Los mini gladiadores toman Arcade

La primera edición de la Gladiator Race Kids de Soutomaior se celebró con éxito en una tarde en la que los más pequeños de la casa demostraron su fuerza, agilidad e ingenio superando diferentes obstáculos
Los más pequeños disfrutaron de los diversos obstáculos que se fueron encontrando por el recorrido. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Los más pequeños disfrutaron de los diversos obstáculos que se fueron encontrando por el recorrido. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Una jornada repleta de diversión, compañerismo, competición y deporte. Eso es lo que vivieron los más pequeños de la casa el sábado en Soutomaior. Y es que el peirao de Arcade se convirtió en una auténtica pista de obstáculos en la que niños y niñas desde los 3 hasta los 11 años disfrutaron de una competición en la que además del deporte, reinó la diversión.

Quedó así inaugurada una prueba deportiva para los más pequeños que se llevó a cabo por primera vez en el concello de Soutomaior y que sin duda fue una primera edición de éxito. En dos tandas divididas por edades, los más pequeños de la casa tuvieron que hacer frente a diferentes obstáculos. El primero de ellos era un gladiador que, nada más salir de la línea de salida, trataba de impedir el paso de los valientes deportistas haciéndoles luchar contra él para superarlo. Una vez conseguido superar esa primera piedra en el camino los pequeños deportistas comenzaban a enfrentarse a otro tipo de complicaciones y tuvieron que reptar por el suelo evitando una telaraña de cuerdas, otra de redes, pasando por el interior de grandes tubos, teniendo tramos para correr e incluso saltando diversos obstáculos para tratar de alcanzar la meta.

Pero la diversión no estuvo solo para los pequeños gladiadores, ya que también se contagió a sus acompañantes. Y es que cada niño tenía que estar acompañado de un adulto que pudo disfrutar de primera mano de como los niños y niñas participantes tiraban de ingenio y ganas para superar cada nueva prueba que se iban encontrando.

Los pequeños desde los 3 hasta los 5 años tuvieron que finalizar un recorrido de 500 metros, mientras que desde los 6 hasta los 11 lo hicieron de casi 1 kilómetro (900 metros). Todo un reto en el que los gladiadores pudieron demostrar sus habilidades para cruzar la línea de meta.

Pese a no tratarse de una prueba competitiva, si no ser lúdica, no hubo campeones ni perdedores, solamente participantes que buscaban diversión y familiarizarse con un deporte completo y diferente en el que pasar una jornada de compañerismo con sus contrincantes.

Las salidas se hicieron en tandas separadas por cinco minutos de diferencia y 15 participantes en cada una, alargando así la jornada e impidiendo que se produjesen incidentes a lo largo del recorrido. No faltaron los disfraces, desde aquellos que fueron fieles al estilo gladiador de la prueba, hasta otros que se atrevieron con trajes de superhéroes, una variedad de atuendos que hicieron todavía más divertida la tarde en Soutomaior.

Al finalizar la competición todos los participantes recibieron la correspondiente medalla que los acreditaba como gladiadores kids por haber finalizar toda la carrera de obstáculos, demostrando su gran poderío. El alcalde de Soutomaior, Manuel Lourenzo, les esperaba en la línea de meta para hacer entrega de estos obsequios y poder felicitar a los deportistas.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios