la campaña de socios ya que "tenemos que espera a ver que pasa en la nueva reunión".

El propio Lete Lasa aseguró que las medidas propuestas por el CSD "abocan á desaparición da maioría de clubs non profesionais". Esta desaparición de la que habla está vinculada con el enorme gasto que supondría la realización de los test, antes de cada partido, y la falta de ingresos por público. Lupe Murillo concuerda con el secretario xeral, asegurando que "los test son carísimos y suponen un incremento muy grande del presupuesto. Muchos no resistirían".

En ausencia de un marco común que regule el protocolo de actuación, será la Federación Española y las autonomías quienes deban acordar los términos de cada una de las pruebas. De esta manera el balón, que Luis Rubiales había dejado en el tejado del CSD el pasado mes de agosto, vuelve de rebote a la Federación, teniendo que iniciar así una nueva cuenta atrás

Más incertidumbre en el Pontevedra
Comentarios