Misma ruta con un peaje más caro para el Pontevedra

El Pontevedra volvió a dejar ver sus flaquezas defensivas ante el Deportivo Aragón al recibir dos goles que elevan a 12 los encajados a balón parado desde febrero ►  El filial buscó jugar de 'tú a tú' y aprovechó mejor sus acciones de peligro
Eneko Zabaleta se lleva el balón ante la presión del Deportivo Aragón. ADG MEDIA
photo_camera Eneko Zabaleta se lleva el balón ante la presión del Deportivo Aragón. ADG MEDIA

Los partidos de un play-off de ascenso se deciden en detalles, como bien incidió Yago Iglesias en las últimas semanas de competición. Y así ocurrió en La Romareda. Los mismos detalles de siempre, la ruta habitual del Pontevedra CF en los últimos meses, supuso una derrota cuyo peaje es más caro que el ya pagado en la liga regular. Las acciones a balón parado -y la gran mayoría de ellas en el tramo final de los partidos- fueron la clave para alejar al conjunto granate del ascenso directo, que finalmente se llevó el Ourense CF.

Ahora, sumidos en la fase de promoción a Primera Federación, a los pupilos de Yago Iglesias les toca remontar en Pasarón para saldar cuentas con sus propios errores. Porque más allá de la perseverancia que demostró el filial blanquillo ante los miles de aficionados que acudieron a La Romareda, la lectura del duelo deja la escasa agresividad y la 'psicosis' del balón parado como los principales motivos por los que el Pontevedra regresó a orillas del Lérez con un resultado en contra (2-1).

Emilio Larraz buscó sorprender en los primeros instantes del partido. Pese a las numerosas bajas con las que llegaba el Deportivo Aragón -bien por lesiones o porque muchos de sus jugadores acudieron con el primer equipo a Oviedo-, el técnico constituyó un once inicial lo suficientemente competitivo como para buscar el 'tú a tú' ante el Pontevedra.

El filial maño saltó al césped de La Romareda sin nada que perder y con mucho que disfrutar en un escenario de semejante talla. Y no le salió del todo mal el intento. Los primeros acercamientos de peligro corrieron a cuenta de los locales, más 'enchufados' con un planteamiento distinto al esperado. Porque la realidad es que el Deportivo Aragón asumía la eliminatoria con una identidad muy marcada de equipo que concede el balón y que aprovecha sobre todo su velocidad e individualidades.

Pero los blanquillos decidieron ir con todo y le disputaron el protagonismo a un Pontevedra que en los primeros minutos no encajó, pero tampoco llevó la batuta del juego como le gustaría. Los de Larraz provocaron un juego incómodo para los granates, que cuando consiguieron controlar el ritmo en posesiones largas, no acertaron a ser lo suficientemente peligrosos.

El gol granate, una genialidad de Dalisson

Tanto es así que el gol que abrió el marcador -y el único del Pontevedra- corrió a cuenta de una genialidad de Dalisson y no una acción trenzada entre varios jugadores lerezanos. Nada más lejos de la realidad, la ventaja en el luminoso daba confianza y margen a los de Iglesias para 'matar' el duelo. Pero se confiaron y dejaron al Deportivo Aragón demasiado vivo.

Larraz fue el primero en mover ficha en el banquillo: primero en el 61 y después en el 70, introdujo piernas frescas y le dio resultado. La entrada de Fabio Conte fue la que desequilibró el duelo. Primero su gol y después el de Vaquero pusieron la sentencia al Pontevedra una vez más con los mismos errores. El filial supo aprovechar mejor sus acciones de peligro, sin perdonar en las dos más claras.

Las flaquezas a balón parado supusieron no solo el empate sino la derrota en La Romareda. En la primera acción, el cuadro pontevedrés no supo defender un córner en el que Pau Sans logró peinar primero el balón y después Conte empujarlo a la red sin mayor dificultad. La segunda diana llegó de falta directa. Y con estos dos se elevan ya a 12 los goles encajados a balón parado en los últimos 12 partidos que ha disputado el Pontevedra.

Desde el 25 de febrero, día en que se midió al Zamora en Pasarón, el cuadro granate ha recibido gol en contra en acciones a balón parado en todos los partidos en los que su rival ha conseguido anotarle. Es decir, los únicos duelos en los que el Pontevedra logró mantener su portería a cero -ante Avilés Industrial, Covadonga y Racing Villalbés- fueron también los únicos en los que el balón parado no le supuso un castigo a sus intereses.

La mejoría en este aspecto del juego resultará clave para que el Pontevedra salve sus opciones de ascenso en Pasarón. Los de Yago Iglesias deben dejar atrás esa 'psicosis' defensiva a balón parado y priorizar la portería a cero ante el Deportivo Aragón, puesto que un gol valdría el empate en el global de la eliminatoria e incluso aunque no alcance la victoria, el cuadro granate pasaría de ronda.

Pólvora mojada en ataque

 Aunque la faceta defensiva es la que más determinante está resultando, el Pontevedra también acusa su pólvora mojada en ataque. Tras el gol de Dalisson en La Romareda, el conjunto lerezano dispuso de ocasiones para 'matar' el partido, más de las que dispuso el Deportivo Aragón, sobre todo por la banda de Chiqui, pero no las finalizó.

A los de Iglesias les faltó agresividad, en propias palabras del capitán Álex González, para sentenciar un duelo que dejaron ir. Tendrán que hacer valer su hambre en un Pasarón en el que este año anotaron la friolera de 42 dianas a favor.

Comentarios