viernes. 28.02.2020 |
El tiempo
viernes. 28.02.2020
El tiempo

A por el mejor cierre para un gran final año

Iria Saeta en el partido del Poio contra el Alicante. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Iria Saeta en el partido del Poio contra el Alicante. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Tras el empate de la jornada pasada, el Poio Pescamar recibe esta tarde al Zaragoza para disputar el último partido del 2019

El último partido del año del Poio Pescamar se juega esta tarde, a las 18.30 horas, en el Pabellón Municipal de Poio. Las rojillas reciben a un Zaragoza que viene de ganar su último partido en casa y que se sitúa octavo en la clasificación.

Las pupilas de Raúl Jiménez se presentan al encuentro con ansias de mejorar el empate de la jornada pasada contra el Roldán, un resultado que no fue acorde con la dinámica del encuentro, ya que según el técnico "fue uno de nuestros mejores partidos, simplemente nos faltó el acierto que provocó el empate".

Con 29 puntos y defendiendo la cuarta posición de la tabla, el conjunto conservero buscará cerrar el 2019 con una nueva victoria que las mantenga en los puestos del play-off y que permita a las jugadoras llegar al parón navideño con un buen sabor de boca y con la tranquilidad de defender uno de los primeros puestos de la clasificación.

Para el choque de esta tarde, Raúl Jiménez contará con toda la plantilla a su disposición, a excepción de Antía Pérez, que continúa en pleno proceso de recuperación tras su reciente operación de rodilla.

En lo que va de temporada, el Poio Pescamar ha conseguido convertirse en el tercer equipo más goleador de la liga, con sólo dos goles menos que el Burela. Además, ha conseguido ganar todos sus encuentros en casa menos dos, en los que cayó contra el Futsi y el Ourense por sólo un gol de diferencia.

El conjunto conservero buscará una nueva victoria que las mantenga en los puestos de play-off antes del parón navideño

Por su parte, el Zaragoza visita Poio con una racha de dos empates, seis derrotas y seis victorias, la última de ellas contra el Bilbo por dos goles a uno. Además, el equipo acumula la misma cantidad de tantos encajados que recibidos (34), acorde con su posición en la mitad de la tabla.

El conjunto aragonés acumula una veintena de puntos que lo mantienen en una situación de incertidumbre. Su ventaja con respecto al noveno y al décimo es de solo un punto y su diferencia con respecto al sexto y al séptimo es de dos.

Por eso mismo, el resultado de este partido podría ser determinante para que el Zaragoza incline su balanza hacia abajo o hacia arriba de cara a la entrada del nuevo año.

Con este panorama, y con objetivos muy distintos, ambos equipos lucharán por conseguir los últimos tres puntos del 2019 en un pabellón que en un principio domina el conjunto local.

El Poio Pescamar con un claro objetivo, mantener la cuarta plaza, promete ofrecer un nuevo espectáculo a todos sus aficionados, manteniendo la misma línea de juego de las anteriores jornadas y tratando de mejorar el acierto en portería que les pasó factura la semana pasada. Sólo queda darlo todo en el último choque del año.

A por el mejor cierre para un gran final año
Comentarios