Mirón conquista el mundo

La pontevedresa Andrea Mirón capitaneó a España hasta la victoria en la primera edición del Mundialito de Fútbol Playa Femenino disputado en Gran Canaria
Las dos gallegas, Andrea Mirón y Sara Tui, posan con el trofeo. DP
photo_camera Las dos gallegas, Andrea Mirón y Sara Tui, posan con el trofeo. DP

El fútbol playa femenino pontevedrés vivió en Gran Canaria una de sus mayores fiestas de los últimos tiempos. España logró alzarse con el título de la primera edición del Mundialito de Fútbol Playa Femenino tras imponerse por 4-3 a Inglaterra y Andrea Mirón estuvo allí para capitanear al equipo. La pontevedresa de 31 años no fue la única gallega presente, ya que Sara Tui (Sara González) contribuyó a conseguir el título. Además, la sección masculina secundó a la femenina y también levantó la copa contra Portugal, la vigente campeona.

Para Mirón y Tui todo comenzó en la tarde del 21 de julio. La selección femenina, dirigida por Christian Méndez (que también entrena a la masculina), comenzaba su andadura en el campeonato contra la República Checa. Parecía un rival idóneo para comenzar y las chicas lograron una victoria holgada por cinco goles a cero.

Ya el sábado 23, Mirón y sus compañeras disputaron un primer partido contra Ucrania, que se convertiría en la segunda victoria del combinado en Gran Canaria tras finiquitarlo con solvencia por cinco goles a uno.

Momentos después llegaría el momento clave de la cita. España encadenaba dos victorias seguidas, pero se enfrentaba a una selección que venía de hacer lo mismo, Inglaterra. Pero la presión no pudo con las futbolistas en un primer momento y lograron adelantarse en el marcador hasta conseguir un 4-1 a favor. Pero un bajón de fuerzas o la sensación de sentirse superiores pasó factura a las de Méndez e Inglaterra les endosó dos goles hasta ponerse con un solo tanto abajo.

Sin embargo, las españolas sacaron fuerzas de flaqueza y resistieron la ofensiva final de las británicas. El marcador no se movió y Andrea Mirón y sus compañeras pudieron celebrar que ya eran campeonas de la primera edición del citado torneo.

En el caso de los chicos, el camino fue algo más sufrido. Comenzaron el jueves con una victoria contundente ante Estados Unidos por seis goles a dos.

Y, a pesar de aquella gran victoria, las cosas se empezaron a torcer en la jornada del sábado. Mientras la selección femenina derrotaba a Ucrania, la sección masculina se enfrentaba a Japón y recibía un duro golpe tras perder por 2-8.

De este modo, dejaba de depender de sí misma. Necesitaban que Estados Unidos ganase a Japón y que ellos consiguiesen doblegar a Portugal, vigente campeona del torneo. Las cábalas eran de tal magnitud que la gesta parecía improbable. Sin embargo, Japón cayó derrotada. En su partido contra Portugal, España comenzó con un 4-1 optimista. Pero los portugueses empataron y fueron los goles de Chiky Ardil y Cassano en los últimos instantes los que les permitieron secundar al equipo femenino.

Ambos combinados se mostraron llenos de júbilo. El evento es otro paso adelante para la instauración del fútbol playa femenino en el panorama internacional, como ya declaró Mirón antes de la cita: "Paso a paso seguimos rompiendo barreras".

Comentarios