viernes. 22.01.2021 |
El tiempo
viernes. 22.01.2021
El tiempo

El Pontevedra CF, entre la Meseta y el Cantábrico

Una imagen del último Pontevedra-Langreo. DAVID FREIRE
Una imagen del último Pontevedra-Langreo. DAVID FREIRE
Todo apunta a que el PCF será encuadrado con asturianos y castellanos y leoneses

La Real Federación Española de Fútbol ya trabaja en la composición de los grupos de la próxima temporada. Una vez se han resuelto todas las eliminatorias de ascenso (con la promoción automática de los cuatro equipos que no pudieron jugar por positivos de coronavirus), el ente federativo busca cerrar la temporada 2019-2020, a la espera de que se resuelvan los casos del Deportivo, el Numancia y el Fuenlabrada. Pero mientras todos estos procesos avanzan, el ente federativo planea el escenario de la próxima campaña en Segunda B, bien sea con 100 o con 102 equipos.

Tal y como anunció el organismo presidido por Luis Rubiales, la intención es comenzar las competiciones "tan pronto como sea posible", aunque este inicio está supeditado a la evolución de la pandemia y a la publicación de un protocolo auspiciado por el Consejo Superior de Deportes y las autoridades sanitarias.

Antes se deben empezar a definir tanto el calendario como el formato de la competición y la composición de los grupos. Con el primero de estos elementos todavía pendiente, la RFEF trabaja al menos en concretar el reparto de los equipos. En este sentido, todo apunta a que el Pontevedra quedará encuadrado en el Grupo II, junto al resto de equipos gallegos, a los asturianos y a los castellanos y leoneses. Así se lo confirmó a los clubes nacionales el presidente de la Federación Galega de Fútbol, Rafael Louzán, durante la reunión telemática mantenida el pasado martes por la noche.

Louzán trabaja para que Galicia no se divida y compita contra Castilla y León

De este modo, el Grupo II estaría compuesto por: Deportivo, Coruxo, Pontevedra, Racing de Ferrol, Celta B, Compostela, Langreo, Oviedo B, Sporting B, Marino, Lealtad, Covadonga, Numancia, Cultural Leonesa, Valladolid B, Burgos, Guijuelo, Salamanca, Unionistas y Zamora.

Sin embargo, esta primera división no será trascendente de inicio. Y es que para comenzar la primera ronda de la liga, cada grupo se dividirá en dos subgrupos. En ningún caso esta subdivisión se hará por criterio cremallera, como se planteó en un primer momento, ya que el objetivo es acortar distancias en cuanto a viajes y, por tanto, ahorrar costes.

Dos grupos de 12 y posibilidad de tres ascensos: así es la Tercera en la que trabaja la FGF

Con el mecanismo de draft ya descartado, surgen ahora dos posibilidades de reparto de los 20 equipos del Grupo II para los subgrupos 2.1 y 2.2. Una de ellas, por la que lucha la Federación Galega de Fútbol, pasa por mantener unidos a los seis conjuntos de la autonomía. En el caso de que así sea, quien deberá sufrir una partición es Castilla y León, que cuenta con ocho representantes en la categoría de bronce. Quienes más opciones de entrar en este subgrupo serían Cultural Leonesa, Zamora, Salamanca, Unionistas y Guijuelo (uno se tendría que quedar fuera).

Sin embargo, a día de hoy, la opción de dividir Galicia es la que está más cerca de concretarse oficialmente en los próximos días. De este modo, los equipos de Vigo (Celta B y Coruxo) se unirían a los ocho castellanos y leoneses. Mientras, el Pontevedra se encuadraría con los tres clubes de A Coruña (Dépor, Compos y Racing) y los seis asturianos (Covadonga, Oviedo B, Sporting B, Langreo, Marino y Lealtad) en una primera ronda clave, ya que los tres primeros de cada subgrupo de diez se clasifican para la Segunda B Pro.

El Pontevedra CF, entre la Meseta y el Cantábrico
Comentarios